PUBLICIDAD

Iberdrola

MedaWeek: sostenibilidad, cooperación y tecnología serán las claves del turismo en la región mediterránea

El sector turístico ha experimentado un crecimiento espectacular en los últimos 70 años; sus inconvenientes, si se gestionan mal, no deben distraernos de las grandes oportunidades que ofrece si se gestiona bien
MedaWeek-Barcelona-2022

PHOTO/MEDAWEEK  -   Ahmed El Wakil, presidente de ASCAME

La 16ª edición de MedaWeek en Barcelona se centra en la cooperación de los 14 países de la región mediterránea para lograr, tanto a corto como largo plazo, un turismo sostenible que se centre en la prosperidad económica y turística de la zona. MedaWeek ya se ha consolidado como una de las conferencias más importantes del Mediterráneo, es dinámica y favorece el progreso y desarrollo económico de la región. La zona franca intenta convertir las incertidumbres en oportunidades. 

Para ello las principales personalidades que asistieron al “opening” del evento firmaron un documento que esperan que sea la hoja de desarrollo y la ruta para seguir por parte de todas las Cámaras de Comercio en Asia, África y Europa en los próximos años, donde se indica los principales problemas que hay que resolver y los métodos y soluciones para poder solventarlos. 

“La cooperación es más necesaria que nunca debido a la crisis que podría ser evitable. La región no es solo una oportunidad para las empresas europeas, sino que es una necesidad de tener una política mediterránea más inclusiva. El futuro de Europa se juega en el sur, el destino de Unión Europea y África está vinculado con el Mediterráneo, es el espacio de unión de más de 180 millones de habitantes, hay que reforzar la inclusión en la economía mundial para transformarla”, afirmó Ahmed El Wakil, presidente de ASCAME,  entidad que cumple su 40º aniversario y que, además, tienen un rol importante con los miembros de más de 125 millones de empresas y 300 cámaras de comercio en 200 ciudades de 43 países puesto que están en tres continentes: África, Asia y Europa. 

MedaWeek-Barcelona-3
PHOTO/MEDAWEEK -  Ahmed El Wakil, presidente de ASCAME, firmando los acuerdos para la innovación del turismo en la región del Mediterráneo

Los textos fueron firmados por Nasser Kamel, secretario general de la Unión para el Mediterráneo (UFM), Joan Romero, director ejecutivo de ACCIÓ, Pau Solanilla, comisionado de la promoción económica del Ayuntamiento de Barcelona, Senen Florensa, presidente de IEMED, Mònica Roca, presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, y el propio Ahmed El Wakil, como presidente de ASCAME. 

Los acuerdos firmados fueron la creación del tribunal arbitral y mediación mediterránea, en Barcelona, cuya función será impulsar las inversiones entre el Mediterráneo y el resto del mundo. También se concretó la creación del Air Fórum para mejorar el turismo en la zona mediterránea, con el fin de impulsar una marca única para la zona, y un centro de estudios para la economía azul, que es uno de los ejes para el futuro de la región. 

Las cámaras de comercio históricamente han contribuido con los Estados para apoyar al sector privado, tienen la ventaja de hablar con las autoridades, quienes son actores claves para promover la cooperación y las inversiones, y transformarse en instituciones que fomentan y ayudan a lograr la paz mundial. La regionalización y globalización son objetivos que deben protegerse. Deben crearse mecanismos que puedan evaluar y ayudar a la gente, en concreto a las pymes. Las cámaras de comercio deberían estar en la tesitura de ayudar y unir las sinergias. 

Queremos una región rentable. Puntos de vista para mejorar las nuevas relaciones en lo climático y económico. El momento es ahora. Hay que ser rápidos en dar respuestas a la humanidad, la innovación es una gran oportunidad para ser mejores y disruptivos. La innovación y las relaciones abiertas de norte al sur, es la manera de mejorar la ciudad de Barcelona, Cataluña apuesta por el Mediterráneo, es una zona comercial, es el lado correcto para mejorar.

MedaWeek-Barcelona-4
PHOTO/MEDAWEEK - Joze Tomas, Presidente del Foro de Cámaras de Comercio del Mar Adriático y Jónico, Mohamed Ismael, Agregado de Turismo, Autoridad de Turismo de Egipto en el Reino Unido, Jonathan Gómez-Punzón, Director del Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, Rosana Murillo, Directora del Sector Turístico, Islas Baleares, Alaa Ezz, Secretario General de la Federación de Cámaras de Comercio de Egipto.
 

