PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos planea una reforma cultural a través del teatro y el cine

El Ministerio de Juventud, Cultura y Comunicación anuncia una reforma de las infraestructuras teatrales y cinematográficas para aumentar la oferta cultural del Reino
PHOTO/Zaha Hadid Architects - El Gran Teatro de Rabat está situado a orillas del río Bu Regreg en Marruecos

PHOTO/Zaha Hadid Architects  -   El Gran Teatro de Rabat está situado a orillas del río Bu Regreg en Marruecos

La cultura es uno de los proyectos que planea mover el Gobierno marroquí y se ha presentado como una característica de este nuevo Ejecutivo. Desde su llegada en septiembre del año pasado, la cultura se ha reforzado y ha sido usada para expandir la imagen del Reino tanto dentro de sus fronteras como fuera de ellas. Entre sus nuevas ideas, la directiva del país pretender modernizar los edificios destinados a las representaciones teatrales y las salas de cine. 

Mohamed Mehdi Bensaid, ministro de Juventud, Cultura y Comunicación, ha sido el encargado de anunciar la nueva visión que tiene su Ministerio en la Cámara de Representantes de la nación. Allí, el ministro respondió a una serie de preguntas afirmando la creación de nuevos centros dedicados a este sector cultural, además de otros edificios para que los jóvenes disfruten de la cultura que puede proporcionar el Reino. En este mismo momento, Marruecos cuenta con 900 infraestructuras dedicadas a la cultura esparcidas por todo el territorio.

“Esta visión puede hacer que las producciones teatrales y cinematográficas sean más accesibles para las poblaciones locales que no tienen la posibilidad y los medios de asistir a las representaciones y proyecciones, además de la oportunidad de despertar vocaciones y descubrir nuevos talentos entre los jóvenes”, dijo el ministro tras su comparecencia en la Cámara del país.

PHOTO/Zaha Hadid Architects
PHOTO/Zaha Hadid Architects

Bensaid también añadió que el Ministerio que dirige, junto al Ejecutivo del Reino, no van a escatimar en gastos ya que piensan que este campo es una buena inversión y que además fomenta la cultura dentro del país. Con ello también se quiere reabrir sales de cine que se encuentran cerradas o rehabilitarlas para su apertura.  

Estas nuevas mejoras en las salas de espectáculos y de proyección crearán un aumento tanto en la oferta cultural, como en el número de infraestructuras ya que no existen muchos espacios dentro del país desde donde se pueda disfrutar de la cultura. Sobre todo, estas nuevas construcciones se quieren hacer en las zonas más rurales y alejadas, ya que los medios para poder acceder allí al entretenimiento son escasos en comparación con las grandes urbes que cuentan con la mayoría de estos edificios dedicados a fomentar la cultura.  

Por otro lado, se está trabajando en la promoción de la industria cinematográfica a través de proyectos como edificar 150 cines en todo el Reino. Se resalta a su vez la oportunidad que se le está ofreciendo a artistas, directores y productores para beneficiarse de todos los recursos que ofrece la industria del cine del país. 

Los bienes culturales de Marruecos son uno de los atractivos que más interesan a los turistas de que visitan la nación, como a inversores y accionistas. Grandes obras y películas de renombre internacional como Gladiator (2006) e incluso algunas de las series de televisión más conocidas del mundo como Juego de Tronos (2011) han sido grabadas en los parajes y escenarios del país. El reino alauí ofrece escenarios reales que los directores y productoras de cine aprovechan y explotan al máximo.

Esta foto de archivo tomada el 22 de enero de 2014 muestra el exterior del teatro Cervantes en la ciudad portuaria marroquí de Tánger. PHOTO/AFP
PHOTO/AFP - Esta foto de archivo tomada el 22 de enero de 2014 muestra el exterior del teatro Cervantes en la ciudad portuaria marroquí de Tánger.

Incluso cuenta con uno de los estudios de grabación más importantes a nivel mundial, como el CLLA Studios y Atlas Studio Corporation de Ourzazate. Dentro de este se encuentra escenarios de películas famosas que han recreado lugares como la ciudad de Jerusalén en la Edad Media o la ciudad de La Meca, entre otros. Dentro de sus paredes, puedes encontrar los decorados de películas como el Reino de los Cielos, Ben-Hur, Astérix misión Cleopatra, etc.  

El territorio cuenta hasta con un propio festival que premia a las personalidades y actores que promueven los films en todo el mundo, como el Festival Internacional de Cine de Marrakech, creado en 2011 por el Rey Mohamed VI. Por otra parte, el cine marroquí tiene una larga historia y es uno de los países pioneros en la grabación de películas. La primera película de etiqueta marroquí es Le chevrie Marocai -El cabrero marroquí- del famoso director Luis Lumière en el año 1897.  

Los planes culturales no son escasos y el Reino es una tierra de cultura y de historia, por lo que el Gobierno quiere aprovechar todos sus recursos culturales al máximo, además de ofrecer material de calidad y promover la cultura, sobre todo, entre los más jóvenes de su población.