PUBLICIDAD

Iberdrola

Ucrania, un ejemplo más de las mujeres como botines de guerra

Desde el inicio de la invasión rusa se han reportado más de 300 casos de violaciones a mujeres. Sin embargo, se estima que el número sea mayor debido a la dificultad para reportarlos
portada-mujer-ucrania

REUTERS/OLEKSANDR RATUSHNIAK  -   Una mujer camina por una calle vacía, mientras continúa el ataque de Rusia a Ucrania, en la ciudad de Bucha, en la región de Kyiv, Ucrania 1 de abril de 2022

En los conflictos militares las mujeres sufren una doble victimización. Al horror de las consecuencias de las guerras, en el caso tanto de las mujeres como de las niñas, se les suma las violaciones y agresiones sexuales. Ucrania, al igual que otros muchos países que han vivido algún conflicto militar, es testigo de ello.

Entramos en el 49º día de invasión rusa. En un momento en el que las tropas rusas comienzan a replegarse para concentrar sus esfuerzos en la zona del Donbás, los daños de la guerra comienzan a aflorar. Además del horror y las muertes, las violaciones a mujeres han comenzado a salir a la luz, demostrando que estas continúan siendo botines de guerra independientemente de los marcos legales vigentes que penalizan dichas agresiones o de los propios avances en derechos humanos. 

ancianas-conflicto-ucrania
REUTERS/VALENTYN OGIRENKO - Mujeres locales reaccionan mientras intentan reconocer a sus familiares entre los cuerpos de los civiles que, según las autoridades ucranianas, fueron asesinados durante la invasión rusa y luego enterrados en una fosa común en la ciudad de Bucha, en las afueras de Kiev, Ucrania, el 8 de abril de 2022

En las guerras los derechos humanos caen en el olvido y en el caso de las mujeres los daños se duplican. El presidente ucraniano, Volodomir Zelensky, ha denunciado “cientos de violaciones incluso a niñas pequeñas, incluidas bebés” como víctimas de estos actos desde que comenzó la invasión rusa en las zonas ocupadas. A las palabras de Zelensky se les suma también las del alcalde de Bucha, quien ha reportado “el abuso sexual de 25 jóvenes ucranianas en un mes”.

Estas declaraciones han sido reiteradas por la defensora del pueblo de Ucrania, Liudmila Denisova, quien denunció la existencia de un sótano ubicado en Bucha donde se encuentran secuestradas estas 25 mujeres, de entre 14 y 24 años. Nueve de ellas actualmente están embarazadas como consecuencia de las constantes violaciones de los rusos. Denisova ha agregado que “los soldados rusos les dijeron que las violarían de tal manera que no querrían tener relaciones sexuales con ningún hombre para evitar que tengan hijos ucranianos”. 

bucha-fosas-comunes
REUTERS/VALENTYN OGIRENKO - Mujeres permanecen junto a los cuerpos de los civiles que, según las autoridades ucranianas, fueron asesinados durante la invasión rusa y luego exhumados de una fosa común en la ciudad de Bucha, en las afueras de Kiev, Ucrania, el 8 de abril de 2022

Las denuncias al igual que las declaraciones relatando estos crímenes se multiplican. La presidenta de la organización Strada Ukraine, Kateryna Cherepakha, denunció que “sabemos que muchos de estos casos no se descubrirán jamás. Muchas son asesinadas por los soldados rusos, pero queremos que sepáis que las violaciones se están usando como arma de guerra en ucrania”.  

bombardeos-ucrania-mujer
AP/FELIPE DANA - Una mujer observa cómo los trabajadores retiran los cuerpos de tres hombres asesinados en Bucha, en las afueras de Kiev, Ucrania, el martes 5 de abril de 2022

Asimismo, afirmó que el servicio telefónico de emergencias de la organización recibe cada día llamadas denunciando los abusos sexuales de los rusos, “no es más que la punta del iceberg”, lamenta.

Por otra parte, la directora ejecutiva de la ONU mujeres, Sima Bahous, afirma que “se están recibiendo cada vez más denuncias de violaciones y otros abusos. La combinación de desplazamientos masivos con una gran presencia de reclutas y mercenarios, y la brutalidad mostrada contra los civiles ucranianos ha hecho saltar todas las alarmas". 

refugiadas-ucrania
AFP/ RONALDO SCHEMIDT - Unas mujeres saludan para despedirse de sus familiares cuando se disponen a salir en tren en la estación central de Slovyansk, en la región del Donbass, el 12 de abril de 2022

Alertadas desde el inicio de que podrían ser víctimas de violaciones, muchas de ellas optaron por raparse el pelo para hacerse pasar por hombres. Otras decidieron huir en condición de refugiadas para escapar de la barbarie. Sin embargo, esto tampoco es una garantía de su salvación ya que muchas de ellas han caído en las redes de la trata sexual o han sufrido engaños derivados a este fin.

