Marruecos envía un hospital militar a Líbano para tratar a los heridos de la explosión de Beirut

La dotación está compuesta por 100 personas, entre ellas 14 médicos de diversas especialidades, enfermeros y personal de apoyo
La masiva explosión sacudió Beirut el martes, aplastando gran parte del puerto de la ciudad, dañando los edificios de toda la capital y enviando una gigantesca nube en forma de hongo al cielo

AP/HUSSEIN MALLA  -   La masiva explosión sacudió Beirut el martes, aplastando gran parte del puerto de la ciudad, dañando los edificios de toda la capital y enviando una gigantesca nube en forma de hongo al cielo

El rey Mohamed VI de Marruecos ordenó hoy el envío de un hospital militar de campaña al Líbano, entre otras ayudas médicas, para tratar a los heridos en la explosión que el pasado día 4 destruyó el puerto de Beirut y a consecuencia de la cual murieron al menos 137 personas y 5.000 resultaron heridas. 

La agencia oficial marroquí MAP precisó que la dotación del hospital la componen 100 personas, entre ellas 14 médicos de diversas especialidades (reanimadores, cirujanos, traumatólogos, oftalmólogos, neurocirujanos, pediatras y farmacéuticos), enfermeros especializados y personal de apoyo. 

El hospital albergará quirófanos, unidades de hospitalización, unidades de radiología y esterilización, un laboratorio y una farmacia. 

La ayuda marroquí también incluye medicamentos de primeros auxilios, productos alimenticios (comida enlatada, legumbres, leche en polvo, aceite y azúcar), y tiendas de campaña y mantas para el alojamiento de las personas afectadas. 

La fuente subrayó que como parte de esta operación solidaria, ya han despegado hoy cuatro aviones del aeropuerto Mohammed V de Casablanca y otros dos de la base militar de Kenitra, al norte de Rabat, rumbo a Beirut. 

Sin embargo, la embajada del Líbano en Rabat precisó en un comunicado que la ayuda marroquí incluye 295 toneladas de alimentos, 26 toneladas de equipos médicos y medicamentos, de ellas seis toneladas de equipos y medicinas para luchar contra la Covid-19. 

La explosión del pasado martes, ocurrida tras un incendio que se sospecha está vinculado con una segunda detonación por motivos aún no determinados, generó la deflagración de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, según el Gobierno libanés. 

La detonación generó una enorme onda expansiva que afectó a miles de viviendas y edificios destruyendo cristales y muros, lo que causó las víctimas y ha dejado sin hogar a unas 250.000 personas.