PUBLICIDAD

Iberdrola

Mohamed bin Salman es designado primer ministro de Arabia Saudí

Tras el Decreto Real firmado por su padre, el rey Salman bin Abdulaziz al-Saud
mohamed-bin-salman-arabia-saudi

PHOTO/BANDAR ALGALOUD/Cortesía de la Corte Real de Arabia Saudí  -   El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz al-Saud, nombró a su hijo y príncipe heredero, Mohamed bin Salman bin Abdulaziz al-Saud, primer ministro dentro de la reforma gubernamental llevada a cabo en el reino saudí. 

El rey Salman seguirá presidiendo las reuniones del Gabinete a las que asista, aunque el poder de facto lo sigue ejerciendo su hijo ante la avanzada edad del monarca, 86 años, como han venido apuntando desde hace tiempo diversos analistas, que ven a Mohamed bin Salman, de 37 años, como el gobernador real de la nación saudí y más todavía al suceder a su padre en el puesto de primer ministro. El poder se concentra de esta forma totalmente en la figura del príncipe heredero, Mohamed bin Salman, que es el hombre fuerte del país actualmente. 

Por otro lado, como apunte también importante respecto a los cambios en el Gobierno saudí, el príncipe Khalid bin Salman asciende en el escalafón y pasa de ser viceministro a ministro de Defensa dentro de la reorganización del gabinete llevada a cabo por Decreto Real del monarca saudí. El nuevo ministro de Defensa se graduó de la Academia Aérea Rey Faisal en Riad y fue comisionado como segundo teniente en la Fuerza Aérea Real de Arabia Saudí. El príncipe recibió su entrenamiento inicial de piloto en la Base de la Fuerza Aérea Randolph en San Antonio, Texas, y también tuvo entrenamiento avanzado en la Base de la Fuerza Aérea Columbus en Mississippi, Estados Unidos. Además, realizó estudios sobre guerra electrónica avanzada en Francia y fue piloto de aviones F-15 y oficial de inteligencia táctica en la Fuerza Aérea Real de Arabia Saudí. Antes de que una lesión en la espalda terminara con su carrera como piloto, el príncipe Khaled voló en más de 50 misiones de combate como parte de la campaña de la coalición internacional contra Daesh en Siria y en el marco de las operaciones Decisive Storm y Renewal of Hope en Yemen, como apuntaba el medio Arab News. 

Otra cartera ministerial que sufre cambios es la de Educación. Así, Yousef bin Abdullah al-Bunyan, director ejecutivo de la empresa química saudí SABIC, se convierte en este caso en ministro de Educación.

mohamed-bin-salman-arabia-saudi
PHOTO/BANDAR ALGALOUD/CORTESÍA DE LA CORTE REAL SAUDÍ/HANDOUT VÍA REUTERS - El príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman

Los ministros que mantienen sus puestos son el ministro de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, el ministro de Asuntos Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhan, el ministro de Inversiones, Khalid bin Abdulaziz al-Falih, el ministro del Interior, el príncipe Abdulaziz bin Saud, y el ministro de Finanzas, Mohamed bin Abdullah al-Jadaan. También siguen ocupando sus cargos el príncipe Abdullah bin Bandar, que sigue como ministro de la Guardia Nacional, Walid al-Samaani, que permanece en su cargo de ministro de Justicia, y Abdullatif bin Abdulaziz al-Sheikh, que continúa como ministro de Asuntos Islámicos. El príncipe Badr bin Abdullah bin Farhan conserva su cargo de ministro de Cultura, y el príncipe Abdulaziz bin Turki al-Faisal mantiene su puesto como ministro de Deportes. Tawfiq bin Fawzan al-Rabiah también permanecerá en su cargo de ministro de Hajj y Umrah y Majid bin Abdullah al-Qasabi también permanecerá como ministro de Comercio. Por su parte, Bandar bin Ibrahim al-Khorayef continúa como ministro de Industria y Recursos Minerales, Ahmed al-Khateeb como ministro de Turismo, Faisal bin Fadhil Alibrahim como ministro de Economía y Planificación y Fahd bin Abdulrahman al-Jalajel como ministro de Salud, como detalló el medio Arab News. 

De esta reforma gubernamental se desprende que las carteras relacionadas con la economía y finanzas no van a atravesar cambios sustanciales manteniendo a los ministros principales de este ámbito en sus puestos. Esto tiene que ver con el buen funcionamiento económico de Arabia Saudí, algo que demuestran los últimos datos relacionados con las finanzas del Reino. Cabe destacar en este punto, por ejemplo, el hecho de que la agencia calificadora Standard & Poor’s ha apuntado que el Producto Interior Bruto saudí crecerá en 2022 con la tasa más alta de los últimos diez años. 

salman-bin-abdulaziz-al-saud-arabia-saudi
PHOTO/AGENCIA DE PRENSA SAUDÍ - El rey Salman bin Abdulaziz al-Saud de Arabia Saudí preside una reunión gubernamental por videoconferencia

El reino saudí prosigue también con su estrategia de diversificación de su economía para no depender exclusivamente de los hidrocarburos dentro del plan Visión 2030, por el que el Reino viene desarrollando en los últimos años diversos sectores como el turismo, las nuevas tecnologías, las energías renovables o incluso los deportes para no tener una excesiva dependencia del petróleo como fuente principal de ingresos. Algo que dará más estabilidad al país de cara al futuro. 

El plan del Gobierno saudí también prevé una mayor evolución social en la nación, con un mayor aperturismo y desarrollo de libertades. En este apartado se enmarcan acciones que se han ido llevando a cabo en los últimos años en el país, como poner fin a la prohibición de conducir para las mujeres, limitar el poder de la Policía religiosa, otorgar más libertad a la hora del uso del velo islámico y permitir la mezcla de hombres y mujeres en eventos públicos, todo ello bajo las directrices del poder encarnado por Mohamed bin Salman.