PUBLICIDAD

Marruecos

Marruecos reitera su desvinculación del Caso Pegasus

El Reino ha anunciado que tomará acciones legales contras las “noticias falsas”
atalayarNasser Bourita

 -   Nasser Bourita

Rabat ha vuelto a defenderse de las acusaciones sobre el uso del programa israelí Pegasus. Marruecos había sido acusado previamente por la prensa francesa de usar el software para espiar al presidente galo Emmanuel Macron. “El Reino de Marruecos no ha adquirido nunca ni ha utilizado el llamado programa PEGASUS. Las noticas difundidas últimamente sobre esta materia son falsas y maliciosas”, declara el país árabe a través de un comunicado del bufete Ernesto Díaz-Bastien y Abogados. “Quienes han venido afirmando o afirmen lo contrario habrán de responder por ello ante los Tribuales de Justicia”, añade.

Asimismo, Rabat asegura que iniciará acciones legales ante los Tribuales españoles por la publicación y difusión de “noticias falsas, maliciosas e injuriosas contra el Reino sobre supuesto espionajes ilícitos a ciudadanos españoles”. El Reino alauita ya ha iniciado procedimientos judiciales en Francia y en Alemania. “Marruecos optó por confiar en la justicia, tanto interna como internacional, según el ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, en relación con la persistente campaña mediática que evoca a una pretendida infiltración de los teléfonos de varias personalidades públicas nacionales y extranjeras a través de un programa informático llamado Pegasus”, informó el despacho de abogados. El ministro Bourita había advertido recientemente en una entrevista con la revista Jeune Afrique que cualquier persona o institución que acuse a su país deberá “presentar la prueba o asumir su denuncia calumniosa ante la justicia”.

atalayar_mohammed vi

Rabat ya ha tomado acciones legales en Francia contra Amnistía Internacional, Forbidden Stories, Le Monde, Mediapart y Radio France por declarar que Marruecos utilizó el software israelí para espiar a líderes extranjeros y otras figuras como activistas, periodistas o políticos. En el caso de las acusaciones por parte de Amnistía Internacional y Forbidden Stories, Bourita ha señalado que “se basan en pura especulación”. Asimismo, aseguró que las “falsas acusaciones” de Forbidden Stories son conocidas por “su principal hostilidad hacia Marruecos”.

En Alemania, el Reino ha iniciado trámites judiciales contra el periódico Süddeustsche Zeitung GmbH por “alegaciones falsas en el marco de un reportaje sobre la presunta utilización del programa espía Pegasus por el Reino de Marruecos”.

atalayar_nso pegasus

Sin embargo, no es la primera vez que Rabat se defiende de las acusaciones de espionaje. En julio, cuando el escándalo se situó en el foco mediático internacional, el Gobierno marroquí aseguró que nunca había adquirido programas informáticos para infiltrarse. “Marruecos es un Estado de derecho que garantiza el secreto de las comunicaciones personales por la fuerza de la Constitución”, subrayó el Ejecutivo entonces. También denunció ser “objetivo de ataques odiosos que revelan la voluntad de ciertos círculos mediático y ONGs”.

atalayar_shalev hulio nso
PHOTO/REUTERS - Fotografía de archivo Shalev Hulio, cofundador del Grupo NSO

Pegasus es un avanzado sistema desarrollado por la compañía tecnológica israelí NSO Group encabezada por Shalev Hulio, que vende el software a agencias militares, de inteligencia y seguridad en 40 países de todo el mundo. Aunque el objetivo inicial de este programa fuese perseguir a criminales y terroristas, una filtración de datos analizada por varios medios de comunicación internacionales como The Guardian o The Washington Post reveló que Pegasus espiaba a cientos de figuras relevantes. Datos de hasta 180 periodistas de medios como Associated Press, Le Monde, Reuters o CNN aparecían vinculados al programa. Posteriormente, se desveló que Pegasus también espiaba a activistas, empresarios, miembros de familias reales y dirigentes mundiales