Terroristas respaldados por Turquía continúan con los robos de propiedades a los sirios

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los rebeldes estarían vendiendo las casas de la población kurda del noreste de Siria para las familias de los extremistas
Un tanque del Ejército turco en la ciudad siria de Afrin

PHOTO/REUTERS  -   Un tanque del Ejército turco en la ciudad siria de Afrin

Terroristas apoyados por Turquía siguen robando y saqueando las propiedades de los sirios y las ceden a familias extremistas recién llegadas al norte de Siria. Fuentes civiles residentes en la ciudad de Ras Al-Ain, en la provincia de Al-Hasaka, al noreste del país, afirmaron este lunes a la agencia de noticias local SANA que miembros del grupo terrorista conocido como Firqat Al-Hamza, apoyado por Ankara, roban y saquean las propiedades de los residentes y las ceden a los milicianos que han llegado para poblar la zona. El Firqat Al-Hamza es un grupo rebelde sirio afiliado al Ejército de Liberación Nacional Sirio, la facción rival que combate al Ejército Árabe Sirio de Bachar al-Asad.

Varias casas sirias han sido completamente confiscadas por los militares, según las fuentes consultadas por SANA, que también confirmaron las luchas entre algunos residentes y terroristas por el robo y saqueo de sus propiedades. También hay una cantidad indeterminada de muertes y lesiones entre los atacantes.

Estas actividades no son nuevas. Las facciones respaldadas por Turquía en el llamado Ejército Nacional sirio también continúan sus violaciones contra la población de la zona de Afrin al noroeste de Alepo. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR, por sus siglas en inglés) ha informado sobre la situación en la ciudad como resultado de las prácticas y violaciones llevadas a cabo por estas facciones contra los kurdos restantes después de que los rebeldes los obligaran abandonar sus hogares.

De acuerdo con el SOHR, “Ankara ha dado luz verde” a los miembros del Ejército Nacional sirio para “vender” las propiedades e incluso los hogares de los kurdos sirios a “precios nominales”, después de haberlos obligado a abandonar todo y evacuar el área. Las casas se venden a precios que van desde los 3.000 dólares a los 5.000 para casas de dos pisos.

Las fuentes consultadas por el Observatorio añadieron que “las facciones respaldadas por Turquía en la ciudad de Afrin están causando estragos en el área, y recientemente han comenzado a vender casas y tiendas o alquilarlas como su propia propiedad”. Además, las fuentes han denunciado la situación que padecen los kurdos, pues según el observatorio “están siendo intimidados por estas facciones (los rebeldes) como parte de la política sistemática de Turquía y las facciones delegadas para obligar a los residentes restantes de Afrin para abandonar el área”. Los kurdos de la zona tienen miedo de abandonar sus hogares, especialmente por la noche, por temor a ser secuestrados o arrestados bajo varios pretextos”.

Cabe recordar que desde el año 2018 el cantón kurdo de Afrin está bajo la ocupación turca, después de ser tomado por las Fuerzas Armadas de Turquía y sus aliados del Ejército Libre Sirio y otras facciones islamistas sobre las milicias kurdas Unidades de Protección Popular.

En esta línea, el SOHR señala que las irregularidades y las violaciones de los derechos humanos, incluido los secuestros y la tortura, han aumentado en los últimos dos años desde que las fuerzas turcas han ocupado el área. Todo esto ocurre en el silencio de la comunidad internacional y de muchos medios, ha informado la agencia de derechos humanos.

Sobre esta situación, el jefe del grupo parlamentario checo para la Amistad Siria, Stanislav Grospic, ha condenado los actos criminales de los terroristas respaldados por el régimen turco. En declaraciones a SANA, Grospic dijo que “los terroristas y los ocupantes que los apoyan no están conformes con el saqueo y el robo de las propiedades de las personas, sino que también roban los documentos que cuentan la historia de la civilización siria”, haciendo referencia al saqueo del patrimonio cultural nacional sirio.

Grospic aseguró que estos actos demuestran “la degradación moral de los ocupantes turcos y sus herramientas terroristas y criminales”, y expresó su confianza en que el Ejército Sirio liberará a Idlib y, de esta manera, “pondrá fin a la presencia militar ilegítima de las fuerzas turcas y otras fuerzas en el territorio sirio”.