PUBLICIDAD

Iberdrola

Mauritania controla la inmigración irregular

Las patrullas conjuntas de la Policía española y mauritana trabajan eficazmente y cooperan adecuadamente para controlar el flujo de inmigrantes irregulares
Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed

 -   Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed

La colaboración del Gobierno mauritano y sus fuerzas de seguridad con las autoridades españolas para controlar la inmigración irregular está funcionando bien. En los últimos meses, el número de embarcaciones que llegan a las islas Canarias desde puntos de la extensa costa mauritana se ha reducido a menos del 5%. 

Las patrullas conjuntas formadas por miembros de la Guardia Civil española y de la Gendarmería mauritana están funcionando bien en el marco de un claro compromiso de colaboración, que se reflejó en la firma de un memorando de entendimiento en otros ámbitos como la cooperación cultural, educativa y científica durante la visita a España del presidente mauritano, Mohamed Grazwani, y su esposa, Mariem Mohamed Fadel Dah, el pasado mes de marzo.

En los últimos años, Mauritania se ha convertido en uno de los socios prioritarios de España fuera de la Unión Europea en cuestiones estratégicas de seguridad y estabilidad, migración y cooperación comercial, así como por sus caladeros, que son de los más importantes para los buques españoles fuera de la UE. Durante tres décadas, la cooperación española ha mantenido programas dedicados a mejorar la salud, la seguridad alimentaria, la gobernanza y la lucha contra la violencia de género. 

En la sede del Ministerio del Interior y de la Descentralización de Mauritania, en Nuakchot, nos recibe el secretario general Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed.

¿Cómo se desarrolla la colaboración entre Mauritania y España en el control de los flujos migratorios?

Mauritania está haciendo grandes esfuerzos para combatir la inmigración transfronteriza y el extremismo violento, también en cooperación con España. Como saben, Mauritania es una zona de intercambio entre el Magreb, Europa y África occidental. Es una zona de tránsito y de flujos migratorios, por lo que el país está haciendo muchos esfuerzos para contrarrestar la inmigración ilegal, con gran éxito. 

¿Está trabajando con una estrategia de colaboración?

Esto forma parte de la estrategia global de Mauritania. Es la estrategia global de seguridad. Garantiza el control de la seguridad interior y exterior del país. Actualmente, como administración del Ministerio del Interior responsable de la seguridad del territorio mauritano, tenemos una estrategia que combina la presencia de la Administración y el refuerzo del aparato militar y de seguridad, su equipamiento, su profesionalización y su capacidad de proyección.

El Gobierno mauritano se caracteriza por su acción social.

Tenemos una dimensión de desarrollo para proporcionar servicios sociales a los habitantes del territorio. Esta estrategia ha sido reconocida como una buena práctica en cuanto al enfoque de la seguridad. Contamos con la colaboración de España, la Unión Europea y agencias como Frontex. Sólo podemos alegrarnos de las buenas relaciones que mantenemos con España. 

Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed

¿Cuáles son los resultados de la cooperación española en Mauritania?

Existe una buena relación entre la sociedad civil española y las comunidades de Mauritania. Cooperamos en la formación, por ejemplo, en el ámbito de la pesca. Fue España quien financió un hospital en Nuadibú. La cooperación tiene muchas facetas. 

¿Y en el ámbito de su Ministerio?

También tenemos muchos proyectos de cooperación entre las fuerzas de seguridad civil españolas y mauritanas. Existe un acuerdo de colaboración entre las dos estructuras, y el jefe de la seguridad civil mauritana va a visitar España próximamente. En otras palabras, la cooperación se da en todos los ámbitos, dependiendo de la voluntad política de los dirigentes.

Más cerca de las islas Canarias...

Hay una particularidad en nuestras relaciones, que es nuestra proximidad a las islas Canarias. Los intercambios con las islas Canarias son más intensos. Es la región española más cercana a Mauritania. Existe una relación mutua entre las poblaciones. Esto no hace sino reforzar la relación entre ambos países. Las relaciones suelen ser directas y amistosas. 

Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed

¿Es Mauritania un país seguro? 

