PUBLICIDAD

Iberdrola

Rusia amenaza con desplegar armas nucleares en el Báltico si Suecia y Finlandia se unen a la OTAN

Helsinki y Estocolmo dejan atrás su neutralidad defensiva y esperan un ingreso rápido en la Alianza
AP/MINISTERIO DE DEFENSA RUSO  -   Cohete lanzado desde un sistema de misiles como parte de una prueba de misiles balísticos intercontinentales con base en tierra lanzados desde las instalaciones de Plesetsk, en el noroeste de Rusia

AP/MINISTERIO DE DEFENSA RUSO  -   Cohete lanzado desde un sistema de misiles como parte de una prueba de misiles balísticos intercontinentales con base en tierra lanzados desde las instalaciones de Plesetsk, en el noroeste de Rusia

La invasión rusa de Ucrania ha empujado a Suecia y Finlandia a la OTAN. La postura de ambos países, que hasta ahora no habían expresado su deseo de entrar en la Alianza, ha cambiado completamente tras la guerra de Ucrania.

Durante un encuentro en Estocolmo entre las primeras ministras de Finlandia y Suecia, Sanna Marin y Magdalena Andersson, la líder finlandesa declaró que su país, que comparte una frontera de 1.300 km con Rusia, decidirá la adhesión a la OTAN “bastante rápido, en semanas, no en meses”, a pesar de las amenazas de Moscú.

Poco después de la invasión de Ucrania, Rusia se dirigió directamente a Finlandia y a Suecia, advirtiendo a ambos países que su entrada en la Alianza tendría consecuencias. En este sentido, Marin aseguró que Helsinki tenía que estar “preparado para todo tipo de acciones de Rusia”, ya que “todo ha cambiado cambiado” desde la agresión a Ucrania.

PHOTO/AP - Sanna Marin, primera ministra de Finlandia
PHOTO/AP - Sanna Marin, primera ministra de Finlandia

Andersson, por su parte, señaló que se ha producido un antes y un después tras el 24 de febrero, día que comenzó la invasión rusa de Ucrania. “Este es un momento muy importante en la historia. El panorama de la seguridad ha cambiado por completo”, subrayó.

Rusia ya ha respondido a las últimas declaraciones de las primeras ministras. Dmitry Medvedev, vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, ha informado que si Suecia y Finlandia se unen a la OTAN, Moscú tendría que fortalecer sus fuerzas terrestres, navales y aéreas en el mar Báltico.

Medvedev también ha indicado que, en caso de que ambos países ingresen en la Alianza, no se podía hablar más de un Báltico “libre de armas nucleares”, aludiendo a un posible despliegue de este armamento en la región. “Esperemos que gane el sentido común de nuestros vecinos del norte”, subrayó el político ruso.

PHOTO/KREMLIN - El primer ministro ruso Dmitry Medvedev
PHOTO/KREMLIN - El primer ministro ruso Dmitry Medvedev

“Ninguna persona en su sano juicio quiere precios más altos e impuestos más altos, mayores tensiones a lo largo de las fronteras, Iskanders, hipersónicos y barcos con armas nucleares literalmente al alcance de la mano de su propia casa”, añadió.

No obstante, tal y como recoge Reuters, Lituania ha recalcado que las amenazas de Moscú no son nuevas, ya que Rusia desplegó armas nucleares en Kaliningrado mucho antes de la guerra en Ucrania. "Las usan como una amenaza”, aclaró el ministro de Defensa de Lituania, Arvydas Anusauskas.

AP/OLIVIER MATTHYS  -   Sede de la OTAN en Bruselas
AP/OLIVIER MATTHYS - Sede de la OTAN en Bruselas

Asimismo, de acuerdo con la agencia de noticias rusa TASS, Medvedev también escribió en su cuenta de Telegram que si Suecia y Finlandia entran en la OTAN, el país tendría “más adversarios registrados oficialmente”. Además, en caso de que esto ocurra, Medvedev ha recordado que “la longitud de las fronteras terrestres de la alianza con la Federación Rusa se duplicará con creces”, por ello, “estas fronteras deberán fortalecerse”. Dentro de este fortalecimiento, Medvedev planteó el refuerzo militar ruso en el golfo de Finlandia, incluyendo la posibilidad de trasladar armas nucleares a la zona.

AFP/JOHANNA GERON  -   El secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg
AFP/JOHANNA GERON - El secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg

La invasión rusa de Ucrania ha trastocado por completo el tablero europeo. Igualmente, la relevancia de la OTAN está aumentando en esta guerra. Si el presidente ruso pretendía paralizar la expansión de la Alianza hacia sus fronteras, con la agresión a Ucrania ha conseguido completamente lo contrario. Suecia y Finlandia dejan atrás su neutralidad militar y valoran la entrada a la OTAN.

Una encuesta de reciente ha mostrado que el 68% de los finlandeses están a favor de unirse a la Alianza, una cifra que ha aumentado tras la guerra en Ucrania. Las encuestas en Suecia sugieren también que la mayoría del país ve ahora con buenos ojos unirse a la OTAN, según The Guardian.

AFP/KARL MELANDER / TT NEWS AGENCY - Soldados del regimiento de Gotland patrullan en el puerto de Visby el 13 de enero de 2022. - La movilización de Rusia en la frontera de Ucrania y el tono más áspero entre Rusia y la OTAN han llevado a la defensa sueca a aumentar sus actividades visibles, incluso en Gotland, en el este de Suecia
AFP/KARL MELANDER / TT NEWS AGENCY - Soldados del regimiento de Gotland patrullan en el puerto de Visby el 13 de enero de 2022. - La movilización de Rusia en la frontera de Ucrania y el tono más áspero entre Rusia y la OTAN han llevado a la defensa sueca a aumentar sus actividades visibles, incluso en Gotland, en el este de Suecia

Por su parte, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, ha declarado que si Estocolmo y Helsinki solicitan su ingreso, “entrarán fácilmente”. Durante la próxima cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid en junio, está cuestión, sin duda, tendrá un peso relevante, así como el papel de la Alianza ante la guerra en Ucrania.