Turquía y la Unión Europea se enfrentan por el gas del Mediterráneo oriental

Ankara comenzará a perforar el 20 de abril en la zona económica de Chipre
Yavuz

 -  

“Si Turquía continúa con lo que está haciendo, responderemos y actuaremos dentro del marco que establecemos”, declaró esta semana el portavoz de la Oficina de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Peter Stano. El funcionario comunitario se refería, así, a la reanudación por parte de la nación euroasiática de las operaciones de perforación y exploración en el Mediterráneo oriental, concretamente, en la zona económica que se considera exclusiva de Chipre, según desveló Al Masdar News.

La publicación informaba este jueves de que “un barco que transportaba una plataforma gigante de exploración petrolera entró al estrecho de Çanakkale (Dardanelos), en el noroeste de Turquía, que conecta el Mediterráneo y el Mar Negro, protegido por la Guardia Costera turca”. Este nuevo movimiento de Ankara significa que el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan ha dado la orden de reiniciar las operaciones en la parte oeste del Mare Nostrum, tras varios meses de inactividad. 

Stano señaló que el eje comunitario considera estas acciones turcas como “ilegales”. “Nuestra posición no ha cambiado, y todavía creemos que estas acciones son ilegales y nos preocupan”, manifestó en un comunicado, donde también recordó que Bruselas estableció en noviembre de 2019 “un marco legal para imponer medidas restrictivas contra Turquía, que fueron seguidas en febrero de 2020 por la adopción de sanciones contra algunos de los agentes involucrados en las excavaciones”.

Por su parte, el alto representante de la UE en esta materia, Josep Borrell, aseguró que “las instituciones y los Estados miembros supervisarán de cerca y seguirán las acciones de Turquía en el Mediterráneo Oriental”.

El 15 de abril, Ankara emitió un NAVTEX (del inglés, NAVigational TEXt Messages) por el que comunicaba que el 20 de abril el buque de perforación Yavuz comenzaría sus operaciones al oeste de Chipre, que se extenderán hasta el 18 de julio. 

La respuesta oficial de este pequeño país comunitario de 9.000 kilómetros cuadrados no se hizo esperar. El portavoz del Gobierno, Kyriacos Kousios denunció en la agencia nacional de prensa que Turquía estaba “siguiendo la política de los cañoneros, comportándose como piratas del Mediterráneo oriental, violando los principios del derecho internacional e interfiriendo en los derechos soberanos de terceros países, incluido Chipre”. Además, también criticó el oportunismo del Ejecutivo de Erdogan, que aprovecha la situación de caos mundial provocada por la pandemia del coronavirus para profundizar en sus ambiciones en materia de política exterior. “Esta política no solo continúa, sino que también se está intensificando, en un momento en el que todo el mundo se enfrenta a la COVID-19 y todos los estados están haciendo ingentes esfuerzos para proteger la salud y la seguridad de sus ciudadanos”, declaró el funcionario chipriota. “La política de Turquía ignora incluso la pandemia y no respeta ni siquiera los tiempos difíciles que atraviesan los estados”, concluyó.

Cabe recordar, en este punto, que el país liderado por Erdogan no reconoce a la República de Chipre como estado. En cambio, sí defiende la soberanía de la denominada República Turca del Norte de Chipre. “Como Turquía no reconoce a la República de Chipre, cree que puede robar sus recursos en libertad. No es de extrañar, porque Turquía es solo uno de los 15 países en todo el mundo que no reconoce la Ley del Mar de la Carta de Naciones Unidas y utiliza la declaración casi ilegal en el norte ocupado de Chipre para justificar su piratería”, explica el analista Paul Antonopoulos en Greek City Times.

Del mismo modo, los medios griegos han denunciado que Turquía ha creado “un clima explosivo en el Egeo”. ProNews y Pentapostagma explican, en esta línea, que Ankara ha protagonizado en las últimas semanas vuelos de aviones de combate armados sobre las islas, como Lesbos, Chios o Samos. “Estos nunca han sucedido con la frecuencia que tienen ahora”, advierten.