PUBLICIDAD

Marruecos

Nabil Driouch: "La cooperación entre España y Marruecos en materia antiterrorista es un modelo en la cuenca mediterránea"

El escritor marroquí Nabil Driouch aporta en esta entrevista las claves de la nueva era diplomática que afrontan España y Marruecos
nabil-driouch-entrevista

PHOTO/ATALAYAR  -   Nabil Driouch

Nabil Driouch, escritor y especialista en las relaciones hispano-marroquíes y autor del libro ‘La vecindad cautelosa’, ha concedido una entrevista a Atalayar en la cual nos ha podido explicar cómo se presenta el nuevo panorama internacional en las relaciones hispano-marroquíes. Del mismo modo, ha presentado las claves que pueden enfatizar y nutrir la nueva era diplomática entre ambos Reinos. 

¿Cómo surge la idea de “La vecindad cautelosa”?

En Marruecos solamente hay dos o tres periodistas que se interesan por las relaciones con España y que escriben sobre España. Teniendo en cuenta la relación estratégica, histórica, humana y cultural que hay entre Marruecos y España, un país árabe musulmán que representa la civilización musulmana oriental y en la otra parte en la que empieza la civilización occidental, nos damos cuenta que ambos países contribuyen a la historia humana.

nabil-driouch

Nuestras relaciones son gigantes en lo que representan a nivel cultural y humano, somos el puente entre occidente y oriente. En este sentido, el mundo antiguo ya no existe, sólo existe el mundo moderno y como ciudadanos responsables he querido plantear qué podemos hacer para salir de este túnel de prejuicios moro/ cristianos que viene de nuestros bisabuelos ya que no es nuestro. 

Si los muertos todavía mandan son ellos los vivos y nosotros somos los muertos. No podemos repetir los mismos discursos que los periodistas del siglo XX. De ahí surge la idea, en el siglo XXI tenemos que ser pragmáticos y tenemos que olvidar los problemas ideológicos. 

En pleno siglo XXI quedan muchos clichés que despejar en las relaciones entre Marruecos y España, ¿hasta qué punto la ignorancia condiciona las relaciones?

Creo que la ignorancia es una palabra clave cuando hablamos de las relaciones hispano-marroquíes, el ser humano es enemigo de lo ignora, es nuestra naturaleza. Los clichés siempre han estado presentes en la percepción española de Marruecos, este país representaba durante muchos siglos el enemigo natural de España. La palabra “moro” aún tiene sentido en el imaginario colectivo español, se trata de una sola palabra que hace el resumen de varios siglos de conflictos y guerras, paz y convivencia, odio y amor, de ahí viene el título de mi libro porque, a mi parecer, todavía no hemos podido salir de este callejón histórico. El siglo XXI y la mundialización representan una ocasión de oro para enterrar las espadas imaginarias y tender puentes humanos, políticos, culturales y económicos.

Me gustaría añadir que aún se gestionan nuestras relaciones, en buena parte, por unas reglas establecidas por nuestros bisabuelos, si nuestros antepasados hacían su propia historia según un contexto histórico determinado, nosotros no construimos nuestro presente con nuestras propias reglas. Las reglas de los muertos se convertían en una doctrina, por eso digo siempre que los muertos aún tienen una palabra a decir en el presente. Creo que los bisabuelos aún no están enterrados por completo. Qué en paz descansen.

 nabil-driouch

Asimismo, hay que reconocer que una parte de la elite española desconoce Marruecos por completo, más aún algunos no quieren saber nada diferente de lo creen justo y correcto.  Por otro lado, la imagen de España en Marruecos es generalmente positiva, pero la imagen que tiene la élite marroquí sobre España queda ambigua y dominada por las posturas políticas de Madrid sobre el Sahara marroquí, cabe añadir otro problema que es la lengua, España parece una país lejano porque nuestra élite no maneja el castellano  y como consecuencia de ello notamos que hay un escaso interés por la vida política en España, eso viene principalmente de la ausencia de una presencia cultural española destacada aunque no podamos saltar los esfuerzos de varias instituciones como el instituto Cervantes en la vanguardia.

Ahora bien, si la geografía es una fatalidad y la historia ya está escrita por nuestros antepasados, nuestro verdadero reto en el siglo XXI  es cómo deshacernos de esa herencia negativa y establecer  unas relaciones de estado sólidas y fructíferas, no hay secreto en este sentido, es suficiente ver con la lupa otros ejemplos al nivel mundial como Francia y Alemania que podían encontrar un bálsamo a sus heridas abiertas de la segunda guerra mundial, quizás es nuestro destino como mediterráneos?.  No lo sé.

 nabil-driouch

Los Estados no tienen sentimientos ni pueden caer en el amor, los estados tienen intereses y cálculos geoestratégicos, el Estado es una entidad inteligente para podría pactar y llegar a acuerdos. Asimismo, el Estado inteligente es él que se adapte a los cambios en su espacio y busca sacar tajada de ello, por lo cual es de nuestro interés ahora de superar esa vecindad cautelosa y dirigirnos hacia una alianza estratégica y creo que el discurso de su majestad el rey Mohamed VI del 20 de agosto pasado iba en este sentido.
 
¿España y Europa son conscientes del desarrollo y la modernidad de Marruecos?

