Usman Garuba, el futuro se adelanta al presente

Es la nueva gran aparición de la cantera madridista tras la de Luka Doncic
Usman Garuba, jugador de la sección de Baloncesto del Real Madrid

 -   Usman Garuba, jugador de la sección de Baloncesto del Real Madrid

Usman Garuba es el nuevo nombre de moda en el baloncesto español y en el Real Madrid. La nueva perla de la cantera blanca ha llegado al primer equipo para quedarse tras haber debutado el año pasado y haberse consolidado ya esta temporada en las rotaciones habituales del entrenador Pablo Laso. Quien se podía vislumbrar como una apuesta de futuro ha dado un golpe sobre la mesa para convertirse actualmente en una auténtica realidad a tenor de sus últimas destacables actuaciones.

El club madridista perdió ya la temporada pasada a Luka Doncic, el otro gran talento surgido de las categorías inferiores en los últimos años, pero ahora vuelve a cubrir parcialmente ese hueco con el español de ascendencia nigeriana, que está asombrando por su desempeño entre los ‘mayores’ y por su desparpajo a la hora de jugar y producir estadísticas en todo un Real Madrid, equipo dominador en las últimas campañas en las competiciones españolas y escuadra referente también en el baloncesto europeo. 

El joven Garuba cuenta solamente con 17 años en la actualidad, pero, a pesar de su corta edad, ya ha logrado alcanzar ciertos hitos que están al alcance de muy pocos o prácticamente de casi nadie. No en vano, esta temporada ya ha logrado convertirse en el jugador más joven en conseguir en un partido un doble doble (dobles figuras en, al menos, dos apartados del juego) y 10 rebotes en la historia de la Liga Endesa ACB; marca que consiguió en el encuentro que enfrentó al Real Madrid contra el UCAM Murcia (en el cual anotó 13 puntos, cogió 10 rebotes y puso dos tapones), superando en este apartado al propio Doncic, auténtico genio precoz del baloncesto mundial que está ahora asombrando a la liga estadounidense de la NBA (la competición baloncestística más importante del mundo) con su actuación en las filas de los Dallas Mavericks. Garuba también atesora el honor de haberse convertido en el primer menor de edad en lograr 13 rebotes, cosechados en el partido de Liga ante el Obradoiro, y también en el jugador más joven de la historia en partir en el quinteto titular del Madrid, algo que consiguió con 17 años, 6 meses y 19 días.

Y es que Usman Garuba llegó a la cantera madridista a los 11 años y desde entonces ha ido ‘devorando’ etapas de formación de una manera muy rápida, al igual que también iba creciendo su fama entre los especialistas y aficionados del mundo del baloncesto. 

El joven jugador nació en Madrid en 2002, después de que sus padres, Betty y Mustapha, tuviesen que salir de Nigeria para labrarse un futuro mejor. Estos decidieron huir de Benin City, una de las ciudades nigerianas más conflictivas, enclavadas en el estado de Edo, el principal foco regional de la trama de explotación sexual de mujeres con destino a Europa; y al llegar a España se acabaron instalando definitivamente en Azuqueca de Henares, municipio de la provincia de Guadalajara muy cercano a la Comunidad de Madrid. 

Desde muy pronto se comenzó a ver el talento de Usman Garuba para el deporte de la canasta, y también a apreciar sus excepcionales condiciones físicas. Tanto es así que a los 11 años ya entró en las categorías formativas del Real Madrid y desde ahí fue escalando puestos tanto en la cantera madridista como en las categorías inferiores de la selección española, con la que fue también acumulando récords y marcas muy por encima de los niveles normales asociados a su edad. 

El joven Garuba ha ido progresando a pasos agigantados y ahora se consolida como un jugador interior que destaca por su poderío en el juego en la zona, donde acumula mucho trabajo reboteador y de producción de puntos en la ‘pintura’, gracias a su fuerza física (mide 2,01 metros y pesa 103 kilos con 17 años) y a su determinación. Tiene que mejorar algo su lanzamiento y pulir otros aspectos, pero su afán, ganas de aprender e intensidad seguro que le darán el empujón necesario. Los que le conocen más de cerca destacan además su fuerza mental y su cabeza ‘bien amueblada’, lo que sin duda es algo importante para triunfar en el mundo del deporte y consolidar una carrera que, seguramente, será muy fructífera si no ocurre nada extraño. 

La figura de Garuba se compara con la de Doncic, quien se marchó a Estados Unidos hace ya más de un año tras unas muy buenas temporadas en el Real Madrid en las que consiguió varios títulos de Liga y Copa del Rey y hasta una Euroliga, ganada en la Final Four de Belgrado de 2018 ante el Fenerbahçe turco del gran Zeljko Obradovic. Ahora llega Usman, quien ya estuvo en plantilla el año pasado (aunque jugó solo dos partidos y estuvo convocado en otros dos) en un año en el que el Real Madrid logró revalidar nuevamente su condición de campeón de Liga; consolidándose ya en la primera plantilla.

Nuevamente vuelven a llegar los ‘cantos de sirena’ desde la NBA y varios ojeadores han seguido a Garuba, quien podría poner rumbo a Estados Unidos en cuanto pueda. De momento, faltan dos años para que pueda ser seleccionable en el próximo ‘draft’ de la liga norteamericana (solamente pueden ser elegidos jugadores que hayan cumplido los 19 años) y el equipo merengue podrá seguir contando con sus servicios por lo menos dos temporadas más. 

En el caso de Doncic, el esloveno partió desde Madrid a tierras estadounidenses para competir contra los mejores en cuanto tuvo 19 años y fue seleccionable. Veremos qué sucede en el caso de Garuba. De momento, tiene dos temporadas más por delante para poder seguir demostrando sus cualidades en la pista y para tener la opción de acumular títulos con el Real Madrid en esta época que está siendo bastante fructífera en este apartado para la Casa Blanca, ya que, desde que Pablo Laso cogió los mandos del equipo, han llegado 17 trofeos a las vitrinas merengues (cinco Ligas, cinco Copas del Rey, cuatro Supercopas de España, dos Euroligas y una Copa Intercontinental). Aunque prácticamente, si no cambia mucho la cosa, se da por hecho que el joven Garuba saldrá de España para medirse a los ‘gigantes’ del baloncesto mundial en la mejor liga del mundo. Allí le esperará el gran Luka Doncic.