Saudi Aramco, cuenta atrás para la salida a bolsa más esperada

El debut de la firma más valiosa del mundo en Tawadul será el próximo 11 de diciembre; ofertará el 1,5% de sus acciones por 23.060 millones de euros
Saudi Aramco

REUTERS/HAMAD DHAHRAN  -   Máxima expectación para la salida a bolsa de la petrolera estatal Saudi Aramco, prevista para el próximo miércoles

Máxima expectación en la cuenta atrás para la salida a bolsa más esperada. Ya hay fecha: el próximo miércoles 11 de diciembre Saudi Aramco empezará a cotizar en la bolsa de Riad. Será la mayor operación de venta pública de acciones (OPV) de la historia. 

Las acciones de Aramco saldrán a bolsa con el símbolo ‘2222’ y tendrán un límite de fluctuación diario del 10% en positivo y en negativo, según informaba Efe citando un comunicado de Tadawul. 

La petrolera estatal fijó este jueves en 32 riales saudíes –lo que equivale a 7,69 euros- el precio de cada título y aseguró que ofertará el 1,5% de sus acciones por un total de 23.060 millones de euros. Se estima que el valor global de la compañía se sitúa en los 1,53 billones de euros. Es la empresa más valiosa del mundo.

La demanda total de los inversores por las acciones de Aramco ha alcanzado los 107.157 millones de euros, lo que quiere decir 4,65 veces la cantidad ofertada. El tramo destinado a inversores institucionales registró una demanda de 95.384 millones. El de los minoristas, de 11.773 millones de euros, informaba Expansión. 

De esta forma, Saudi Aramco supera a la firma china Alibaba, que consiguió reunir 22.579 millones de euros en su debut en la Bolsa de Nueva York. La firma se reservó un derecho de compra y de ofertar más acciones hasta los 3.450 millones de títulos durante los 30 primeros días, hasta alcanzar los 26.601 millones de euros, recogía el diario económico Cinco Días. 

El príncipe saudí Abdulaziz bin Salman, ministro de Energía, avanzó detalles sobre la evolución de la petrolera estatal en la reunión de la OPEP en Viena: a su juicio, Aramco valdrá más de 1,81 billones de euros en unos meses. 

La OPEP pacta la retirada de medio millón de barriles de crudo

En la capital austriaca la OPEP y sus aliados (OPEP+) acordaron este viernes en Viena retirar del mercado 500.000 barriles diarios de crudo a partir del enero próximo, adicionales al recorte de 1,2 millones de barriles al día que entró en vigor el primero de enero de este año, según informó Efe.

“Para equilibrar el mercado era necesario un recorte de 500,000 barriles diarios”, anunció el ministro de Energía de Rusia, Alexandr Novak, tras concluir la séptima reunión de la alianza formada por los catorce socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros diez productores independientes.

Los ministros del sector del grupo de 24 países volverán a analizar la situación con un probable reajuste del nivel de su oferta petrolera el 5 de marzo de 2020 también en la capital austriaca.
Con todo, la operación de Aramco presenta ciertas sombras y despierta reservas a algunos analistas.

Por ahora, la compañía no alcanzará los 2 billones de dólares de valor como pretendían las autoridades del Reino. Desde Riad se confía en atraer inversión para proseguir la diversificación económica. Las acciones de Aramco se están vendiendo fundamentalmente a inversores del Reino y de otros países vecinos. 

“Con la riqueza de los ciudadanos vinculada a una inversión cuyo valor fluctúa públicamente cada minuto, Arabia Saudí podría acabar más concentrada en asegurar la máxima producción petrolera en lugar de dedica a mejorar la salud del mercado general. En ese caso, la OPV de Aramco no sería un paso hacia la independencia de los combustibles fósiles sino un paso más cerca de ella”, apuntaba George Hay para Reuters. 

En Arabia Saudí el interés por las acciones de Aramco no se ha debilitado un ápice. La reputación doméstica de la petrolera es muy elevada. Las autoridades seguirán trabajando para lograr el objetivo de los 2 billones de dólares. “Superará los 2 billones de dólares. Apuesto que será así”, aseguraba el ministro saudí de Energía, en la pasada cita de la OPEC, según recogía The New York Times.

Aramco empezó el proceso de venta el pasado 3 de noviembre. La operación forma parte de la estrategia encabezada por el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman bin Abdulaziz al-Saud, para recaudar una ingente cantidad de dinero destinada a desarrollar otros sectores económicos del Reino en el afán de diversificar la economía del país. La estrategia: no depender casi exclusivamente del petróleo, su gran fuente de ingresos.