Impunidad de las violaciones

De hecho, las violaciones han sido tan normalizadas en los conflictos que apenas se persiguen a los culpables, sumado a la dificultad por demostrar estos crímenes. Forma parte del contexto, al igual que las muertes. En este caso las violaciones se ejercen con el simple hecho de hacer el máximo daño posible. En múltiples ocasiones las mujeres son vistas, al igual que la tierra, como territorios de conquista. En otros conflictos, como en Ruanda, los propios altos cargos militares apelaban a sus soldados a violar a las mujeres como demostración de poder. 

mujeres-ucrania-conflicto
AP/PETROS GIANNKOURIS - Unas mujeres permanecen junto a un coche mientras el humo se eleva en el aire en el fondo tras un bombardeo en Odesa, Ucrania, el domingo 3 de abril de 2022

Asimismo, y dependiendo del país y su idiosincrasia, a menudo las mujeres son el reflejo del honor familiar. En caso de que estas sufran una “deshonra”, esto es una violación, no solo sufren los estragos de los abusos sexuales si no que son expulsadas e ignoradas por sus propias familias.

A esto se les suma la propia concepción de las mujeres concebidas como “propiedad de los hombres”. Diferentes analistas indican que este pensamiento hace que las violaciones se perpetúen. La investigadora estadounidense centrada en cuestiones de género y seguridad, Carol Cohn, señalaba en su libro “las mujeres y las guerras” que “la visión patriarcal de las mujeres como propiedad de los hombres suscribe la noción de que la violación es simplemente parte de la legítima recompensa de la guerra: los ganadores estarían autorizados a tomar a las mujeres de sus oponentes, tal y como saquean otras propiedades”. 

niña-mujer-refugiadas-ucrania
AFP/FABRICE COFFRINI - Una refugiada ucraniana sostiene a su hija dormido en un autobús tras aterrizar en el aeropuerto de Zúrich procedente de Cracovia, el 22 de marzo de 2022

Señala, además, que otro de los motivos por los que se perpetúan estas agresiones es debido a que “la violación se utiliza intencionadamente para aterrorizas y desmoralizar a las comunidades civiles en un intento de presionarlas para que dejen de dar apoyo a los grupos rivales o para forzarles a abandonar la zona”.

Consecuencias físicas y psicológicas 

Además del trauma que supone el acto en sí, las violaciones traen consigo consecuencias tanto físicas como psicológicas a largo plazo. En esta línea, las propias consecuencias físicas van desde las heridas o las enfermedades de transmisión sexual como el VIH hasta embarazos no deseados. Asimismo, suponen un grave daño sobre el cuerpo de las mujeres como desgarramientos o abrasiones. 

manifestacion-bandera-ucrania
AFP/KENA BETANCUR - Mujeres, envueltas en una bandera ucraniana, se abrazan durante un flash mob en protesta por los abusos sexuales cometidos por soldados rusos en Ucrania, en el Washington Square Park de Nueva York, el 8 de abril de 2022

Por otro lado, a nivel psicológico estos actos derivan en trastornos que se mantienen a la larga. Es el caso del estrés postraumático y los cuadros depresivos que pueden acarrear consecuencias fatales en caso de que no sean tratados por un especialista.

Es por este motivo por el que muchas organizaciones apelan a que las mujeres que han sido víctimas de estas agresiones puedan acceder a los centros sanitarios, de manera gratuita y libre, sobre todo aquellas que no cuentes con los recursos necesarios para ello. Sin embargo, denuncian que un número pequeño de estas víctimas son las que obtienen un servicio médico pertinente, por lo que el problema se agrava, amparado además por la impunidad y la dificultad por verificar que estos hechos se han cometido. 

bombardeos-ucrania
AP/VADIM GHIRDA - Mujeres cargando productos alimenticios caminan junto a un edificio de apartamentos destruido en Borodyanka, Ucrania, el miércoles 6 de abril de 2022

La guerra es la máxima representación de la deshumanización. Las consecuencias humanas, económicas y sociales son nefastas, pero en este caso, las mujeres sufren un daño mayor. Los conflictos siguen demostrando lo peor de la humanidad y en ocasiones arrojan problemas sociales que siguen vigentes hasta en las sociedades más democráticas. En el caso de las guerras y las mujeres, muchos problemas que solo les afectan a ellas, (al menos en la mayoría de los casos), continúan quedando invisibilizados. Los motivos de este silencio son múltiples y necesarios de analizar, pero, al final, las mayores víctimas siguen siendo las mismas en un escenario límite en el que la desigualdad de género alcanza su máxima representación.