PUBLICIDAD

Marruecos

Mohamed VI resalta el apoyo internacional a la marroquinidad del Sáhara Occidental

Afirma que el Sáhara no es negociable y advierte de que no mantendrá relaciones comerciales con quienes no reconozcan el Sáhara como marroquí
Mohamed VI

PHOTO/MAP  -   El rey Mohamed VI

El rey de Marruecos, Mohamed VI, se dirigió a la nación en un solemne discurso conmemorativo del 46º aniversario de la Marcha Verde que significó el fin de la presencia oficial española en la zona del Sáhara Occidental y el inicio de una larga travesía de debates y posturas enfrentadas por el estatuto de la región, en torno a la cual se acepta mayoritariamente en el plano internacional el discurso de la nación alauí que defiende una amplia autonomía regional bajo soberanía marroquí dentro de los parámetros establecidos por la Organización de Naciones Unidas en relación con las conversaciones sobre el asunto. 

Mohamed VI destacó el apoyo mayoritario recibido a la iniciativa que defiende Marruecos sobre la región saharaui. “Esta orientación viene a consolidar, de manera irrevocable, el proceso político que se dirige hacia una solución definitiva, sobre la base de la iniciativa de autonomía, en el marco de la soberanía marroquí”, indicó. 

El monarca marroquí abrió el discurso destacando esta “gloriosa efeméride” que llega en un “contexto marcado por múltiples logros y retos”. Y es que la situación actual de Marruecos es de una gran labor institucional realizada para salir de la crisis en la que ha sumido a todo el mundo la pandemia del coronavirus. 

La nación norteafricana es una de las que está superando mejor esta etapa difícil marcada por la crisis sanitaria de la COVID-19, tanto en el plano económico como en el social, con una buena campaña de vacunación que ha protegido ya a la mayoría de la población, junto con un serio plan de medidas dirigidas a la ciudadanía para contener el patógeno. 

Mohamed VI habló de una “dinámica positiva” nacional justo cuando se celebra este 46º aniversario de la Marcha Verde. En una etapa actual en la que “la marroquinidad del Sáhara es, indiscutiblemente, una realidad inamovible en consideración de la historia y de la legalidad”, como señaló el rey alauí. 

Y es que la postura marroquí tiene un gran apoyo internacional, de naciones relevantes como Estados Unidos (tanto por parte del pasado Gobierno de Donald Trump como por parte del actual Ejecutivo de Joe Biden) o como Emiratos Árabes Unidos, que, junto con otros países, anunció la apertura de consulados en zonas clave como Dajla o El Aaiún. En cuanto a Estados Unidos, el rey marroquí señaló que los marroquíes están “orgullosos de la decisión soberana de los Estados Unidos de América, que ha reconocido la soberanía total de Marruecos sobre su Sáhara”. “He aquí un resultado natural del sostenido apoyo de las administraciones americanas anteriores y su constructivo papel en el arreglo de esta cuestión”, resaltó. 

Mohamed VI

Por otra parte, también destacó cómo hasta 24 países anunciaron la apertura de consulados nacionales. “La inauguración por más de 24 países de consulados en las ciudades de El Aaiún y Dajla no ha hecho sino confirmar el amplio apoyo que se ha granjeado la posición marroquí, sobre todo en nuestro entorno árabe y africano”.

Todo ello frente a una iniciativa de petición de referéndum de independencia saharaui que defiende el Frente Polisario y que tiene un escasos soportes en el plano internacional, entre los que se encuentra el de Argelia, gran enemigo político de Marruecos en el Magreb y que rompió relaciones con su vecino magrebí por las divergencias políticas que existen entre ambos, lo que significó incluso el cese de la actividad del Gasoducto Magreb Europa, que afectó al suministro de gas que abastece en parte a Marruecos, por cuyo territorio pasa esta infraestructura, y a España (aunque la nación española acordó con el país argelino el aprovisionamiento de gas a través de otro gasoducto argelino como el de Medgaz).

En este sentido, Mohamed VI habló en su discurso oficial de “un amplio reconocimiento internacional” a la propuesta de amplia autonomía para el Sáhara Occidental bajo soberanía marroquí. El monarca alauí se refirió a “evoluciones efectivas y sosegadas en estos últimos meses” en relación con la cuestión saharaui, refiriéndose así al apoyo internacional abrumador recibido.

