PUBLICIDAD

Marruecos

Suecia confirma que solicitará formalmente el ingreso en la OTAN

Así lo aseguró la primera ministra sueca, Magdalena Andersson
De izquierda a derecha, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, el canciller alemán, Olaf Scholz, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson

AP/MICHAEL SOHN  -   De izquierda a derecha, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, el canciller alemán, Olaf Scholz, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson

El Gobierno de Suecia ha anunciado que pedirá formalmente la entrada en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). La primera ministra Magdalena Andersson hizo el anuncio después de la reunión extraordinaria del Ejecutivo del país escandinavo y tras la pertinente consulta con el Parlamento nacional. 

Suecia se une así de manera oficial a la postura ya confirmada de Finlandia sobre el deseo de entrar en la OTAN ante la amenaza rusa generada en el área del mar Báltico tras la invasión de Ucrania. Suecia rompe de esta forma con una política de dos siglos de no alineación con ningún bloque y decide entrar en la Alianza Atlántica por razones de “seguridad”.

"El Gobierno sueco ha decidido que Suecia debe ingresar en la OTAN", dijo en rueda de prensa Magdalena Andersson después de que el Ejecutivo recibiese el apoyo de los principales partidos políticos del Parlamento ante la preocupación generada por la guerra en Ucrania, teniendo en cuenta que el partido socialdemócrata de Andersson gobierna en minoría. 

El canciller alemán, Olaf Scholz, junto a la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson
REUTERS/MICHELE TANTUSSI - El canciller alemán, Olaf Scholz, junto a la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson

"La evaluación del Gobierno es que la membresía de la OTAN es la mejor manera de proteger la seguridad de Suecia, a la luz del entorno de seguridad que ha cambiado fundamentalmente tras la invasión de Rusia a Ucrania", dijo el Gobierno sueco en un comunicado oficial. 

"Lo mejor para la seguridad de Suecia y de los suecos es entrar en la OTAN y hacerlo junto con Finlandia", dijo la primera ministra, en declaraciones recogidas por la agencia EFE.

Cuando se le preguntó exactamente qué día el país entregaría la solicitud, la mandataria dijo que podría suceder esta semana, y añadió además que debe hacerse en coordinación con Finlandia.

Ante el escenario actual, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que su país no tiene ningún problema ni con Finlandia ni con Suecia y que su entrada en la OTAN no creará una amenaza, aunque sí provocará una respuesta. “A Rusia no le va a gustar que Suecia y Finlandia entren en la OTAN. Tenemos que estar preparados para unos meses complicados”, señaló Ulf Kristersson, el líder conservador de la oposición sueca. 

El presidente ruso Vladímir Putin
PHOTO/Presidencia de Rusia - El presidente ruso Vladímir Putin

"En cuanto a la expansión de la OTAN, incluso a través de nuevos miembros en la alianza que son Finlandia, Suecia, Rusia no tiene problemas con estos Estados. Por lo tanto, en este sentido, la expansión a expensas de estos países no representa una amenaza directa para Rusia”, dijo Putin en la cumbre de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva en Moscú este lunes, como informó el medio CNN. En cualquier caso, Vladimir Putin sí dijo que esta decisión sueca y finlandesa es un “error”.

En referencia al caso finlandés, el presidente ruso subrayó que “la renuncia a la tradicional política de neutralidad militar sería errónea, ya que no existe ninguna amenaza para la seguridad de Finlandia", como informó el Kremlin en un comunicado. Remarcó que el cambio de rumbo de Helsinki "puede influir negativamente en las relaciones ruso-finlandesas, que durante muchos años se caracterizaron por un espíritu de buena vecindad y cooperación entre socios, y tuvieron un cariz mutuamente beneficioso".

El Gobierno sueco decidió también adoptar una proposición que posibilitará que Suecia reciba apoyo militar de todos los países de la Unión Europea y de la OTAN durante el tiempo que dure el proceso de ratificación. "Suecia va a encontrarse en una situación de vulnerabilidad durante el tiempo que se tramite nuestra solicitud", dijo Magdalena Andersson, quien apuntó que su nación abre una “nueva era” respecto a su estatus y su posición geopolítica. 

“Esperamos que la adhesión no tarde más de un año”, manifestó Magdalena Andersson. Aunque hay dudas porque para la entrada de cualquier país en la Alianza Atlántica es necesaria la ratificación de los 30 miembros que forman parte de la OTAN y Turquía, miembro de gran relevancia en la organización ya que es el segundo más importante por tamaño de su Ejército, ya avanzó que tiene la intención de oponerse a la entrada de Suecia y Finlandia en la organización debido a que el país euroasiático señala negativamente a estas naciones por acoger y apoyar a determinados grupos kurdos, a los que el país turco califica como terroristas.