PUBLICIDAD

Marruecos

Una nueva etapa en las relaciones entre Marruecos y España

El rey Mohammed VI ha declarado que desea iniciar una nueva época basada en la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y el compromiso
atalayar_Mohammed VI

 -  

Tras varios meses enfrascados en una crisis diplomática, Marruecos y España comienzan una “nueva etapa inédita” en sus relaciones, tal y como aseguró el rey marroquí, Mohammed VI. El monarca, a través de su discurso con motivo del 68º aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo, expresó su deseo, con total “sinceridad y confianza”, de “seguir trabajando con el Gobierno de España y con su presidente, Su Excelencia el Sr. D. Pedro Sánchez”. No obstante, Mohammed VI admite haber pasado “por una crisis inédita que ha sacudido fuertemente la confianza mutua y ha planteado numerosos interrogantes sobre su destino”. Para superar estos desafíos, el rey alaui apuesta por unas relaciones basadas en “la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y la honra a los compromisos”. “Nuestro objetivo no consistió únicamente en salir de esta crisis, sino en hacer de la misma una ocasión para revisar los fundamentos y los determinantes que gobiernan estas relaciones”, señaló. Además de aludir a España durante el discurso, el monarca también envió un mensaje a Emmanuel Macron, con el que “unen lazos de amistad y mutua consideración”. 

El presidente español, Pedro Sánchez, ha recibido con agradecimiento las palabras del rey marroquí. “Creo que de toda crisis surgen también oportunidades y esta creo que es una gran oportunidad para redefinir esas relaciones, los pilares sobre los que se sustentan y en ese sentido no puedo más que agradecer y reconocer las palabras del Rey de Marruecos”, declaró Sánchez. El mandatario ha recordado que Marruecos “es un aliado estratégico tanto de España como del conjunto de la Unión Europea”. Respecto a la cuestión de la repatriación de menores no acompañados que llegaron en mayo a Ceuta, Sánchez propuso “dar respuesta también al complejo equilibrio de convivencia” en la ciudad autónoma en colaboración con Rabat.

atalayar_españa-marruecos
AFP/FADEL SENNA - El Primer Ministro de Marruecos, Saad Eddine el-Othmani, y el presidente español Pedro Sánchez

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, también ha celebrado la decisión de Marruecos de tender una mano a España para superar la crisis. “Marruecos es un socio de España y de la Unión Europea y, de hecho, deseamos poder seguir comprometidos en la profundización de esta asociación que es fundamental entre Marruecos y la Unión Europea”, subrayó Michel. El líder europeo remarcó también la asociación bilateral no solo en migración, sino también en desarrollo económico y cooperación. “Creemos que el diálogo, la asociación y el compromiso son útiles para ambas partes”, añadió. 

La crisis entre Rabat y Madrid comenzó a finales de abril, cuando el Ejecutivo español permitió la entrada de Brahim Ghali, el líder del Frente Polisario, al territorio nacional. El ingreso del saharaui en un hospital de Logroño provocó críticas desde Marruecos, ya que España no informó a su vecino sobre los acontecimientos. Después de una serie de declaraciones por parte del Gobierno marroquí atacando a España por sus actos, la crisis se agravó con la entrada de más de 10.000 migrantes procedentes de Marruecos a Ceuta.

Desde entonces, otros países y algunas instituciones como el Parlamento Europeo y el Parlamento Árabe han intervenido y mediado en la crisis, mientras organizaciones saharauis españolas respaldaban a Marruecos y criticaban a Madrid por acoger a Ghali, acusado de crímenes contra la humanidad.

atalayar_crisis ceuta
AP/JAVIER FERGO - Un hombre de Marruecos es detenido por soldados del Ejército español en la frontera de Marruecos y España, en el enclave español de Ceuta

La sustitución de Arancha González Laya como ministra de Asuntos Exteriores por José Manuel Albares fue un punto de inflexión en la crisis diplomática entre Rabat y Madrid. El nuevo jefe de la diplomacia española, poco después de jurar el cargo, destacó que había que “reforzar las relaciones con Marruecos”, país al que consideró “vecino y amigo del sur”. “No se trata de tener titulares estridentes, sino de afianzar esa relación que España y Marruecos, que estoy seguro que también quiere tener con nosotros. Una verdadera relación estratégica de amistad”, declaró Albares.

atalayar_albares-sanchez

Mohammed VI también aprovechó el discurso para denunciar una campaña contra Marruecos a raíz del caso Pegasus. “Al crear infundadas justificaciones y acusar a nuestra instituciones nacionales de no respetar los derechos y libertades, quieren que seamos como ellos”, afirmó el monarca. “Organizaron una amplia campaña con el fin de desfigurar la imagen de nuestras instituciones y seguridad, en un intento de influir sobre su fuerza y su eficacia en la preservación de la seguridad y estabilidad de Marruecos”, añadió. Varios medios internacionales han acusado a Rabat de usar el programa de espionaje israelí contra algunas figuras relevantes como político o periodistas. Marruecos ha negado en reiteradas ocasiones esas afirmaciones e incluso a iniciado trámites legales contra medios de comunicación y organizaciones.