El rey de Marruecos también hizo referencia al incidente de noviembre de 2020 en el que tuvo que intervenir el Ejército marroquí ante el bloqueo del paso del Guerguerat efectuado por el Frente Polisario. “No podemos sino encumbrar a nuestras Fuerzas Armadas Reales, que el 13 de noviembre de 2020 aseguraron la libre circulación de personas y mercancías en el paso de Guerguerat, entre Marruecos y Mauritania hermana”.

“Esta pacífica y decidida acción, puso fin a las provocaciones y agresiones, de cuya gravedad con respecto a la seguridad y estabilidad de la zona Marruecos había advertido con anterioridad a la comunidad internacional”, indicó Mohamed VI.

Un arco en la entrada de Dajla lleva una imagen del rey de Marruecos Mohamed VI, en el Sáhara Occidental
PHOTO/AP - Un arco en la entrada de Dajla lleva una imagen del rey de Marruecos Mohamed VI, en el Sáhara Occidental

El rey de Marruecos señaló también que “el Sáhara no puede ser objeto de negociación” y que “la marroquinidad del Sáhara jamás se planteó ni se planteará algún día sobre la mesa de las negociaciones”. “Sobre esta base, queremos reiterar el aferramiento de Marruecos al proceso político de las Naciones Unidas”, aseguró el monarca marroquí. 

Mohamed VI defendió totalmente la vía pacífica frente a otras posturas más beligerantes. “Reiteramos nuestro compromiso con la opción pacífica, el cese el fuego y la continuación de la coordinación y cooperación con la delegación de la MINURSO en el marco de sus estrictas atribuciones”, resaltó el rey de Marruecos. 

“En este sentido, renovamos al secretario general de Naciones Unidas, António Gutérres, y a su enviado personal, nuestro apoyo total a los esfuerzos que está desplegando para relanzar el proceso político, en el más breve plazo posible”, afirmó Mohamed VI.

El rey alauí también quiso destacar el gran progreso que están disfrutando las zonas del entorno del Sáhara marroquí justo en esta positiva etapa para Marruecos. “Las evoluciones positivas que conoce la cuestión del Sáhara vienen a consolidar también el continuo desarrollo que viven nuestras Provincias del Sur. En efecto, estas provincias son el escenario de un impulso general de desarrollo, ya sea en términos de infraestructuras o de proyectos económicos y sociales”, destacó el monarca de Marruecos. 

Puesto fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, situado en el Sáhara Occidental, el 24 de noviembre de 2020
AFP/FADEL SENNA - Puesto fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, situado en el Sáhara Occidental, el 24 de noviembre de 2020

A continuación, discurso íntegro de Mohamed VI con motivo del 46º aniversario de la Marcha Verde, difundido por la agencia de noticias MAP:

“Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros,

Querido pueblo, 

Con todo orgullo celebramos en el día de hoy el cuadragésimo sexto aniversario de la Marcha Verde. 

La conmemoración de esta gloriosa efeméride tiene lugar en un contexto marcado por múltiples logros y retos.

En efecto, nuestra causa nacional conoce una imparable dinámica positiva.

La marroquinidad del Sáhara es, indiscutiblemente, una realidad inamovible en consideración de la historia y de la legalidad, así como por una inquebrantable voluntad de sus hijos, y por un amplio reconocimiento internacional.

Querido pueblo,

En lo que concierne a la defensa de nuestro Sáhara, hemos podido registrar, con la ayuda de Dios, evoluciones efectivas y sosegadas en estos últimos meses.

En este contexto, no podemos sino encumbrar a nuestras Fuerzas Armadas Reales, que el 13 de noviembre de 2020, han asegurado la libre circulación de personas y mercancías en el paso de Guerguerat, entre Marruecos y Mauritania hermana.

Esta pacífica y decidida acción, puso fin a las provocaciones y agresiones, de cuya gravedad con respecto a la seguridad y estabilidad de la zona, Marruecos había advertido con anterioridad a la comunidad internacional.

Con el mismo espíritu positivo, expresamos nuestra consideración al cada vez más creciente apoyo efectivo a la justicia de nuestra causa.

Por otra parte, estamos orgullosos de la decisión soberana de los Estados Unidos de América, que ha reconocido la soberanía total de Marruecos sobre su Sáhara.

He aquí un resultado natural del sostenido apoyo de las administraciones americanas anteriores y su constructivo papel en el arreglo de esta cuestión.

Esta orientación viene a consolidar, de manera irrevocable, el proceso político que se dirige hacia una solución definitiva, sobre la base de la iniciativa de autonomía, en el marco de la soberanía marroquí.

