PUBLICIDAD

Iberdrola

Sánchez escenifica el reencuentro con Marruecos y anuncia la reapertura de las fronteras

El presidente del Gobierno de España explica la declaración conjunta que recoge las claves de la nueva etapa en las relaciones bilaterales
Pedro Sánchez

PHOTO/LA MONCLOA  -   El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la comparecencia en Rabat donde ha anunciado el inicio de una nueva etapa en las relaciones bilaterales entre España y Marruecos

“Hoy es un día importante para España y Marruecos”. Con estas palabras arrancaba su alocución el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desde el Palacio de los Huéspedes de Rabat para explicar el documento conjunto emitido por España y Marruecos después de su desplazamiento hasta la capital marroquí para escenificar la nueva etapa en las relaciones bilaterales tras meses de crisis diplomática. Una crisis resuelta.

Sánchez reveló parte del contenido incluido en la declaración conjunta, haciendo hincapié en el “momento histórico y necesario para ambos países” en que se produce este nuevo impulso en las relaciones hispano-marroquíes. “La hoja de ruta es duradera y ambiciosa”, adelantó el presidente sobre un documento que sella futuros acuerdos en materia económica, comercial, energética, industrial y cultural.

“La relación bilateral es estratégica”, explicó Sánchez, porque España y Marruecos “no solo compartimos la proximidad geográfica, sino también nuestra voluntad de caminar unidos”. Una premisa a partir de la cual se trabajará para reinstaurar “la plena normalidad” en la circulación de bienes y mercancías en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla de “manera ordenada, incluyendo los dispositivos apropiados de control aduanero y de personas a nivel terrestre y marítimo”.

Se reactivarán también las conexiones marítimas de pasajeros entre ambos países “de manera inmediata y gradual hasta la apertura de todas las frecuencias”, sin concretar fechas. En este sentido se pondrán en marcha los preparativos para relanzar la operación Paso del Estrecho/Marhaba, cancelada por primera vez en 2020 con motivo del COVID-19 y suspendida por segunda vez en junio de 2021.

Madrid y Rabat organizarán la creación de grupos de trabajo conjuntos, más allá del creado ‘ad hoc’ para afrontar cuestiones migratorias, también reforzado en el marco del acuerdo, con el objetivo de fortalecer la cooperación en diversas áreas. “Una relación para el siglo XXI –ha insistido Sánchez– un auténtico partenariado”.

Está prevista además la celebración de una reunión de alto nivel entre ambos Gobiernos antes de que finalice este 2022 para profundizar en estas cuestiones.

Sánchez ha reconocido el papel “constructivo” del rey Mohamed VI. “A lo largo de estos meses hemos encontrado en él una persona interesada desde el primer momento en lograr un buen acuerdo”, expresó con agradecimiento el presidente de España. Agradecimiento que extendió a las labores del ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, en estrecho contacto en estos últimos meses con su homólogo español, José Manuel Albares.

“No hay cabida para los actos unilaterales”, sentenció un Sánchez que defendió la integridad territorial de España –y de Marruecos– en un acuerdo que no contempla, al menos de forma explícita, este compromiso. “La soberanía nacional de España está fuera de toda duda, incluida Ceuta y Melilla”, respondió tajante al respecto el jefe del Ejecutivo español al término de la comparecencia.

En el que ha sido, quizá, el punto más crítico de su intervención, Sánchez ha explicado de forma sucinta la reactivación del grupo de trabajo conjunto que trabajó en el pasado acerca de la delimitación de espacios marítimos en la fachada atlántica, destinado a redefinir las aguas territoriales de España y Marruecos. Una actividad detenida cuyas discusiones se reanudarán “de buena fe en el marco de Naciones Unidas”. Y se hará lo propio con la gestión de los espacios aéreos.

Minutos antes de la declaración institucional de Sánchez, España y Marruecos emitieron una declaración conjunta que supone el comienzo de una nueva etapa de sus vínculos diplomáticos. “Conscientes de la magnitud e importancia estratégica de los vínculos que los unen y de las legítimas aspiraciones de paz, seguridad y prosperidad de los dos pueblos, comienzan hoy la construcción de una nueva etapa en su relación bilateral”, reza el comunicado que desgrana los compromisos formalizados por las partes.

Como punto destacado se encuentra el reconocimiento de España “de la importancia de la cuestión del Sáhara Occidental para Marruecos”, así como los esfuerzos del Reino alauí “en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable”. Tal y como expresó Sánchez en su misiva al rey Mohamed VI, España considera la iniciativa de autonomía marroquí, presentada en 2007, como la base más seria, realista y creíble para resolver este contencioso.

“Su Majestad el Rey Mohamed VI y el Presidente del Gobierno de España, Excmo. Sr. D. Pedro Sánchez, designarán un comité encargado de la puesta en práctica de la presente declaración en un plazo de tres meses”, concluye un comunicado histórico que marca el inicio de una nueva etapa definitiva entre España y Marruecos.

