PUBLICIDAD

Iberdrola

Safaa Ikaz: “Las personas son la esperanza”

La miembro de la Iniciativa Religiones Unidas, Safaa Ikaz, cree que es posible que la región MENA conozca la paz gracias a "las buenas acciones" de las personas
dalla-safaa-ikaz

ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ  -   Safaa Ikaz

Durante las jornadas celebradas por la Iniciativa Religiones Unidas (URI), en Dajla, tuvimos la oportunidad de hablar con una de sus participantes. Ella es Safaa Ikaz, de nacionalidad marroquí. Al igual que el resto de sus compañeros, Ikaz se muestra optimista por ver un cambio en la región y cree firmemente que el diálogo es el primer paso para construir la paz.

¿Cuáles son tus objetivos aquí?

Es mi primera vez en una conferencia como esta. La URI es una red global de personas de diferentes escenarios que están reuniéndose para protagonizar el cambio, especialmente en la región MENA donde muchos conflictos se desarrollan principalmente por la religión.

El objetivo de este evento es básicamente traer a personas de esta región y de otras. Tenemos a gente de Bosnia, personas del sur de África, de Estados Unidos…con el fin de aportar soluciones.

También hay gente de diferentes religiones, cristianos, musulmanes y judíos, incluso ateos. Vienen aquí para hablar de los problemas actuales y proponer soluciones. La solución es básicamente el título de esta conferencia: el diálogo interreligioso. Trayendo a personas que son completamente diferentes y ponerlas en la misma mesa es el primer paso para encontrar soluciones porque probablemente no han podido hablar nunca entre ellos.

Si te niegas a tener esa comunicación, llegar a una solución va a ser prácticamente imposible. Estoy muy feliz de esta iniciativa porque aprendo muchísimo, sobre todo de las personas.

Todos tienen una historia personal y eso te hace empatizar más. Cada taller que estamos realizando, cada conferencia es muy especial por eso. Me siento muy agradecida de poder estar aquí. Me inspira a ser mejor incluso me anima a dar a luz a mis proyectos como fundar mi propia ONG que vele por estos valores.

¿Crees que el diálogo sirve para protagonizar un cambio en la región?

Creo que el diálogo es una herramienta fundamental. No es fácil, pero es lo que tenemos que emplear en ese intento constante de buscar la paz. Lo bueno es que hay muchas buenas personas que no se rinden. Tenemos personas en este evento que han dedicado su vida entera a esta causa. 

Las personas que están atendiendo a esta iniciativa son como un símbolo de esperanza. No sé si encontrar una solución es sencillo pero lo que está claro es que todas estas personas forman parte del cambio.

En este evento participan israelís y palestinos juntos…

Así es. Esto es algo inusual y no lo vas a encontrar en muchos más sitios. Este tipo de conferencias traen a las personas que nunca podrían reunirse en sus países natales. Es una de las razones para acoger este tipo de eventos en países extranjeros.

Cuando hablas por ejemplo con personas de Israel, normalmente puedes tener una serie de estereotipos o te haces una idea de lo que ellos opinan. Piensas que pueden ser muy patriotas o nacionalistas, pero hasta yo misma me he sorprendido, hable aquí con un judío de Israel que es más defensor de la causa palestina que algunos palestinos.

Es muy activista políticamente, está haciendo un trabajo increíble. Necesitamos a más personas así. Los políticos sí que quieren dar esa imagen como que todos son violentos y que se tienen que proteger de un enemigo, pero esa no es la única realidad que existe.

¿Crees que poco a poco y a través de este tipo de iniciativas será posible construir la paz?

Yo espero que la región pueda conocer la paz real, incluso en Jerusalén. Al menos poder ver que todos están conviviendo pacíficamente. La URI es una iniciativa increíble que apuesta por la paz, incluso en esta región donde los conflictos son constantes. Las personas que están aquí son la esperanza para ello y creen en ello así que yo me muestro optimista.