PUBLICIDAD

Marruecos

Marruecos vuelve a abrir el debate sobre la procedencia del cuscús

El ministro de Cultura Mehdi Bensaid tiene la intención de hablar con instituciones internacionales para dotar a este plato de “marca marroquí”
Cuscús

PHOTO/PIXABAY  -   Cuscús

El cuscús es uno de los platos más importantes de la cocina árabe, y sobre todo en la zona del Magreb, que es donde más se utiliza. La importancia gastronómica que tiene en la zona, lo ha elevado a la internacionalidad, por lo que ahora es fácil encontrarlo en cualquier otro supermercado del mundo. Tanta es su relevancia que, en 2020, gracias a un documento de ingreso elaborado conjuntamente por Marruecos, Argelia, Mauritania y Túnez, este plato se declaró patrimonio inmaterial de la UNESCO. Pero ahora el país alauí ha vuelto a abrir el debate sobre el origen de este tipo de comida y quiere reclamarlo como un producto marroquí.

Mehdi Bensaid, ministro de Cultura del Reino, ha realizado una serie de declaraciones al diario marroquí 2M en las que afirma que su objetivo es poner la etiqueta marroquí en este ancestral plato. “La idea es crear una ‘etiqueta de Marruecos’ para poner fin al debate sobre si el cuscús es marroquí o tunecino”, señaló el ministro. Lo cierto es que, aunque los cuatros países hicieron una solicitud conjunta a la UNESCO, cada uno de ellos siempre se ha apropiado de este alimento. En 2016 Argelia ya anunció la intención de presentar la candidatura para recibir este patrimonio argumentando que la cuna de esta comida era propia del país, ya que se habían encontrado ciertos restos de granos de sémola de 4.200 años de antigüedad en la región de Cabilia. Y este hecho produjo que Marruecos levantará la voz e hiciera los trámites para presentarse por su parte.

Pero las autoridades de la UNESCO consiguieron calmar la tensión entre las naciones y al final acabaron elaborando el documento conjunto. En Marruecos hay un dicho que dice que “el cuscús reúne” ya que es un plató que se comparte y no se come a solas. Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, resaltó que “es un fuerte signo de reconocimiento cultural y también es un verdadero éxito diplomático, en un tema tan importante y tan simbólico para los pueblos de toda esta región, y mucho más allá. Este consenso demuestra que el patrimonio cultural puede ser tanto personal como excepcional, y trascender las fronteras”.

Cuscús
PHOTO/PIXABAY – Cuscús

Ahora Bensaid quiere volver a abrir la herida y quiere hablar con las instituciones internacionales, incluida la UNESCO, para que el Reino disfrute de este reconocimiento solo de forma personal. Asimismo, esta misión del ministro no es muy aceptada por las instituciones y considera que “esto es populismo”.  En unas declaraciones al diario Middle East Eye, que fue una de las fuentes que participó en la preparación del expediente de Marruecos, Bensaid habló de que “la dirección que se supone que debe preparar su archivo de etiquetas, es la misma que había preparado entre 2018 y 2019 el archivo marroquí para la solicitud conjunta con Argelia, Túnez y Mauritania”. Con esto, el ministro pretende reavivar otra vez la guerra sobre el origen del cuscús.

Y, aunque esta disputa siga abierta y no se sepa con exactitud de cuál de esos países procede este tipo de gastronomía, lo que realmente se conoce es que la procedencia de este plato es bereber. Su origen parece remontarse a este antiguo pueblo que en la antigüedad habitó la zona del norte de África. El cuscús, en sí, es un plató que consiste en ser sémola de trigo, que se prepara habitualmente con aceite de oliva y que se cocina en vapor. Después, se sirve para acompañar a diferentes comidas, ya sea verdura o carne, en forma de guarnición. Aunque está es la forma más común de servirlo, en las distintas regiones donde se cocinan tienen sus propias versiones como la marroquí de Cuscús a las Siete Verduras. Además, es un plato tan habitual en la cultura gastronómica, que se sirve tanto en una comida normal como en grandes celebraciones y que dependiendo de la zona se come con cuchara o con la mano.