PUBLICIDAD

Iberdrola

Rusia celebra el Día de la Victoria mientras los bombardeos se intensifican en el este de Ucrania

Putin utiliza esta jornada simbólica para justificar la invasión sobre Ucrania y vincularla a la lucha contra el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. En Kiev denuncian un nuevo ataque contra Odesa y un bombardeo sobre un colegio
Un tanque T-34 de la era soviética circula por la Plaza Roja durante un desfile en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022 REUTERS/EVGENIA NOVOZHENINA

REUTERS/EVGENIA NOVOZHENINA  -   Un tanque T-34 de la era soviética circula por la Plaza Roja durante un desfile en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022

Rusia conmemora el 77º aniversario de la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Durante esta jornada, marcada por un fuerte sentimiento patriótico, el Ejército ruso exhibe sus capacidades militares en un multitudinario desfile en la Plaza Roja de Moscú bajo la atenta mirada del presidente Vladimir Putin.

El Día de la Victoria es una jornada dedicada a ensalzar el orgullo nacional y a recordar a los millones de fallecidos durante la llamada ‘Gran Guerra Patria’. Se estima que durante el conflicto un total de 27 millones de ciudadanos soviéticos perdieron la vida. En este punto, Oleg Kobtzeff, profesor de política internacional en la Universidad Americana de París, subraya a France24 el sufrimiento de los civiles bielorrusos y ucranianos. “Lo que se ha borrado de la memoria es que, entre los millones de muertos, la mayoría de los civiles bielorrusos y ucranianos pagaron un alto precio”, explica.

Por otra parte, también es necesario destacar el papel de los países de Asia Central que formaban parte de la URSS en aquellos tiempos. Kirguistán, por ejemplo, envió a 365.000 soldados a la guerra contra el nazismo, según The Diplomat; Kazajistán movilizó al 25% de su población. Por otra parte, 200.000 tayikos participaron en la Gran Guerra según el Institute for War and Peace Reporting, así como miles de turkmenos y uzbekos.

No obstante, este año, debido a los acontecimientos actuales en Ucrania, el Día de la Victoria adquiere un significado diferente. Moscú utiliza esta jornada histórica, relevante para tantos pueblos, para justificar la invasión sobre Ucrania. Con este objetivo, Putin ha vinculado el actual conflicto con la Gran Guerra, asegurando que los soldados rusos en Ucrania “están luchando por su patria, por su futuro, para que nadie olvide las lecciones de la Segunda Guerra Mundial”. Moscú inició su “operación especial” sobre Ucrania el 24 de febrero con el objetivo de “desnazificar” el país y liberar a los ciudadanos del Donbás.

El presidente ruso, Vladímir Putin, observa un desfile militar en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en la Plaza Roja en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022 SPUTNIK/MIKHAIL METZEL via REUTERS
SPUTNIK/MIKHAIL METZEL via REUTERS - El presidente ruso, Vladímir Putin, observa un desfile militar en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en la Plaza Roja en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022

Esta supuesta conexión entre la lucha contra el nazismo y la actual invasión de Ucrania fue utilizada anteriormente por Putin en una carta donde felicitó a los pueblos de la antigua Unión Soviética. En el mensaje a los líderes de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, Putin indicó que los soldados rusos, “al igual que sus antepasados, están luchando juntos para liberar su suelo de la inmundicia nazi”, según informa la agencia de noticias rusa TASS. Asimismo, expresó su certeza de que la victoria sería rusa, como en 1945.

Los líderes y pueblos de Azerbaiyán, Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán, Moldavia, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Abjasia, Osetia del Sur, así como a los pueblos de Georgia y Ucrania también recibieron una felicitación del líder ruso donde expresó su “aprecio y respeto a los guerreros y trabajadores del frente interno, que aplastaron al nazismo a costa de innumerables bajas y penurias”.

