PUBLICIDAD

Marruecos

Marruecos instala la mayor red de carga de vehículos en África

FASTVOLT proporcionará 50 kilovatios entre Tánger y la ciudad de Agadir
Coche eléctrico

REUTERS/JEAN BIZIMANA  -   Coche eléctrico

Afrimobility es una de las principales empresas del sector del transporte en África y, bajo la marca llamada FASTVOLT, va a instalar en Marruecos la mayor línea de red de estaciones de carga rápida para coches eléctricos. La firma ha informado, mediante un comunicado, que se está desarrollando el proyecto y que conllevará a múltiples estaciones entre Tánger y Agadir. Las personas que circulen de una manera más ecológica tendrán gasolineras suficientes para recargar en casi 700 kilómetros entre las dos regiones. Los coches que necesiten electricidad podrán cargar en dichas gasolineras a una velocidad de 50 kilovatios. Mowali Hafid El Amrani, directos general de Afrimobility, dijo en un comunicado a la prensa que eligen “ser los primeros en invertir en esta rama para crear una dinámica integral u alentar a todos los actores del sistema a seguir nuestro rastro y establecer una amplia red de estaciones de carga en todo el territorio nacional”. 

También, El Amrani aseguró que “Afrimobility será el primer actor marroquí en establecer una densa red de estaciones de carga exprés en Marruecos”. Desde principios de los años 2000, Marruecos ha invertido en conseguir su puesto en el mundo del automóvil y bajo la supervisión de los distintos Gobiernos y el rey Mohamed VI han conseguido un gran impulso económico en el sector de los vehículos que han logrado hacerles un hueco entre las grandes potencias mundiales. Además, sobre todo durante los últimos años, el país alauí ha puesto el punto de mira en conseguir llegar a ser un país “verde”, por lo que se ha impulsado el uso de coches eléctricos. 

“Nos complace contribuir al desarrollo de la carga infraestructura en nuestro país y, a través de ella, contribuir a preparar de la mejor manera la transición energética, y a generalizar el uso de autos eléctricos más amigables con el medio ambiente”, afirmó el director de Afrimobility. 

La apuesta por un uso más ecológico y la preocupación por el tema han sido aprovechas por FASTVOLT. Esta introducirá una serie de ventajas para los usuarios de los coches eléctricos que varían entre ofrecer una carga más rápida para los vehículos en 30 minutos y dotará a los coches del 80% de su batería cargada. Aparte de poder estacionar en la red marroquí, se podrán usar todas las estaciones eléctricas que se encuentran a lo largo del continente africano. Las principales estaciones del Magreb se encontrarán en el norte y el sur de las carreteras y, por último, se podrá usar una aplicación móvil especializada que permitirá a los conductores buscar las gasolineras más cercanas a su ubicación.  

Coches en Marruecos

Por lo tanto, FASTVOLT permitirá a los conductores unas mejoras nunca vistas en el Reino y que los usuarios de vehículos eléctricos era lo que más demandaban, ya que antes no se podía encontrar las estaciones en cualquier lado y el tiempo de espera para cargar era mucho más largo del que promete la empresa para el futuro. Afrimobility por su parte, se encargará de la instalación, administración y mantenimiento de las estaciones y pondrán especial atención en bridar un servicio postventa y de la capacitación a los usuarios. 

El grupo automovilístico también ha informado de un proyecto, desarrollado en conjunto con el Instituto de Investigación en Energía Solar y Nuevas Energías (IRESEN) para crear la primera máquina de carga rápida, que va a estar hecha oficialmente en Marruecos, y que permitirá a los conductores cargar su coche a una velocidad ente 60 kilovatios y 100. Según ha informado la empresa, se espera que se produzca y comercialice durante el año 2022. 

Marruecos está apuntado a ser uno de los países más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente y el cambio climático. Desde hace años, el Reino ha puesto su punto de mira en el ecologismo y no ha parado de hacer proyectos “ecos” desde entonces. Uno de sus principales retos es lograr un uso de energías renovables de un 52% para el próximo 2030, y qué en 2050, el país utilice un 100% de esas energías para sostener la nación, apostando por un futuro mejor para los ciudadanos del Magreb.