PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos sigue soñando en el Mundial de Qatar

La selección marroquí se impuso a España en la tanda de penaltis de los octavos de final y en la siguiente ronda ya espera Portugal
marruecos-españa-mundial-qatar

PHOTO/AFP  -   Partido del Mundial de Qatar entre Marruecos y España

Continúa el sueño de Marruecos en el Mundial de fútbol de Qatar 2022. El equipo marroquí dirigido por Walid Regragui venció a España en la tanda de penaltis de los octavos de final tras un partido duro y rocoso en el que ninguna selección destacó sobre la otra, pero en el que finalmente la escuadra norteafricana supo resistir y llegar a los lanzamientos desde el punto de penalti en los que el equipo español naufragó totalmente al no lograr perforar la portería defendida por el portero Yassine Bounou, que se erigió en el gran héroe. 

Las gradas del estadio qatarí Ciudad de la Educación de Rayán estaban plagadas de aficionados marroquíes que deseaban ver ganar a los Leones del Atlas, pero que contaban seguramente con sufrir ante la selección española, que, a pesar de no estar en su mejor momento, siempre tiene armas para poder hacer daño. 

Marruecos representaba en la cita mundialista no solo al propio país, también representaba en este partido al fútbol árabe ante el dominio europeo y sudamericano en el Mundial de Qatar y eso le daba un aire épico al partido correspondiente ya rondas eliminatorias. En las gradas se podían apreciar las imágenes de tensión y expectación, sobre todo en el sector marroquí, con aficionados enfervorecidos y que en muchas ocasiones se aferraban a la fe para que la selección marroquí lograse la clasificación.

Precisamente, lo que más se vio en el encuentro entre marroquíes y españoles fue épica y pocas concesiones al fútbol vistoso. El partido fue duro y bastante cerrado, con pocas ocasiones. España llevaba más la iniciativa ante Marruecos, que buscaba más la velocidad y la verticalidad con Hakim Ziyech, Sofiane Boufal y Youseff En-Nesyri arriba y con la potencia por la banda derecha de Achraf Hakimi, seguramente, los hombres más destacados del equipo. El seleccionador Walid Regragui tenía las ideas claras y formó un equipo sólido que prácticamente no ofrecía huecos en su defensa. En la primera parte pocas ocasiones de gol para reseñar, salvo un disparo potente de Noussair Mazraoui que detuvo el portero español Unai Simón y un cabezazo de Nayef Aguerd que se fue por poco; y, por parte española, una ocasión muy clara con doble remate de Gavi y Ferrán Torres que resolvió Yassine Bounou, pero que estaba invalidada por fuera de juego previo. 

Así se llegó al descanso; en la segunda mitad, más de lo mismo, quizás Marruecos se refugió más en la defensa y España tuvo más dominio del balón, pero sin hacer daño. Luis Enrique sacó a Morata y Carlos Soler para que España fuese más incisiva en ataque, pero no había manera de hacerle una ocasión clara a Marruecos, que exhibía una gran solidez defensiva. Con el paso de los minutos empezaron a aparecer los síntomas de cansancio y las lesiones musculares y Regragui tuvo que realizar varios cambios para mantener al equipo marroquí fresco. En este tramo del partido los centrales titulares Aguerd y Romain Saiss tuvieron serios problemas físicos, incluso el primero tuvo que ser sustituido ante la dura exigencia del partido. 

España no creó peligro con su delantera titular formada por Dani Olmo, Marco Asensio y Ferrán Torres y tampoco pudo generar ocasiones claras con Álvaro Morata, Carlos Soler y Nico Williams en la segunda mitad, aunque este último mostró una verticalidad y unos desmarques que sí hicieron algo de daño a la fuerte defensa marroquí. 

La prórroga esperaba a los dos combinados nacionales y en la misma llegó la gran ocasión del partido, que fue para Marruecos en el minuto 104. Una gran jugada colectiva de Marruecos acabó con un perfecto pase entre líneas para Walid Cheddira que casi en área pequeña no pudo batir a Unai Simón, que salvó un gol prácticamente hecho. 

El encuentro no daba para mucho más y se llegó a la tanda de penaltis. Para esta, Luis Enrique había introducido en el campo acabando el partido a Pablo Sarabia, consumado experto en el lanzamiento desde el punto de penalti, pero, precisamente, este falló el primer penalti de España lanzándolo al palo. Carlos Soler y Sergio Busquets tampoco acertaron y Bounou detuvo sus lanzamientos convirtiéndose en el héroe absoluto de los Leones del Atlas y de los pasionales aficionados que veían cómo Marruecos lograba un auténtico hito al clasificarse por primera vez en la historia para los cuartos de final de un Mundial. Cabe destacar que por Marruecos sí anotaron sus lanzamientos de penalti Sabiri, Ziyech y Achraf. 

marruecos-españa-mundial-qatar
PHOTO/AFP – Partido del Mundial de Qatar entre Marruecos y España

En la siguiente fase espera el próximo sábado día 10 la Portugal de Cristiano Ronaldo, que superó totalmente a Suiza, a la que ganó 6-1 en un partido en el que los portugueses se mostraron muy superiores y en el que el delantero y gran estrella fue suplente de una selección en la que brillan otros nombres propios como Bernardo Silva, Bruno Fernandes o Joao Félix.