Seguimos con gran interés todo lo que ocurre en la región. La seguridad es una cuestión internacional. Existe una interdependencia con la seguridad de los países de la misma zona. La seguridad del mundo está vinculada. Así que, en lo que respecta a la seguridad de nuestra región, tenemos un marco de cooperación, el G5 Sahel, que tiene su sede aquí en Mauritania. Nuestro país está haciendo todo lo posible en esta cooperación subregional en materia de seguridad y también tenemos sinergias con Europa.  En el G5 también contamos con la ayuda de los países europeos. Son nuestros socios. Incluso hay una fuerza europea desplegada. En otras palabras, hay que reforzar esta organización. Hay algo más que un aspecto de seguridad que nos permite tener buenas relaciones.

¿Mauritania tiene buenas relaciones con todo el mundo?

Por supuesto, no intervenimos en los asuntos internos de otros países, pero observamos todo lo que ocurre en la región. Creemos que con un marco como el G5 y el hecho de que Mauritania tenga muy buenas relaciones con todos los países del G5, es un instrumento favorable para superar la amenaza a la seguridad. Mauritania hará todo lo posible por mantener esta asociación en la región, tanto con Europa como con las Naciones Unidas.

¿Funciona bien el G5?

El G5 es un instrumento para todo el Sahel con un enfoque de seguridad y desarrollo. Está conectado. Creemos que la estrategia mauritana, que ha dado buenos resultados, debe continuar. En este contexto, existe una relación especial entre España y Mauritania y un interés por reforzar la relación con el G5 en general. Es el mismo espacio del Sahel, del Sáhara, de África y del Mediterráneo. 

Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed

¿Hasta qué punto es necesaria la cooperación?

La visión que tenemos es que, para la seguridad de Mauritania, el esfuerzo esencial debe ser realizado por la propia Mauritania y los países del Sahel. Esto no excluye a nuestros socios, pero confiamos primero en nuestros propios medios. Los socios y aliados son generalmente bienvenidos. Como he dicho, tenemos un instrumento que es el G5, que es un instrumento que ya está funcionando muy bien. Agradecemos a los socios que nos han ayudado en el pasado y que siguen ayudando a la región. 
Las relaciones internacionales se basan en el respeto a uno mismo y el compromiso con el otro. Los factores de proximidad regional, cultural e histórica hacen que los vínculos adopten muchas formas. La región está abierta al mundo. La idea es basarse en los esfuerzos nacionales y luego en las asociaciones. Pero la seguridad de la zona es principalmente responsabilidad de cada país.  

¿Tiene Mauritania su propia política y proceso de decisión?

Yo diría que la prioridad de Mauritania es antes que nada Mauritania. Lo primero y más importante. Es cierto que el mundo se ha convertido en una pequeña aldea global. Globalización, etc. Cada vez que ocurre algo en algún lugar, todo el mundo lo sabe y tiene una repercusión general en la escena. 

En Mauritania tenemos buenas relaciones con todo el mundo, y tenemos autonomía de decisión. Nuestra decisión es soberana. Somos un país con instituciones legítimas elegidas por el pueblo mauritano y que deciden por el pueblo mauritano. Respetamos a nuestros vecinos y socios. Es cierto, pero los intereses de Mauritania son nuestra prioridad. Respetamos a otros países y no nos inmiscuimos en los asuntos de otros países. Esta es la directriz de nuestra gestión de las relaciones internacionales. 

¿Está Mauritania muy bien conectada?

Sí, tenemos la suerte, además de nuestra ubicación estratégica, de pertenecer a muchas organizaciones. Estamos en la Liga Árabe, en la Unión Africana, en el Consejo de Cooperación Islámica, en las Naciones Unidas, etc. Estamos en muchas organizaciones. Esto nos proporciona una plataforma global de intercambio. 

¿Puede Mauritania dar servicio a todos los refugiados que llegan al país o es una fuente de inestabilidad?

Creo que es una cuestión importante: Mauritania no es un país de origen de la inmigración ilegal. Es un país de tránsito. Hemos hecho muchos esfuerzos para acoger a los extranjeros. En la zona fronteriza con Mali tenemos un campo de refugiados con 74.000 personas. Sin contar los que pasan por Nuadibú para ir a Europa. 

Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed

¿Una buena gestión de la inmigración requiere mucho esfuerzo?

El país ha hecho muchos esfuerzos para acoger a los refugiados y asentarlos durante un largo periodo de tiempo, lo que requiere muchas infraestructuras. También hemos preparado leyes para proteger a los refugiados. Creo que este esfuerzo de Mauritania debe ser bienvenido. Por supuesto, cuando hay muchos refugiados, el riesgo de inmigración ilegal también aumenta. Creo que tenemos una estrategia clara a este respecto. Se trata de controlar este fenómeno. 

¿De qué recursos dispone para hacerlo?

Tenemos puestos fronterizos, con puestos biométricos que registran a los refugiados en el momento de la entrada. Las personas con estatus de refugiado se dirigen a los campamentos, lo que está en consonancia con el derecho internacional. Estar registrado permite rastrear sus movimientos y ayuda a prevenir la inmigración ilegal. Así que tenemos que reforzar la asociación que ya existe, porque el flujo de refugiados también ha aumentado recientemente.

Por otro lado, queremos un enfoque global de la acogida de los refugiados. Este desarrollo sigue a los campos, pero también a la región. Esto puede proporcionar agua, electricidad y otras infraestructuras. Crea serenidad en la zona.

¿Mauritania es un país hospitalario?

Cuando Mauritania acoge a los refugiados, los acoge con hospitalidad. Pero también será necesario trabajar en la estrategia de inclusión. Hay que reforzar los controles fronterizos para el registro biométrico. Todo lo que hacemos forma parte de esta estrategia global. La idea es crear actividades generadoras de ingresos en los campamentos que permitan a los refugiados establecerse y permanecer allí en lugar de ir a otro lugar a buscar trabajo. Porque la inmigración es fundamentalmente económica. 

Podemos invitar a los turistas españoles a Mauritania, que es un país fantástico, con muy buenas playas, pescado y gastronomía.

Por supuesto que sí. Apelo a nuestros amigos españoles porque están conectados con nosotros por los vuelos de Binter desde las islas Canarias. Les pido que vengan a visitar Mauritania. Tenemos un enorme potencial turístico. 750 km de costa. Con el Banc d'Arguin, un espacio natural protegido. Tenemos el desierto, que también es muy turístico. Tenemos ciudades culturales y pluriseculares. Oasis, zona agrícola a orillas del río Senegal. Una zona agrícola donde hay ganadería y mucha producción en este sector. Una zona minera, y en general tenemos sitios turísticos. Algunos están clasificados como patrimonio de la UNESCO, otros están en proceso de clasificación. 

Mohamed Mahfoudh Ould Brahim Ahmed

¿Podemos destacar algunos en particular?

En todas las wilayas hay cosas que ver. Tenemos varias culturas y lenguas que descubrir. Nuestro Ministerio y nuestra oficina nacional de turismo se encargan de ello. Participan en grandes ferias internacionales de turismo, como en España o Portugal, o incluso en Dubái. Disponemos de plataformas para organizar vuelos chárteres entre Europa y determinadas ciudades del país.  Tenemos el tren más largo del mundo. También tenemos un aire muy limpio, casi no tenemos contaminación. Y también hay seguridad. Por ello, hago un llamamiento a los responsables españoles para que vengan a Mauritania y establezcan vínculos y asociaciones para realizar operaciones conjuntas. 

Los mauritanos también viajan a España.

Muchos mauritanos van de vacaciones a España. En particular, van a las islas Canarias. Todos estos intercambios deberían aumentar. Mauritania ha conseguido hacer frente a la pandemia y hemos reforzado nuestras campañas de vacunación, que han dado excelentes resultados. Por el momento, no hay más restricciones y el uso de máscaras no es obligatorio. 

¿Hay algún evento próximo que pueda atraer a los turistas españoles a Mauritania?

Tenemos una tradición de acogida y hospitalidad. Ahora tenemos el Festival de Ciudades Antiguas. Es una oportunidad para tener una gran afluencia de turistas. También promovemos la artesanía mauritana, que es de muy buena calidad. Esto permite a los visitantes descubrir el arte mauritano. El país está preparado para facilitar la llegada de turistas españoles.