Una mujer es la directora científica de la sonda que Emiratos enviará a Marte en cinco días

Ya instalada a bordo de su cohete portador, el despegue continúa programado para el 15 de julio mientras las condiciones climáticas o algún contratiempo técnico no lo impida
- La responsable científica del proyecto, Maryam Rashid Al Shamsi, ha confirmado que los datos recopilados por la misión estarán a disposición de la comunidad científica internacional

PHOTO/ MBRSC  -   - La responsable científica del proyecto, Maryam Rashid Al Shamsi, ha confirmado que los datos recopilados por la misión estarán a disposición de la comunidad científica internacional

La sonda marciana Al Amal ya ha sido encapsulada y se encuentra interconectada en modo seguro en la parte alta del cohete japonés H-IIA, el vector de lanzamiento que la debe transportar hasta el espacio y encaminarla en su trayectoria hacia Marte en tan solo cinco días. La responsable científica del proyecto, la ingeniero Maryam Rashid Al Shamsi, ha confirmado que una vez que la sonda comience su misión de exploración de la atmósfera marciana, los datos obtenidos serán recopilados por el Centro de Datos Científicos de Emiratos y estarán a disposición de la comunidad científica internacional, “para que les ayude a comprender el clima y las causas por las que el Planeta Rojo ha perdido parte de su atmósfera”.

Concebida, desarrollada y fabricada en Estados Unidos con la colaboración del Centro Espacial Mohammed bin Rashid de Dubái, la astronave Al Amal ‒que en árabe significa “Esperanza”‒ está equipada con tres instrumentos: una cámara multibanda EXI, qué captará imágenes de alta resolución; un espectrómetro de imágenes ultravioleta EMUS; y un espectrómetro infrarrojo térmico interferométrico EMIRS.

La cuenta atrás dará comienzo 16 horas antes del despegue, programado para el miércoles, 15 de julio, a las 05:51:27 de la madrugada ‒hora de Tokio‒, cuando serán las 22:51:27, hora peninsular española. No obstante, los meteorólogos confirmarán el próximo domingo si las previsiones sobre la ausencia de vientos fuertes y las condiciones atmosféricas son óptimas o no para el disparo. Con un peso al despegue de 1,5 toneladas y 2,9 metros de longitud por 2,37 metros de ancho, será emplazada en una órbita elíptica alrededor de Marte entre 22.000 y 44.000 kilómetros de altura, donde permanecerá hasta el año 2023 enviando a la Tierra hasta 1 Terabit de datos.

Los meteorólogos japoneses deben confirmar el próximo domingo si las condiciones atmosféricas permiten el despegue el 15 de julio
PHOTO/JAXA - Los meteorólogos japoneses deben confirmar el próximo domingo si las condiciones atmosféricas permiten el despegue el 15 de julio
Todas las pruebas ya superadas

Primera nave espacial interplanetaria de una nación árabe, Al Amal  partirá desde el Centro Espacial de Tanegashima ‒en el suroeste de Japón‒ en un lanzador H-IIA, que ya ha surcado el espacio 41 ocasiones desde 2001 y que solo ha tenido un fracaso, lo que ofrece una tasa de fiabilidad del 97,5%. Su constructor es Mitsubishi Heavy Industries (MHI), una filial especializada en productos aeroespaciales de la famosa corporación industrial Mitsubishi.

Durante la fase de aceleración que sigue a los críticos momentos iniciales del despegue, los propulsores del cohete lo impulsarán hasta alcanzar una velocidad de 34.082 km/h ‒más de 27 veces la velocidad del sonido‒, suficiente para situar en escasos minutos a la astronave de Emiratos fuera de la atmosfera terrestre. A partir de ese momento y durante cerca de 200 días recorrerá 495 millones de kilómetros hasta llegar a Marte. 

El responsable de la astronave, Suhail AlDhafri, ha dado su visto bueno a todas las pruebas y controles finales, en especial al software, los paneles solares, equipos de comunicación e instrumentos científicos embarcados
PHOTO/MBRSC - El responsable de la astronave, Suhail AlDhafri, ha dado su visto bueno a todas las pruebas y controles finales, en especial al software, los paneles solares, equipos de comunicación e instrumentos científicos embarcados

Los ingenieros emiratíes han supervisado las operaciones que han efectuado los técnicos japoneses, que han dejado a la sonda fijada sobre un adaptador en el interior del lanzador y protegida con mantas térmicas para resguardarla de las extremas temperaturas y presiones que se producen durante el despegue. Antes de proceder a cargar al completo las baterías de la sonda y a efectuar su integración en el H-IIA, los técnicos emiratíes desplazados hasta Japón capitaneados por Suhail AlDhafri ‒responsable de la astronave‒, habían dado por concluidas todas las pruebas y controles finales, en especial la revisión detallada del software, los paneles solares, equipos de comunicación e instrumentos científicos embarcados. 

Bajo la supervisión del jefe de proyecto, Omran Sharaf, han prestado una especial atención a comprobar el buen estado y funcionamiento de los sensores estelares que viajan en la sonda. Se trata de equipos que resultan clave para que Al Amal pueda determinar su correcta posición relativa en el espacio y ajustar su trayectoria hacia el Planeta Rojo. 

La integración de la sonda Al Amal en el interior del lanzador H-IIA ha sido una tarea conjunta entre japoneses y emiratíes
PHOTO/MBRSC - La integración de la sonda Al Amal en el interior del lanzador H-IIA ha sido una tarea conjunta entre japoneses y emiratíes
Ya en manos de la tecnología japonesa

Antes de su integración en el cohete, técnicos japoneses concluyeron el llenado de los depósitos de la sonda con 700 kilos de hidracina, un combustible muy tóxico e inflamable que requiere una continua comprobación de que no existen fugas. La citada cantidad se ha considerado suficiente para que Al Amal viaje durante siete meses a través del espacio y mantenga su órbita alrededor del Planeta Rojo. 

El director general de la Agencia Espacial de Emiratos, Mohamed Nasser Al-Ahbabi, ha subrayado que su país está involucrado de lleno en la exploración del cosmos porque “es importante para la sostenibilidad de nuestra tierra, sirve de puente hacia el futuro y brinda inspiración a las jóvenes generaciones para que se sientan atraídas por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas”.

Será situada alrededor de Marte en una órbita elíptica entre 22.000 y 44.000 kilómetros de altura. Desde allí enviará datos a la Tierra hasta al menos el año 2023
PHOTO/MBRSC - Será situada alrededor de Marte en una órbita elíptica entre 22.000 y 44.000 kilómetros de altura. Desde allí enviará datos a la Tierra hasta al menos el año 2023

La apertura de la ventana de lanzamiento que se inicia el 15 de julio se extenderá hasta el 13 de agosto. Los analistas de la misión han calculado que si se produce el despegue durante cualquiera día del citado periodo, la sonda alcanzará la órbita Marte “en el menor tiempo posible y consumiendo la menor cantidad de combustible”. 

Con la sonda ya dentro del cohete portador, toda la responsabilidad de los trabajos y verificaciones hasta el momento del despegue corren a cargo de los técnicos de Mitsubishi Heavy Industries, que siguen detallados procedimientos de verificación de todos los subsistemas a bordo, de manera espacial los de mando y control, telemetría, propulsión y control térmico.

Si el despegue se produce entre el 15 de julio y el 13 de agosto, la astronave marciana ingresará en la órbita de Marte en febrero de 2021, momento en que las autoridades del país darán inició a las celebraciones conmemorativas del 50 aniversario de la fundación de Emiratos Árabes Unidos.