Miembros de una banda militar rusa marchan durante un desfile en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en la Plaza Roja en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022 REUTERS/EVGENIA NOVOZHENINA
REUTERS/EVGENIA NOVOZHENINA - Miembros de una banda militar rusa marchan durante un desfile en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en la Plaza Roja en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022

Putin utiliza la lucha contra el nazismo con el fin de exaltar el orgullo nacional ruso, defender la invasión sobre los supuestos “nazis” de Ucrania y aumentar el apoyo popular. Tal y como señala a The Washington Post Tatiana Stanovaya, directora de la consultora política R.Politik, Putin “tiene que legitimar su guerra y está tratando de presentarla al mundo y a los rusos como una especie de lucha por la justicia histórica”. Para ello, el mandatario ruso advierte que el nazismo actualmente “levanta de nuevo la cabeza”, por lo que es “un deber común” evitar “una restauración del nazismo que tanto sufrimiento trajo a la gente de varios países”. Siguiendo esta retórica, dentro de la propaganda rusa es recurrente tachar de “nazi” o “fascista” a los que se oponen a la invasión sobre Ucrania.

Respecto a las bajas de militares rusos, incluidos oficiales, el presidente declaró ante la Plaza Roja que “la muerte de cada soldado es dolorosa para nosotros”. De acuerdo con las Fuerzas Armadas de Ucrania, unos 25.500 militares rusos han muerto desde el inicio de la invasión. “El Estado hará todo lo posible para cuidar de estas familias”, añadió Putin.

El presidente ruso, Vladímir Putin, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, y el jefe de las fuerzas terrestres rusas, Oleg Salyukov, caminan después de un desfile militar en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en la Plaza Roja en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022 REUTERS/MAXI SHEMETOV
REUTERS/MAXI SHEMETOV - El presidente ruso, Vladímir Putin, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, y el jefe de las fuerzas terrestres rusas, Oleg Salyukov, caminan después de un desfile militar en el Día de la Victoria, que marca el 77º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, en la Plaza Roja en el centro de Moscú, Rusia, el 9 de mayo de 2022
Putin: “Los países de la OTAN no quisieron escucharnos”

El líder ruso también se dirigió a Occidente en su discurso con motivo del Día de la Victoria. Putin culpó a la OTAN y a Ucrania, asegurando que Kiev y sus aliados occidentales estaban preparando “una invasión de las tierras históricas rusas”, aludiendo a la región del Donbás y a la península de Crimea, anexionada por Moscú en 2014 tras un referéndum no reconocido por Occidente.

“Se estaba creando una amenaza absolutamente inaceptable para nosotros, directamente en nuestras fronteras”, afirmó Putin. Debido a esta “amenaza”, de acuerdo con el mandatario ruso, Moscú no tuvo otra opción que tomar “una decisión forzada, oportuna y la única correcta”. “Los países de la OTAN no quisieron escucharnos”, agregó. Además, Putin ha alertado de que “el nivel de peligro aumenta cada día” en Ucrania debido a las “entregas regulares de armas modernas de la OTAN”.

Sin embargo, Putin también ha señalado que hay que hacer todo lo posible para evitar “el horror de una guerra global”. A pesar de estas positivas palabras, en vísperas del 9 de mayo Rusia volvió a su retórica bélica con amenazas nucleares. Dmitry Rogozin, jefe de la agencia espacial rusa (Roscosmos) aseguró que, en caso de una contienda nuclear, “Rusia podría destruir todos los países de la OTAN en media hora”.

Muchos analistas señalaron que durante este día Putin declararía la guerra a Ucrania o anunciaría una movilización mayor hacia el país, sin embargo, el presidente ruso tan solo ha aludido al pasado histórico ruso en su lucha contra los nazis. Aunque, tal y como señala Angela Dewan de CNN, “Putin tenía pocas opciones”.

“Después de todo, tiene muy pocos éxitos en Ucrania de los que presumir. Todo lo que puede hacer ahora es mantener a los rusos de su lado mientras sufren las dificultades económicas de las sanciones paralizantes y el aislacionismo internacional", explica Dewan.

Zelensky recuerda la ofensiva nazi y la compara con la invasión rusa

Mientras las celebraciones se desarrollan en Rusia, Ucrania continúa bajo fuertes bombardeos. Por la mañana, Odesa volvió a sufrir un nuevo ataque. De acuerdo con las autoridades ucranianas, al menos 4 misiles Onyx fueron lanzados desde Crimea hasta la perla del mar Negro, un punto estratégico que lleva semanas preparándose para una gran ofensiva rusa.

