PUBLICIDAD

Iberdrola

Un cuarto buque de perforación turco se encuentra de camino a la zona del Mediterráneo

Se une a la misión turca para la exploración energética del mar Mediterráneo y el mar Negro
REUTERS/MURAD SEZER - El buque perforador turco Yavuz en el mar Mediterráneo oriental frente a las costas de Chipre

REUTERS/MURAD SEZER  -   El buque perforador turco Yavuz en el mar Mediterráneo oriental frente a las costas de Chipre

Se encuentra en camino el cuarto buque turco de perforación, Cobalt Explorer, procedente de Corea del Sur, este se unirá a los otros tres navíos propiedad de Turquía, los cuales están llevando a cabo diversas exploraciones energéticas en el Mediterráneo y el mar Negro. Fatih Dönmez, ministro turco de Energía y Recursos Naturales, había señalado tiempo atrás que adquiriría un cuarto buque de perforación a su flota. Asimismo, el ministro escribió, el pasado lunes, vía Twitter la confirmación de que el nuevo buque de perforación estaba de camino dirección.

Turquía es un país que posee poco petróleo y gas, tiene una gran dependencia de las importaciones de Rusia, Azerbaiyán e Irán. Para reducir la dependencia exterior del suministro energético, “el país está explorando posibilidades como la perforación, la energía nuclear y las energías renovables”, señaló un funcionario turco. “Turquía tiene una capacidad de generación de energía de 100.000 megavatios, de los cuales, 54.000 proceden de fuentes renovables”, agregó.

REUTERS/MURAD SEZERARA - El buque de perforación turco Yavuz es escoltado por la fragata de la marina turca TCG Gemlik (F-492) en el mar Mediterráneo oriental frente a Chipre, el 6 de agosto de 2019
REUTERS/MURAD SEZERARA - El buque de perforación turco Yavuz es escoltado por la fragata de la marina turca TCG Gemlik (F-492) en el mar Mediterráneo oriental frente a Chipre, el 6 de agosto de 2019

En este último tiempo, el país turco está desarrollando una serie de actividades de exploración energética en partes del Mediterráneo oriental, zonas consideradas territorio marítimo de Grecia y Chipre. Ante esto, tanto los países involucrados como la Unión Europea han manifestado en diferentes ocasiones la violabilidad marítima internacional por la perforación turca sobre esas zonas. Mientras tanto, Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, se ha negado a la retirada de los barcos. Todo esto ha derivado en una disputa internacional por los futuros posibles depósitos de gas y petróleo del Mediterráneo, acrecentando las tensiones en el Mediterráneo oriental.

El nuevo enorme buque turco tiene capacidad para operar a una profundidad de 3.600 metros y tiene una altura de 104 metros. Asimismo, ofrece la posibilidad de llevar una tripulación de 200 personas. De esta manera, Cobalt Explorer se unirá a los barcos turcos, mencionados anteriormente, que llevan exploraciones energéticas en el Mediterráneo oriental y el mar Negro desde el año 2020, de acuerdo con la información ofrecida por la agencia oficial Anadolu: el buque de perforación de aguas ultraprofundas Fatih ha descubierto 540.000 millones de metros cúbicos de reservas de gas natural en el yacimiento de gas de Sakarya; y  Kanuni y Yavuz, son los otros dos barcos que se encuentran perforando en el mar Negro.

El Cobalt Explorer fue comprado por la compañía estatal de petróleo y gas de Turquía (TPAO) al gigante surcoreano de fabricación de chips Daewoo en noviembre del año pasado. Después de mucho tiempo, Daewoo consiguió vender el navío tras numerosos fracasos de acuerdos de compra. Dicha adquisición se efectuó en febrero del año pasado, en un esfuerzo por expandir sus proyectos de energía.

AFP/CHRISTOS AVRAAMIDES - Plataforma ‘Homer Ferrington’ de Noble, donde se están realizando perforaciones de exploración de hidrocarburos frente a Chipre en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de la isla
AFP/CHRISTOS AVRAAMIDES - Plataforma ‘Homer Ferrington’ de Noble, donde se están realizando perforaciones de exploración de hidrocarburos frente a Chipre en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de la isla

De cara al futuro, “Turquía planea bombear gas de sus reservas de gas natural del mar Negro a su red principal en el primer trimestre de 2023”, informaron medios de comunicación estatales. “Las reservas de gas natural de 540.000 millones de metros cúbicos, que se encontraron en el yacimiento de gas de Sakarya frente a la costa de la provincia de Zonguldak después de 2020, tienen el potencial de satisfacer las necesidades de los hogares turcos durante 30 años, dijo la emisora estatal TRT citando a Dönmez.  “La producción de petróleo aceleró gracias a los pasos dados en el campo de energía. Planean hacer de Ankara un centro de producción y tecnología en el área de energía”, expresó el ministro de Energía y Recursos Naturales vía Twitter.

La llegada del barco está prevista para mayo, aproximadamente en dos meses, informó Anadolu. De acuerdo con el sitio web de seguimiento de barcos MarineTraffic, Cobalt Explorer navega cerca del sur de la península coreana dirección Singapur. Mientras tanto y como consecuencia de la invasión rusa, la Comunidad Internacional, pero sobre todo los mercados emergentes ven con preocupación el aumento del precio del petróleo turco.