PUBLICIDAD

Marruecos

Staffan de Mistura se reúne con Nasser Bourita en Rabat durante su gira regional

El jefe de la diplomacia marroquí ha defendido la propuesta del Reino para el Sáhara
PHOTO/REDES SOCIALES

PHOTO/REDES SOCIALES  -   El Enviado Especial de la ONU, Staffan de Mistura llego este jueves en Rabat, donde se reunió con el Ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita

Staffan de Mistura, enviado especial de Naciones Unidas para el conflicto del Sáhara, ha dialogado con el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, durante su primer viaje por la región. En la reunión en el Palacio Real de Rabat también ha estado presente Omar Hilale, embajador marroquí ante la ONU. Durante el encuentro, Bourita ha abogado por “la reanudación del proceso político” bajo el liderazgo de la ONU para lograr una solución política. Asimismo, ha defendido la propuesta de autonomía marroquí para el Sáhara. 

De esta manera, el jefe de la diplomacia marroquí reafirma la postura de Rabat sobre la cuestión del Sáhara. El rey Mohammed VI, en los últimos discursos con motivo del aniversario de la Marcha Verde, abogó por una “solución pacífica”; aunque aseguró que "la maroquinidad del Sáhara nunca estará en la agenda de ninguna negociación", según informa el medio internacional TV5 Monde.

AFP/FABRICE COFFRINI
AFP/FABRICE COFFRINI - Staffan de Mistura, enviado especial de las Naciones Unidas (ONU) para el Sáhara Occidental

El Reino alauí, al igual que la ONU, respalda el proceso de mesas redondas en presencia de los cuatro actores involucrados en el conflicto: Marruecos, Argelia, Mauritania y el Frente Polisario. Naciones Unidas, por su parte, ha llamado a las partes a continuar su participación en las negociaciones con “un espíritu de realismo y compromiso, para llegar a una solución política realista, pragmática, duradera y basada en el compromiso”. No obstante, Argel y el Polisario se han opuesto a se reanuden las conversaciones de esta forma después de las que se organizaron en Suiza por el anterior enviado de la ONU, Horst Köhler. Aún así, Rabat sigue insistiendo en que Argelia participe en las negociaciones. “Sin Argelia no habrá diálogo”, advirtió Hilale en agosto.

El enviado especial de la Secretaría General de la ONU para el Sáhara Occidental visitará también Argelia y Mauritania 

Con el objetivo de llegar a un punto en común para que se restablezcan las conversaciones, De Mistura se reunirá con las otras partes del conflicto durante su viaje por la región. “El enviado personal espera escuchar las opiniones de todos los interesados sobre cómo avanzar hacia una reanudación constructiva del proceso político sobre el Sáhara Occidental”, informó Stephane Dujarric, portavoz de la ONU. El diplomático italo-sueco, después de su estancia en Marruecos, se reunirá con miembros del Frente Polisario en Tinduf, donde también visitará campos de refugiados. En Argel dialogará con representantes del Gobierno argelino. Finalmente, se trasladará a Mauritania, donde conversará con el Ejecutivo. 

Según informa Challenge, De Mistura se reunirá con delegaciones diplomáticas extranjeras en la región. El medio marroquí enumera a los embajadores de Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

AFP/FADEL SENNA
AFP/FADEL SENNA - Puesto fronterizo entre Marruecos y Mauritania en Guerguerat, situado en el Sáhara Occidental

El enviado especial ha decidido viajar a la región en un momento especialmente delicado entre Marruecos y Argelia, que rompieron sus relaciones diplomáticas el pasado mes de agosto. Siempre ha existido una fuerte controversia entre ambos países, ya que Argel es el principal aliado del Polisario. Sin embargó, fue Argelia quien decidió cortar los lazos con su vecino. En este contexto, Dujarric reconoció que esta cuestión es “una situación que hay que resolver”. “Esto está dentro del mandato de De Mistura”, señaló. La portavoz también hizo un llamamiento a un acercamiento entre ambas naciones. “Las cosas siempre son menos complicadas cuando los vínculos bilaterales entre países son más positivos que negativos”, añadió. 

De Mistura fue nombrado enviado especial para el Sáhara en noviembre después de que Köhler dimitiera en 2019 por motivos de salud. El expresidente alemán logró que las partes involucradas se reunieran en Ginebra, pero no consiguió que los actores del conflicto acercasen posturas con el fin de alcanzar una solución política.