Niño y diplomático

Presentada en Madrid la película ‘Nacido rey’, superproducción de Andrés Vicente Gómez y Agustí Villaronga sobre la infancia del príncipe Faisal de Arabia Saudí
El reparto de la película ‘Nacido rey’, con Abdullah Ali como el príncipe Faisal

IMAGE.NET  -   El reparto de la película ‘Nacido rey’, con Abdullah Ali como el príncipe Faisal

Hay apellidos que pueden pesar mucho. Al-Saud es uno de ellos; llevar algo así sobre las espaldas no es fácil, sobre todo si se es un niño. Si, encima, ese niño es enviado en misión diplomática a zanjar una guerra abierta en su país, la responsabilidad debe de ser casi insoportable. En contrapartida, el honor sentido debe de ser, igualmente, inmenso. 

Esta es la historia que cuenta la película ‘Nacido rey’, centrada en la vida del entonces príncipe Faisal bin Abdulaziz al-Saud, que, a la postre, se convertiría en el rey Faisal de Arabia Saudí. La cinta, realizada en colaboración entre Arabia Saudí, España y Reino Unido, ha sido producida por Andrés Vicente Gómez, que vuelve al largometraje tras unos años apartado de los focos, y dirigida por Agustí Villaronga (‘Pa negre’, ‘El mar’). Financiada gracias a la propia Corona saudí, ha sido un éxito de estreno en los países del golfo Pérsico. Este jueves, 21 de noviembre, ha sido presentada a la prensa en los Cines Renoir Princesa de Madrid.

Andrés Vicente Gómez (izq.) y Agustí Villaronga (der.) se han encargado de presentar la película a los medios
Iris Marcos/ATALAYAR - Andrés Vicente Gómez (izq.) y Agustí Villaronga (der.) se han encargado de presentar la película a los medios

La película narra las peripecias por el Reino Unido del joven Faisal (interpretado por un muy serio Abdullah Ali), que entonces contaba solo 13 años. Fue enviado a las islas por su padre, el emir del Nejd Abdulaziz al-Saud, para negociar el reparto de poder en Arabia tras el fin de la Primera Guerra Mundial y la caída del Imperio otomano. Entonces, la península estaba inmersa en guerras intestinas con el emir y el jerife Hussein ibn Ali de La Meca como contendientes principales. De fondo, el dinero de Londres y sus intereses en el petróleo.

La película que ha hecho Villaronga, sin embargo, no es un mero retrato histórico, ni es una defensa sin más de la familia Saud. Ante todo, muestra a un niño educado en la fidelidad a su linaje y deseoso de ser hijo digno de su padre. Ciertamente, la cinta tiene un tono laudatorio, sazonado con momentos más terrenales donde se empatiza más con el personaje. Por una parte, se dibuja la figura de un niño recién llegado del desierto que ha de batirse el cobre con la estirada diplomacia británica, más seducida, de primeras, por un Lawrence de Arabia cínico, calculador y contrario a los intereses de la Casa Saud; nada que ver con el personaje legendario encarnado por Peter O’Toole.

Abdullah Ali participa en su primer gran proyecto cinematográfico en el papel de príncipe Faisal. A la izquierda, Ed Skrein caracterizado como Philby
IMAGE.NET - Abdullah Ali participa en su primer gran proyecto cinematográfico en el papel de príncipe Faisal. A la izquierda, Ed Skrein caracterizado como Philby

Por otra parte, es el mismo niño que traba amistad con la princesa María, interpretada por Hermione Corfield, o que confiesa sus inseguridades y miedos a sus consejeros, a los que dan vida Sam Adewunmi y Rubén Ochandiano, muy versátil. Tampoco se separa de su lado un voluntarioso Ed Skrein en el papel de Philby, principal aliado del príncipe entre las bambalinas diplomáticas que mantiene su particular guerra contra el aparato de poder londinense.

Esos instantes que se apartan de la épica permiten seguir observando al personaje como a un ser de carne y hueso; más allá de sus responsabilidades de Estado y los grandes valores de lealtad, honor y coraje que están presentes a lo largo del guion, obra de Ray Loriga, Henry Fitzherbert y Bader al-Samari. 

El filme se ha rodado en Arabia Saudí y Reino Unido
IMAGE.NET - El filme se ha rodado en Arabia Saudí y Reino Unido

Desde el punto de vista de la dirección, la temática y el estilo eran muy diferentes de todo el entorno en que se había movido Villaronga hasta el momento. “Al principio, tuve algunas dudas”, ha reconocido el realizador mallorquín al término del visionado. “Otro asunto es el tema del presupuesto: yo nunca había trabajado con unas cantidades tan grandes. Paradójicamente, en un proyecto grande es más fácil; en uno más pequeño, tienes que estar tú tirando más del carro”, ha comentado.

Andrés Vicente Gómez, parte integral, entre otras muchas películas, de la oscarizada ‘Belle Époque’, ha querido destacar el “entusiasmo” del equipo con el que ha trabajado en Arabia Saudí. Asimismo, ha destacado las facilidades que ha ofrecido Reino Unido para rodar y el buen trabajo desempeñado por los miembros del reparto. “Hacía bastante calor”, ha bromeado Gómez preguntado por las dificultades que se han presentado a lo largo de la producción. Está previsto que la película se estrene en las salas españolas a principios del próximo año.