El Mediterráneo es la zona turística líder en el mundo con casi 400 millones de turistas: representa el 32% de todas las llegadas internacionales y el 30% de los ingresos globales. Representa el 13% de las exportaciones, el 23% del sector servicios y emplea a más de 20 millones de personas. La región cuenta con el 20% de la capacidad mundial de alojamiento hotelero. Tiene 10.000 destinos, unos 100.000 hoteles y un millón de restaurantes. Sin embargo, a pesar de estas cifras, el turismo sigue siendo heterogéneo y fragmentado entre las dos orillas del Mediterráneo. 

Para acelerar la recuperación es necesario impulsar medidas de estímulo e incentivar económicamente la inversión turística y la operación y preparación para el futuro: apoyar la retención de empleo, rescatar a las pymes e impulsar las startups del sector y proteger a los colectivos más vulnerables; revisar los impuestos y cargos que afectan el transporte y el turismo; garantizar la protección y la confianza del consumidor; impulsar eventos y congresos; promover nuevos puestos de trabajo y la adquisición de competencias, especialmente competencias digitales; incluir el turismo en los mecanismos de emergencia económica nacionales y regionales para restaurar la confianza y estimular la demanda; crear mecanismos y estrategias de gestión de crisis. En conclusión, priorizar el turismo en los programas de recuperación y ayuda al desarrollo. 

El 9º Foro de Turismo del Mediterráneo es la cita ineludible para aquellos que buscan desarrollar productos turísticos tras la COVID-19, crear una marca mediterránea y hacer crecer el sector en términos sostenibles, especialmente cuando se trata de las islas del Mediterráneo. 

MedaWeek-Barcelona-5
PHOTO/MEDAWEEK - Eva Ballarín, directora del Hospitality, Innovation Planet.

La creación de una marca única para todo el Mediterráneo es clave para impulsar sistemas y herramientas conjuntas de promoción y marketing para competir en el mercado global y ampliar la cuota del Mediterráneo en el mercado turístico con el fin de generar ingresos, crear empleo y reducir brechas. Otras regiones del mundo lo están haciendo, como el Caribe y África. Dado que la región del Mediterráneo es el destino turístico líder en el mundo, la creación de esta marca no había sido una necesidad hasta ahora, pero es factible e imprescindible en una región tan desigual. La respuesta más obvia es salir de esta gran crisis y poner en valor el turismo en el Mediterráneo. El intercambio de prácticas y la coordinación entre países de ambas orillas debe ser la prioridad. 

Puntos clave para la discusión: ¿Qué se puede hacer para aumentar la colaboración en la industria del turismo mediterráneo? ¿Qué retos existen para el futuro del sector turístico? ¿Qué impacto tiene la transformación digital y la innovación en el negocio tradicional? Y, ¿qué puede hacer el sector hotelero para impulsarlo? 

MedaWeek-Barcelona-2022-6
PHOTO/MEDAWEEK - Eva Ballarín directora del Hospitality, Innovation Planet y Roger A. Allen, director general de RLA global

Con la COVID-19, las islas han sufrido pérdidas de miles de millones de euros de actividad, tanto directas como indirectas. El mundo ha atravesado una fase dolorosa, pesada y costosa en su largo enfrentamiento al virus, y la batalla continúa. Por eso estamos ante una oportunidad de reactivar el sector y ofrecer un nuevo modelo turístico post COVID-19. El impacto de los cruceros y los buques en el ecosistema de las islas es un tema por cual se mostraron muy preocupados por la fragilidad de los ecosistemas que tienen las islas, el cual se debe cuidar porque es uno de los mayores atractivos que existen en la zona además de proteger y promover la dieta mediterránea, lo que supondría favorecer los intangibles de la cultura de la región. 

Los retos presentes y futuros, para el Mediterráneo en general y sus islas en particular, pasan por convertirse en un destino turístico sostenible e imponer una responsabilidad compartida basada en los tres pilares de la sostenibilidad: económico, ambiental y social. El turismo del futuro incorpora objetivos de desarrollo equilibrados y focalizados y exige un cambio de actitud en toda la cadena de valor en cuanto a destinos, empresas y turistas. 

Si pudiéramos resumir los objetivos, los métodos para alcanzarlos y los puntos en común que el MedaWeek quiere poner en marcha para favorecer el turismo de la zona serían: innovación y planificación.