Qatar pagó 880 millones de dólares a la FIFA por su Mundial de Fútbol, según The Sunday Times

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: Foto de archivo tomada el 2 de diciembre de 2010 muestra al presidente de la FIFA, Sepp Blatter, sosteniendo el nombre de Qatar durante el anuncio oficial del país anfitrión de la Copa Mundial 2022 en la sede de la FIFA en Zúrich. Photo:  AFP PHOTO / PHILIPPE DESMAZE

El diario británico The Sunday Timesha envuelto en la polémica una vez más al discutido Mundial de Fútbol de Qatar que se celebrará en 2022. Esta vez la controversia viene por el supuesto pago millonario que hicieron las autoridades qataríes para asegurarse la organización del mayor evento futbolístico mundial. 

Según documentos que obran en poder del rotativo inglés, la cifra ascendería en total a unos 880 millones de dólares, una cantidad exorbitante que le habría asegurado a Qatar hacerse con la licencia concedida por la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA)para organizar el Mundial de 2022.

La información apunta a que ya en 2010 se realizó un desembolso de unos 400 millones de dólares, 21 días antes de que se anunciase por parte de la FIFA quién iba a organizar el Mundial de 2022. La oferta estaba vinculada a la compra por parte de la cadena de televisión qatarí Al Jazeera de los derechos de retransmisión de los mundiales de 2018 y 2022, pero con una cláusula ‘secreta’ de 89 millones más a pagar si el evento terminaba disputándose en Qatar, esta disposición contractual estaba incluida bajo la denominación de “costes de producción” para poder justificar la citada cantidad. 

Esta oferta ya suponía una infracción de la normativa de la FIFA ya que ninguna compañía vinculada a candidatura alguna puede realizar ofertas mientras se desarrolla el proceso de selección de sede y en este caso la cadena Al Jazeera es propiedad del emir de Qatar. En los documentos publicados también aparecen relacionados los nombres de Nasser Al Khelaifi, presidente del club francés PSG y los operadores de retransmisiones futbolísticas Bein Media y Qatar Sports Investments.

Pasados tres años, la supuesta operación continuó con una oferta encubierta de 480 millones de dólares a la FIFA por los derechos televisivos, todo ello mientras se investigaba por estas fechas los escándalos de corrupción que afectaban a la Federación presidida por aquel entonces por el suizo Joseph Blatter, que tuvo que abandonar su cargo finalmente; escándalos entre los cuales estaba precisamente el modo en el que Qatar había obtenido su ansiado Mundial. Esta cifra suponía un montante bastante sospechoso ya que llegaba a quintuplicar incluso los desembolsos previos que se habían hecho en concepto de retransmisión televisiva de mundiales anteriores para la misma zona geográfica que abarca Al Jazeera. Finalmente, fue la opción aceptada por la FIFA incluso antes de que se conociesen finalmente los detalles de la investigación por corrupción en el seno del máximo organismo rector del fútbol mundial y de que se ratificase a Qatar como sede definitiva del Mundial de 2022.