Marruecos es ahora un país totalmente diferente, no voy a exagerar si digo que está en la vanguardia de los países emergente en el mundo árabe y el continente africano, sin duda alguna, estamos hablando, hoy en día, de una potencia regional. Ese cambio drástico lo explica una sola palabra es la buena gobernanza de su majestad el rey Mohamed VI, personalmente no noto, hoy en día, la diferencia entre Tánger por ejemplo y varias ciudades europeas.

nabil-driouch

España y la Unión Europea saben a la perfección  la importancia geoestratégica de Marruecos y los saltos gigantescos que ha hecho ese país en todos los niveles en los últimos 20 años, además España y la unión europea necesitan a su lado un vecino próspero y estable y unido y seguro y la mayoría de los dirigentes europeos están consciente de ello por lo cual Marruecos goza, históricamente, de un respeto especial en todo el continente europeo.

¿Es necesario que las élites económicas y políticas sepan que la estabilidad de Marruecos es la estabilidad de España/Europa y viceversa?

Creo que ya lo saben, a mi parecer el cambio de las elites políticas ha hecho, a veces, que algunos políticos caen en una cierta ingenuidad política, pero hay que tener en cuenta que ser un hombre de estado es un ejercicio y un aprendizaje, además no es siempre un camino de rosas o como decía Antonio machado el camino se hace caminando. 

nabil-driouch

Hay que reconocer que algunos políticos tienen más talento en esa tarea que otros, al final la inteligencia de los Estados lo arregla todo, la memoria humana e incluso la del Estado no almacena el ruido, pero guarda siempre los discursos sensatos y se acuerda de los gestos sabios y nobles en los momentos difíciles. Marruecos es uno de esos países sabios que la Unión Europea siempre ha querido tener a su lado como amigo y socio estratégico.  

¿La propuesta marroquí sobre el Sáhara condicionaría las ciudades autónomas de Ceuta, Melilla?

Como lo había dicho la lógica del siglo XXI nos exige una nueva perspectiva, tenemos que superar de manera inteligente los problemas creados por nuestros bisabuelos. España siempre ha defendido su unidad territorial como estado-nación y es su derecho, en la misma lógica Marruecos tiene el derecho de defender su unidad territorial, miren ustedes como una potencia mundial reconoce, hoy en día, la soberanía marroquí sobre el Sahara, es un mensaje clarísimo a los demás, Estados Unidos nos abre los ojos sobre lo políticamente correcto e intenta  crear un camino de luces en medio de la oscuridad, Estados Unidos es un Estado que deja los sentimientos  y los rencores en el armario.

¿Se entiende bien el equilibrio que España necesita en sus relaciones con Argelia en la dependencia del gas?

Mira, le voy a decir una cosa y es un mensaje dirigido a los que todavía defienden la tesis del frente separatista del Polisario en España, además sabemos todos que son cada vez menos. Las facturas del gas se van a aumentar igual que las de la electricidad en los próximos meses en España porque Argelia ha dejado de exportar gas a España à través de Marruecos, eso quiere decir que el ciudadano español va pagar los platos rotos de las fronteras cerradas entre Marruecos y Argelia y del mantenimiento del problema del Sahara, sencillamente porque Argelia no quiere una solución al problema del Sahara marroquí porque esto no sirve los intereses de algunos sectores en el poder. Además, hay algunos sectores en la península que defienden, ciegamente, esa tesis, su lema ha sido siempre “hay que darle caña al moro”, fíjense que antes hablaba de los clichés.

nabil-driouch

A mi juicio es un problema que toca ahora el bolsillo del ciudadano normal y corriente en España que se convierta en una victima más de ese conflicto artificial. Como escritor marroquí creo que Marruecos nunca ha intervenido en la política exterior de otros estados incluso España, salvo si esas relaciones se dirigen contra su unidad territorial y sus intereses vitales.   

¿Cómo calificaría la cooperación entre España y Marruecos en materia antiterrorista?

La cooperación entre España y Marruecos en materia antiterrorista es un modelo en la cuenca mediterránea, la experiencia marroquí en este campo está reconocida a nivel mundial, y no se le escapa que varios países europeos aplaudían, en varias ocasiones, los esfuerzos desempeñados por las fuerzas de seguridad marroquíes para desmantelar las células terroristas o ayudar a las fuerzas de seguridad europeas en las investigaciones abiertas.

Marruecos es una pieza clave para la seguridad de Europa y África, además los ejercicios militares conjuntos entre el Ejército marroquí y americano demuestran la importancia de la seguridad de Marruecos para garantizar la paz y la estabilidad en esa región. 

nabil-driouch

¿Cree que es necesario fomentar la cooperación y la vecindad sur-sur para mantener la seguridad de nuestro espacio geográfico? 

 No hay otra vía, la vecindad sur-sur deja de ser una opción para convertirse en una obligación. Teniendo en cuenta los cambios en nuestro espacio geográfico, no nos queda más remedio que fomentar nuestra cooperación y consolidar la vecindad sur-sur, por ello he dicho que nuestro futuro está en como vamos a superar los clichés y fomentar la cooperación.

Los problemas nos vienen del pasado y el futuro, nos abre una ventana de oportunidades que tendríamos que aprovechar, es nuestro rol histórico y no nos queda más remedio.