Turquía bloquea un periódico por la publicación de informes sobre soldados en Libia

Dos periodistas del sitio web Yeni Yasan han sido condenados a más de cuatro años de prisión por “divulgar documentos relacionados con actividades de inteligencia”
 El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

PHOTO/AP  -   El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

Las autoridades turcas bloquearon el sitio web del periódico Yeni Yasam tras la publicación de las penas de prisión para su editor y su director de noticias. En un comunicado, el periódico explicó que la Autoridad de Comunicaciones y Tecnología había implementado la decisión emitida el pasado 15 de septiembre. Ya con anterioridad, el Tribual de Magistrado y Penal de Hatay había dictaminado la prohibición de navegar por el sitio web del periódico.

El pasado 9 de septiembre se dictaron las sentencias de prisión contra el editor jefe del rotativo, Mehmet Ferhat Çelik, y su director de noticias, Aydin Kasr, tras la publicación de se sendos informes sobre funerales celebrados para soldados muertos en Libia.

Las condenas de los dos periodistas superan los cuatro años de cárcel y están acusados de divulgar información y documentos relacionados con actividades de inteligencia. La investigación de los fiscales turcos contra los periodistas se sustentaba en la publicación de la identidad de un oficial de campo de la Agencia Nacional de Inteligencia, MIT, que sirvió y murió en Libia, donde Turquía apoya al Gobierno de Trípoli. Los fiscales dijeron que los periodistas habían revelado información importante sobre actividades y documentos de inteligencia y habían puesto en peligro a familiares y compañeros de los agentes de inteligencia.

Ankara está jugando un papel fundamental en el conflicto que sufre la nación norteafricana, especialmente desde el acuerdo firmado en noviembre del año pasado entre Ankara y el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), con sede en Trípoli y liderado por Fayez Sarraj. En el marco de este acuerdo de seguridad y cooperación económica, Turquía ha intensificado su presencia en Libia, con el envío de mercenarios y decenas de cargamentos de material militar, con el objetivo final de aumentar su presencia en el Mediterráneo oriental y tener acceso directo a los yacimientos de petróleo libios.

La guerra civil libia se ha internacionalizado y las intervenciones extranjeras se han multiplicado. Sumado al apoyo de Turquía, el GNA recibe el respaldo de Naciones Unidas, Qatar e Italia; mientras que el Ejército Nacional de Libia (LNA, liderado por el mariscal Jalifa Haftar), recibe el apoyo de Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Rusia y Francia. Aunque el tribunal turco estableció sentencias de cárcel para cinco periodistas del diario, tres de los fueron liberados, después de tener en cuenta que llevaban más de seis meses de prisión.

Grupos de derechos humanos y partidos de la oposición habían pedido al Gobierno de Recep Tayyip Erdogan que liberara a los periodistas. Reporteros sin Fronteras ha denunciado cómo ha aumentado la violencia contra los periodistas, sobre todo tras las elecciones municipales de 2019, con una campaña electoral tensa donde “decenas de periodistas locales fueron víctimas de agresiones”.

Según el sindicato de periodistas turco, 72 periodistas y trabajadores de los medios se encuentran actualmente encarcelados. Turquía ocupa el puesto 157 entre 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019 de Reporteros sin Fronteras. Desde el fallido golpe de Estado de 2016, el Gobierno de Erdogan ha cerrado 70 periódicos, 20 revistas, 34 estaciones de radio y 33 canales de televisión como parte de la represión contra los críticos a la administración turca.