Declaración conjunta:

“NUEVA ETAPA DEL PARTENARIADO ENTRE ESPAÑA Y MARRUECOS”

Por invitación de Su Majestad el Rey Mohammed VI, el Presidente del Gobierno de España, Excmo. Sr. D. Pedro Sánchez, realizó una visita oficial al Reino de Marruecos el 7 de abril de 2022.

Durante esta visita, Su Majestad el Rey y S.E. el Presidente del Gobierno debatieron en profundidad sobre las relaciones bilaterales.

Al término de las conversaciones, se adoptó la siguiente declaración:

La carta dirigida por el Presidente del Gobierno de España, Excmo. Sr. D. Pedro Sánchez, a Su Majestad el Rey Mohammed VI, el 14 de marzo de 2022, así como la conversación telefónica entre el Soberano y el Presidente del Gobierno de España, el 31 de marzo, han abierto una nueva página en las relaciones entre el Reino de España y el Reino de Marruecos.

España y Marruecos, conscientes de la magnitud e importancia estratégica de los vínculos que los unen y de las legítimas aspiraciones de paz, seguridad y prosperidad de los dos pueblos, comienzan hoy la construcción de una nueva etapa en su relación bilateral.

Basada en los principios de transparencia, de diálogo permanente, de respeto mutuo y respeto e implementación de los compromisos y acuerdos suscritos por ambas partes, esta nueva etapa responde al llamamiento de Su Majestad el Rey Mohammed VI, de “inaugurar una etapa sin precedentes en las relaciones entre los dos países”, y de Su Majestad el Rey Felipe VI de "caminar juntos para materializar una nueva relación". Corresponde también a la voluntad del Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, de “construir una relación sobre bases más sólidas”. Con este espíritu, los dos países tienen la intención de establecer una hoja de ruta duradera y ambiciosa.

La visita a Marruecos del Presidente del Gobierno español constituye una importante ocasión para consolidar esta hoja de ruta y definir las prioridades de la próxima Reunión de Alto Nivel (RAN), que deberá celebrarse antes de que finalice el presente año.

Sobre esta base, la nueva hoja de ruta incluye los siguientes elementos:

1. España reconoce la importancia de la cuestión del Sáhara Occidental para Marruecos, así como los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable. En este sentido, España considera la iniciativa de autonomía marroquí, presentada en 2007, como la base más seria, realista y creíble para resolver este diferendo.

2. Los temas de interés común serán tratados con espíritu de confianza, a través de la concertación, sin recurrir a actos unilaterales o hechos consumados.

3. La plena normalización de la circulación de personas y de mercancías se restablecerá de manera ordenada, incluyendo los dispositivos apropiados de control aduanero y de personas a nivel terrestre y marítimo.

4. Las conexiones marítimas de pasajeros entre los dos países se restablecerán de manera inmediata y gradual hasta la apertura de todas las frecuencias.

5. Con este mismo enfoque se iniciarán los preparativos para la operación Paso del Estrecho/Marhaba.

6. Se reactivará el grupo de trabajo sobre delimitación de espacios marítimos en la fachada atlántica, con el objetivo de lograr avances concretos.

7. Se iniciarán conversaciones sobre la gestión de los espacios aéreos.

8. Se relanzará y reforzará la cooperación en el ámbito de la migración. El Grupo Permanente Hispano-Marroquí sobre Migraciones se reunirá próximamente.

9. La coordinación en el marco de las respectivas presidencias del proceso de Rabat, durante el período 2022-2023, se realizará de forma que se ponga de relieve la cooperación ejemplar que mantienen los dos países en este ámbito, en beneficio de un enfoque global y equilibrado del fenómeno migratorio.

10. Se reactivará la cooperación sectorial en todos los ámbitos de interés común: económico, comercial, energético, industrial y cultural, entre otros.

11. La facilitación de los intercambios económicos y las conexiones entre los dos países será objeto de una próxima reunión.

12. El ámbito de la educación, la formación profesional y la educación superior será prioritario en esta nueva etapa. Se establecerá un grupo de trabajo específico con este objeto.

13. Se fortalecerá la cooperación cultural. Se constituirá un grupo de trabajo sectorial en el ámbito de la Cultura y el Deporte. Se dará un nuevo impulso al Patronato de la Fundación Tres Culturas.

14. Los informes de actividad de las reuniones y Grupos de Trabajo establecidos o reactivados se presentarán a la Reunión de Alto Nivel.

15. Los dos países iniciarán conversaciones sobre la actualización del Tratado de Buena Vecindad, Amistad y Cooperación de 1991, sobre la base de los principios, parámetros y prioridades que deben guiar sus relaciones bilaterales en los años venideros.

16. Su Majestad el Rey Mohamed VI y el Presidente del Gobierno de España, Excmo. Sr. D. Pedro Sánchez, designarán un comité encargado de la puesta en práctica de la presente declaración en un plazo de tres meses.

Hecho en Rabat, el 7 de abril de 2022