Muere el emir de Kuwait

El monarca kuwaití ha fallecido en Estados Unidos a los 91 años
El emir de Kuwait, Sabah al-Ahmad al-Sabah

FETHI BELAID/POOL PHOTO vía AP  -   El emir de Kuwait, Sabah al-Ahmad al-Sabah

El emir de Kuwait, Sabah al-Ahmad al-Sabah, ha fallecido este martes a los 91 años de edad en Estados Unidos, según ha confirmado la Casa Real kuwaití, que no ha ofrecido más detalles sobre su fallecimiento.

Sabah al-Ahmad al-Sabah había viajado a territorio norteamericano en julio para recibir tratamiento médico después de haberse sometido a una operación en el Reino, como indicó la propia Corte Real. Una intervención reciente de la que no se conocían más detalles. Aunque las autoridades kuwaitíes habían reseñado que el estado de salud del jefe de Estado había mostrado mejorías desde entonces. 

La Casa Real de Kuwait ha anunciado “con gran pesar” el fallecimiento de Al-Sabah. “Rezamos a Dios todopoderoso para que el fallecido se vea cubierto por su misericordia y viva en su amplitud”, ha manifestado la institución real del país del Golfo. 

El ministro de Asuntos de la Corte Real informó sobre el deceso a través de un comunicado leído en la televisión nacional, la cual había suspendido la emisión normal minutos antes para empezar a transmitir versos del Corán, señal de que algo de gran relevancia iba a ser anunciado, en este caso la muerte del monarca del país árabe. 

El emir de Kuwait, Sabah al-Ahmad al-Sabah
AFP/YASSER AL-ZAYYAT - El emir de Kuwait, Sabah al-Ahmad al-Sabah

Al Sabah (1929-2020) subió al trono en enero de 2006 trayendo cierta apertura a Kuwait y erigiéndose en mediador en varias crisis en el Golfo. Mientras, una ola de muestras de luto se ha extendido por el golfo Pérsico para mostrar las condolencias por la muerte del que era el máximo dirigente del país kuwaití. 

Aunque Kuwait posee una de las actividades parlamentarias más activas de Oriente Medio, el emir sigue aglutinando gran parte del poder en un país que es rico en petróleo gracias a los yacimientos petrolíferos descubiertos allí no hace muchos años. De hecho, el emir ostenta la capacidad de poder nombrar Gobierno. 

Al-Sabah, quien será sucedido en el trono por el príncipe heredero, su hermano Nawaf al-Ahmed al-Jaber al-Sabah, de 83 años, fue también primer ministro del anterior emir Jaber al-Ahmed al-Jaber al-Sabah, además de ministro de Exteriores entre 1963 y 1991 y entre 1992 y 2003.

El recientemente fallecido emir era conocido por su papel mediador y conciliador en Oriente Medio. De hecho, participó en contactos para solucionar el conflicto regional existente con Qatar, que sufre desde 2017 un embargo por parte de Arabia Saudí, Egipto, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos, naciones que acusan al Estado qatarí de apoyar el terrorismo transfronterizo. 

Incluso, como máximo dirigente kuwaití, encabezó el acercamiento con Irak, país que, bajo el régimen de Sadam Hussein, invadió Kuwait en 1990, hecho que provocó la Guerra del Golfo que terminó con la intervención de Estados Unidos. Precisamente, desde 2003, con la desaparición de Sadam Hussein, se normalizaron las relaciones entre iraquíes y kuwaitíes. Desde el gigante norteamericano se reconoció el papel de Sabah al-Ahmad al-Sabah por su apoyo a EEUU en el derrocamiento de Sadam Hussein y en la lucha contra el terrorismo yihadista.