Al igual que ocurre en Rusia, en Ucrania el Día de la Victoria tiene una relevancia especial este año. Tal y como ha afirmado el presidente Volodimir Zelensky, en el día de la victoria sobre los nazis, Ucrania lucha “por otra victoria”. “El camino hacia esta victoria es largo, pero no tenemos dudas sobre nuestra victoria. Ganamos entonces, ganaremos ahora”, recalcó el líder ucraniano. Por este motivo, el presidente ha anunciado que muy pronto habrá “dos Días de la Victoria en Ucrania”.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, habla durante una rueda de prensa el 8 de mayo de 2022 REUTERS/VALENTYN OGIRENKO
REUTERS/VALENTYN OGIRENKO - El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, habla durante una rueda de prensa el 8 de mayo de 2022

Zelensky, en un vídeo en blanco y negro grabado en Borodyanka, ha comparado la ofensiva nazi sobre Ucrania durante la Segunda Guerra Mundial con la actual invasión rusa. “En Mariúpol, durante dos años de ocupación, los nazis mataron a 10.000 personas; en dos meses de ocupación, los rusos han matado a 20.000”, narra el presidente ucraniano en una grabación donde se escuchan alarmas antiaéreas y se ven edificios destruidos. “La oscuridad ha vuelto a Ucrania”, lamenta. Siguiendo con los paralelismos de la Segunda Guerra Mundial, Zelensky aseguró que, al igual que en el pasado, Ucrania “está luchando por su libertad y la de sus hijos”.

El mandatario ucraniano también ha asegurado que su país no dejará que “Rusia se apropie de la victoria sobre el nazismo”. “Estamos orgullosos de nuestros antecesores que, junto a otros pueblos en una coalición anti-Hitler, vencieron al nazismo”, afirmó.

Mientras tanto, continúa la guerra. Durante el fin de semana, Kiev ha denunciado un bombardeo sobre una escuela de Bilohorivka, en la región de Lugansk. 60 civiles que se habían escondido en el colegio para resguardarse de los bombardeos murieron a consecuencia del ataque, según explicó Zelensky.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky (d), y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau (i), gesticulan durante una rueda de prensa conjunta en Kiev, el 8 de mayo de 2022 AFP/SERGEI SUPINSKY
AFP/SERGEI SUPINSKY - El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky (d), y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau (i), gesticulan durante una rueda de prensa conjunta en Kiev, el 8 de mayo de 2022
Kiev recupera territorios en Járkov y recibe varias visitas internacionales

Pero no todo son malas noticias para Kiev. En los últimos días, el Ejercito ucraniano ha recuperado terreno en Járkov, de acuerdo con un informe del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), y ha logrado evacuar a todos los niños, mujeres y ancianos de Azovstal, la acería de Mariúpol que desde hace semanas sufre un asedio constante por parte de las tropas rusas.

Por otro lado, las autoridades ucranianas han recibido varias visitas relevantes durante el fin de semana. El presidente canadiense, Justin Trudeau, ha viajado a Kiev para reabrir la Embajada. Durante su visita, Trudeau también ha anunciado más asistencia militar para Ucrania y se ha desplazado hasta Irpin “para ver con sus propios ojos todo el horror que ha causado la ocupación rusa”, tal y como informó el alcalde de la localidad, Oleksandr Markushin.

La primera dama, Jill Biden, saluda a Olena Zelenska, esposa del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, en el exterior de la Escuela 6, una escuela pública que ha acogido a estudiantes desplazados en Uzhhorod, Ucrania, el domingo 8 de mayo de 2022 AP/SUSAN WALSH
AP/SUSAN WALSH - La primera dama, Jill Biden, saluda a Olena Zelenska, esposa del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, en el exterior de la Escuela 6, una escuela pública que ha acogido a estudiantes desplazados en Uzhhorod, Ucrania, el domingo 8 de mayo de 2022

Varios diplomáticos estadounidenses también volvieron a la Embajada de Kiev el pasado 8 de mayo, coincidiendo con día de la Victoria en Europa. Desde Washington también llegó de manera sorpresa Jill Biden, la primera dama estadounidense. La esposa de Joe Biden cruzó la frontera eslovaca hasta Uzhhorod, donde visitó una escuela y se reunió con Olena Zelenska, esposa de Zelensky.

Más allá del ámbito político y diplomático, también ha habido visitas sorpresas destacables. El cantante irlandés Bono, líder del grupo U2, ofreció un concierto en el metro de Kiev con motivo del Día de la Victoria en Europa y como “muestra de solidaridad con el pueblo ucraniano”.