PUBLICIDAD

Iberdrola

Una ola de ataques en el Sahel deja al menos 55 muertos, entre ellos un militar ruso

El Gobierno de Mali reconoce por primera vez la muerte de un mercenario presuntamente vinculado al Grupo Wagner
Cartel Putin Mali

PHOTO/AP  -   Malienses se manifiestan contra Francia y en apoyo de Rusia en el 60º aniversario de la independencia de la República de Malí en 1960, en Bamako, Malí, el 22 de septiembre de 2020. La pancarta en francés dice: "Putin, el camino hacia el futuro"

Mali, Níger y Burkina Faso, los países de la franja del Sahel más afectados por el terrorismo yihadista, sufrieron en la última semana una oleada de atentados que dejaron al menos 55 muertos entre fuerzas de seguridad, presuntos terroristas y civiles, uno de ellos un “instructor” ruso fallecido al explosionar un artefacto en una localidad maliense.

La inestable situación de seguridad en esta región africana se ha visto empeorada en los últimos días con varios ataques en diferentes puntos de los tres países y con la novedad de que, por primera vez, Mali ha reconocido la muerte de un militar ruso en el país, presuntamente mercenario del Grupo Wagner, ligado al Kremlin, cuya presencia en el país africano ha denunciado Francia de manera reiterada.

Las Fuerzas Armadas malienses informaron de que se trataba de un “instructor” ruso que murió al estallar el pasado martes un artefacto casero al paso de un convoy formado por efectivos rusos y malienses a la entrada de la localidad de Hombori, en el este del país, un ataque al que siguió una “redada” en la que murieron al menos 18 personas del “lado enemigo”, indicó el Ejército.

Fosa común
AP/FRENCH ARMY  -   Esta imagen tomada por el Ejército francés muestra a soldados rusos enterrando cadáveres cerca de una base del ejército en el norte de Malí

Sin embargo, según denunciaron testigos a Efe, la gran mayoría de los fallecidos eran civiles que compraban y vendían productos en el mercado semanal de la localidad, donde se congregan miles de personas.

El pasado viernes, el Ejército maliense informó del hallazgo de cadáveres en una “fosa común” cerca de un cuartel en la localidad Gossi que estaba hasta el martes bajo el control de la fuerza antiterrorista francesa Barkhane, en proceso de repliegue del país debido precisamente a la supuesta presencia de Wagner en Mali.

Lo hizo después de que la publicación en varios medios de comunicación franceses de imágenes grabadas por el Ejército galo con un dron en las que aparecen presuntos mercenarios rusos enterrando cadáveres el jueves a tres kilómetros del cuartel, unos cuerpos que podrían provenir de Hombori, de donde, según los testigos, se llevaron 18 cadáveres en un camión.

Las imágenes fueron difundidas por Francia horas antes de la comunicación del Ejército maliense, con la intención de adelantarse a una presunta operación de desinformación del Gobierno golpista de Mali para culpar a los franceses de esa “fosa común”.

Operación antiterrorista Sahel
REUTERS/PAUL LORGERIE  -   Soldados malienses durante una patrulla con soldados de la nueva fuerza Takuba cerca de la frontera con Níger en el Círculo de Dansongo, Malí el 23 de agosto de 2021

Coincidiendo con el anuncio de Mali de la muerte del efectivo ruso en Hombori, el Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes, leal a Al Qaeda, hizo pública hoy la captura durante la primera semana de abril de “un soldado de las fuerzas rusas” en la región de Ségou, al este de Bamako. En esta región se produjeron ayer domingo dos de los tres atentados simultáneos con coche bomba que tuvieron lugar en varios cuarteles del país, una técnica poco utilizada por los terroristas del Sahel.

En esos ataques, ocurridos en las localidades de Bapho y Niono, en Ségou, y en la de Sevaré, ubicada en la región vecina de Mopti, murieron al menos seis soldados y policías malienses, además de otros once presuntos terroristas, según informó el Ejército de Mali.

Un día antes, el sábado, se produjo un ataque en Níger con una mina artesanal que dejó cuatro gendarmes nigerinos muertos, según explicaron a Efe fuentes locales, sin que por el momento este atentado haya sido confirmado oficialmente.

El Estado Islámico ha informado en los últimos días de varias acciones terroristas en Níger no confirmadas de forma oficial. Lo ha hecho a través de la agencia Amaq, órgano de propaganda del grupo yihadista, donde afirmó haber matado a cuatro civiles y dos militares en tres ataques perpetrados en la región de Diffa, en el extremo sureste del país.

G5 Sahel
PHOTO/REUTERS  -   Logotipo de la Academia de Defensa del G5 Sahel en Nuakchot, Mauritania

Los ataques en Níger se producen coincidiendo con la autorización por parte del parlamento el pasado viernes del despliegue en su territorio de la fuerza francesa Barkhane y la europea Takuba, que operaban en Mali contra el terrorismo.

Una fuente de seguridad explicó a Efe que está previsto que las regiones nigerinas de Tillabéri, Tahoua, Dosso y Maradi alberguen los asentamientos de Barkhane y Takuba. 

Níger, Mali y Burkina Faso comparten frontera en una zona especialmente azotada por el terrorismo. En esa región de este tercer país murieron ayer quince personas, entre ellas nueve soldados, en dos ataques de presuntos terroristas contra destacamentos militares, según anunció el Ejército burkinés.