Por otra parte, la inauguración, por más de 24 países, de consulados en las ciudades de El Aaiún y Dajla, no ha hecho sino confirmar el amplio apoyo que se ha granjeado la posición marroquí, sobre todo en nuestro entorno árabe y africano.

He aquí la mejor respuesta, legal y diplomática, para los que pretenden que el reconocimiento de la marroquinidad del Sáhara no es explícito y concreto.

Ahora estamos en nuestro derecho de esperar de nuestros socios posturas más atrevidas y claras con relación a la cuestión de la integridad territorial del Reino.

Se trata de posturas que contribuirán a la consolidación del proceso político, así como al apoyo de los esfuerzos desplegados por alcanzar una solución definitiva e implementable.

Querido pueblo,

Para Marruecos, el Sáhara no puede ser objeto de negociación. Además, la marroquinidad del Sáhara jamás se planteó ni se planteará algún día sobre la mesa de las negociaciones.

Nosotros negociamos para alcanzar una solución pacífica a este artificial diferendo regional.

Sobre esta base, queremos reiterar el aferramiento de Marruecos al proceso político de las Naciones Unidas.

Del mismo modo, reiteramos nuestro compromiso para con la opción pacífica, el cese el fuego y la continuación de la coordinación y cooperación con la delegación de la MINURSO en el marco de sus estrictas atribuciones.

En este sentido, renovamos a Su Excelencia el Sr. secretario general de Naciones Unidas, D. António Gutérres y a su enviado personal, nuestro apoyo total a los esfuerzos que está desplegando para relanzar el proceso político, en el más breve plazo posible.

En este sentido, insistimos en el estricto respeto de las referencias corroboradas por las decisiones del Consejo de Seguridad, desde 2007, y que han quedado materializadas en los encuentros celebrados en Ginebra, bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

Querido pueblo,

Las evoluciones positivas que conoce la cuestión del Sáhara vienen a consolidar también el continuo desarrollo que viven nuestras Provincias del Sur.

En efecto, estas provincias son el escenario de un impulso general de desarrollo, ya sea en términos de infraestructuras o de proyectos económicos y sociales. 

Merced a tales proyectos, las distintas regiones del Sáhara se han convertido en un espacio abierto para el desarrollo y las inversiones, tanto nacionales como extranjeras.

Gracias a Dios, contamos con unos socios internacionales leales, que, junto con el sector privado nacional, llevan a cabo sus inversiones dentro de la claridad y transparencia, redundando en beneficio de los habitantes de la región.

En este contexto, queremos expresar nuestra consideración a los países y agrupamientos con los que Marruecos tiene establecidos acuerdos y asociaciones, y para los cuales nuestras Provincias del Sur son parte indivisible de nuestro territorio nacional.

Asimismo, queremos decir a aquellos que sostienen posturas indefinidas o dobles, que Marruecos no dará con ellos ningún paso económico o comercial que no abarque el Sáhara marroquí.

Por otro lado, los consejos electos de las regiones y provincias del Sáhara, emanados de unas elecciones democráticas, totalmente libres y responsables, son el verdadero representante legal de los habitantes de la región.  Esperamos que los mismos constituyan una locomotora para la puesta en práctica de la regionalización avanzada, inaugurando horizontes para el desarrollo y la verdadera participación política. 

Querido pueblo, 

La cuestión del Sáhara representa la esencia de la unidad nacional del Reino, además de ser la causa de todos los marroquíes.

Por ello, todos y cada cual, desde su posición, están llamados a permanecer movilizados y vigilantes en defensa de la unidad nacional e integridad territorial, consolidando los logros políticos y de desarrollo que conocen nuestras Provincias del Sur.

He aquí la mayor prueba de lealtad al eterno juramento de la Marcha Verde y al espíritu de su artífice, Nuestro Venerado Padre, Su Majestad el Rey Hassan II, Dios tenga en Su Santa Gloria, así como a todos los virtuosos mártires de la Nación.

Queremos aprovechar esta oportunidad para expresar a nuestros cinco pueblos magrebíes nuestros sinceros deseos de alcanzar mayor desarrollo y prosperidad, en el seno de la unidad y la estabilidad.

Finalmente, queremos dirigir un elogioso saludo y de consideración a todos los componentes de las Fuerzas Armadas Reales, Gendarmería Real, Seguridad Nacional, Fuerzas Auxiliares, Administración Territorial y Protección Civil por su constante movilización, bajo nuestra dirección, en defensa de la unidad, seguridad y estabilidad nacionales.   

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh.