PUBLICIDAD

Iberdrola

Riad reafirma su asociación con Egipto y repara los lazos con Jordania antes del viaje de Biden a la región

Arabia Saudí busca consolidar sus alianzas regionales de cara a la visita de Joe Biden en julio. En El Cairo, Bin Salmán y Al Sisi han firmado 14 acuerdos millonarios
PHOTO/FILE  -   Mohamed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí, planea un viaje por varios países

PHOTO/FILE  -   Mohamed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí, busca consolidar sus alianzas regionales antes de la visita de Joe Biden

El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salmán, está realizando una gira diplomática por varios países de la región con el objetivo de afianzar relaciones. La primera parada de este viaje ha sido Egipto, donde el líder de facto saudí llegó el lunes por la noche para reunirse con el presidente Abdel Fattah Al-Sisi.

Tras un acto de bienvenida en el aeropuerto de El Cairo que reflejó la cordialidad entre ambos, Bin Salman y Al-Sisi han abordado temas de interés común y cuestiones relacionadas con sus lazos bilaterales en el palacio presidencial de la capital egipcia. Como resultado de este encuentro, ambos mandatarios han firmado 14 acuerdos valorados en 7.700 millones de dólares, según informa Reuters.

Arabia Saudí y Egipto mantienen una estrecha cooperación estratégica en varios campos. Esta visita, en palabras del embajador saudí en El Cairo, Osama bin Ahmed Nugali, “es una extensión de un camino ininterrumpido de asociación y consulta”, además, “consolida y celebra los lazos que se han fortalecido a lo largo de los años”, recoge Arab News.

Dentro de la agenda del encuentro destacan asuntos regionales como internacionales, especialmente la guerra en Ucrania y su impacto económico en Oriente Medio. Egipto -el mayor importador de trigo del mundo- es uno de los países donde más amenaza la inseguridad alimentaria provocada por el conflicto, ya que Rusia y Ucrania representaron el 80% de las importaciones totales del país en 2021. El pasado mes de marzo, un mes después de la invasión rusa sobre Ucrania, los precios del pan y sus ingredientes subieron, como por ejemplo la harina, que experimentó un aumento del 15%. Por este motivo, el primer ministro Mostafá Madbuli optó por fijar los precios para la venta de pan no subsidiario durante los próximos meses.

Por otro lado, Arabia Saudí ha estado expuesta a una fuerte presión por parte de Occidente para que aumente la producción de petróleo para hacer frente al alza de precios de los carburantes causada por la guerra.

AP/VASILY FEDOSENKO  -   El presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi
AP/VASILY FEDOSENKO - El presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi

Por ello, el viaje de Mohamed bin Salmán se produce en un momento de suma importancia para Oriente Medio. Tal y como explica el experto en relaciones internacionales, Tariq Al-Bardisi, al medio de comunicación egipcio Sada El Balad, la región está enfrentando desafíos políticos y económicos sin precedentes en el contexto de la crisis de Ucrania.

“El propósito de la visita de Mohammed bin Salmán es confirmar el alcance de la fuerza de Egipto y Arabia Saudí y su firmeza ante este conflicto y este contexto de agitación global”, señala. Al-Bardisi subraya también la capacidad energética de ambos países. Por un lado, Riad y el petróleo y, por otro, el potencial de El Cairo para exportar gas desde el Mediterráneo. Por este motivo, el experto asegura que el presidente Joe Biden está centrado en la región “porque necesita toda la riqueza que poseen estos países”. Está previsto que el mandatario estadounidense visite la región el próximo mes de julio. Durante este viaje, Biden participará en una reunión con varios líderes regionales, entre ellos, Bin Salman y Al-Sisi.

La economía, clave para superar las diferencias entre Riad y Ammán

Tras la reunión en el palacio presidencial de El Cairo, Bin Salmán se desplazará a Jordania para dialogar con el rey Abdullah II. La visita del príncipe saudí a Ammán está encaminada a mejorar las relaciones entre ambos reinos después de varios años de tensiones provocadas por la custodia de los lugares sagrados de Jerusalén y el caso del hermanastro del rey, Hamza bin Hussein, acusado de un intento de golpe de Estado contra el monarca.

En primer lugar, el supuesto acercamiento entre Israel y Arabia Saudí que se lleva gestando desde hace tiempo ha generado temores en Ammán sobre el futuro de la custodia de la mezquita Al-Aqsa de la ciudad santa, así como de otros lugares sagrados tanto para musulmanes como para cristianos. La Familia Real Jordana se encarga de protegerlos desde 1994, año en el que Israel y Jordania firmaron un acuerdo por el que Ammán sería el guardián de estos lugares santos.

AFP/ AHMAD GHARABLI - Palestinos en las oraciones del viernes, el tercero del mes sagrado musulmán del Ramadán, en el complejo de la mezquita de Al-Aqsa de Jerusalén, el 22 de abril de 2022
AFP/ AHMAD GHARABLI - La Familia Real Jordana se encarga de custodiar los lugares sagrados musulmanes y cristianos de Jerusalén 

No obstante, en los últimos años varios informes han revelado el deseo de Riad de hacerse con el control de los lugares sagrados islámicos de Jerusalén. Tal y como admitió en 2018 un alto funcionario de la Autoridad Palestina a Al-Monitor, en aquel año Riad estaba “invirtiendo una gran cantidad de esfuerzos para quitarle a Jordania su custodia de los lugares sagrados de Jerusalén”.

Además de esta desavenencia, las relaciones saudíes-jordanas se han visto afectadas por el intento de golpe de Estado contra Abdullah II. Ciertos informes señalaron la participación de Bassem Awadallah, exjefe de la Corte Real de Jordania y exasesor de Mohammed bin Salmán, en el golpe frustrado.

CHRIS SETIAN/ROYAL HASHEMITE  -   El rey Abdullah II de Jordania asiste a la ceremonia de apertura de la cuarta sesión ordinaria del Parlamento
CHRIS SETIAN/ROYAL HASHEMITE - El rey Abdullah II de Jordania asiste a la ceremonia de apertura de la cuarta sesión ordinaria del Parlamento

Sin embargo, esta visita busca rebajar tensiones y mejorar las relaciones bilaterales de cara al viaje de Biden por la región. “Es probable que el rey Abdullah esté interesado en un compromiso personal de Bin Salman de no intervenir en la política interna jordana, especialmente dentro de la Familia Real”, señala el analista Aaron Magid, citado por The Jerusalem Post.

Dentro de este acercamiento, al igual que ocurre con otros países que quieren impulsar sus vínculos con Riad, la economía tiene un papel clave. “Una forma tangible para que Riad fortalezca los lazos con Jordania sería aumentar la ayuda económica a Ammán, que tiene problemas de liquidez”, añade Magid. En este punto coincide el experto jordano Samar Muhareb, quien indica al periódico israelí que esta visita podría “ofrecer un alivio a los problemas económicos” provocados por la pandemia.

La nueva etapa entre Arabia Saudí y Turquía, país que Bin Salmán visitará después de Jordania, también está muy condicionada por el tema económico debido a la fuerte crisis financiera que asola al país euroasiático.

Coordinador de América: José Antonio Sierra.