PUBLICIDAD

Iberdrola

Argelia agrede a Marruecos bajo el escudo del deporte

Durante la inauguración del estadio Nelson Mandela, el nieto del difunto activista sudafricano hizo un llamado a la liberación del Sáhara
copa-africa-argelia-costa-de-marfil-riyad-mahrez

AFP/ CHARLY TRIBALLEAU  -   El delantero argelino Riyad Mahrez reacciona después de que Costa de Marfil marcara su cuarto gol

La política y el deporte son persistentemente dos elementos que no deberían ir de la mano pero que, a su vez, son inseparables. Esta alianza no entiende de fronteras, de campeonatos o de clases. El cóctel que forman es siempre altamente criticado, aunque esta vez ha ido un paso más allá. Las redes sociales ardían en contra de las declaraciones de Mandla Mandela, nieto de Nelson Mandela. En su discurso el nieto del difunto activista sudafricano héroe de la sociedad sudafricana en su lucha contra el Apartheid, incitaba a la violencia contra el Reino de Marruecos. El esperpento fue presenciado por el presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) y de la Copa Africana de Naciones (CAF) quienes no se mostraron reticentes en ningún momento.

Presos por la situación, las autoridades argelinas aprovecharon la organización de una competición deportiva internacional en su suelo, sacando partido del nieto de Nelson Mandela para atacar política y públicamente a Marruecos. En la apertura del campeonato, Mandla atacó a Marruecos y su integridad territorial, con una clara insinuación del régimen argelino, diciendo: “No olvidemos la última colonia que aún existe en África, el Sáhara. Luchemos para liberar el Sáhara de la injusticia”; en el estadio que lleva el nombre de su abuelo, el líder sudafricano Nelson Mandela. Unas palabras que han provocado indignación en Rabat, donde las adhesiones a sus tesis sobre la excolonia española en el continente africano siguen siendo una de las asignaturas pendientes de su agresiva política exterior.

 Atalayar-Abdelmadjid-Tebboune-Argelia-Presidente
AFP/RYAD KRAMDI  -   El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune

Aprovechar un momento de tensión entre dos vecinos para alimentar la máquina del rencor es el comportamiento de las “almas débiles”. El problema no es la posición de nadie sobre el conflicto del Sáhara, que es una valoración personal, sino que el problema es alimentar el odio entre pueblos en un evento deportivo. Los activistas lanzaron el hashtag #Moroccan_Sahara para expresar su adhesión a la integridad territorial de Marruecos y rechazar la propaganda política vacía. Algunos pidieron a la FIFA que tome las medidas apropiadas para que Argelia explote un evento deportivo para aprobar una agenda política que incluía la incitación. La Real Federación Marroquí de Fútbol (FRFM) dijo en un comunicado que hubo “expresiones racistas dirigidas contra los hinchas marroquíes”.

La FRFM afirmó que se trataba de una flagrante violación de las leyes que rigen los eventos deportivos futbolísticos que desarrollan bajo la bandera de la CAF y aclaró que había escrito a la Federación para que asuma todas las responsabilidades de dichas violaciones. Además, añadió que las prácticas viles y las maniobras absurdas que acompañaron la apertura de la competición son falacias que nada tienen que ver con el deporte rey. Periodistas allí presentes como Radouane El Ramdani aseveraban que el discurso de Mandla Mandela se dio debido a que Argelia no consiguió que autoridades importantes acudieran a este esperpento.

Es curioso cómo en un evento deportivo donde participan futbolistas juveniles, que son menores de edad, cuyo mayor afán es el de encontrar un club que les dé la oportunidad de triunfar en aquello que más le gusta, se hable de política y más con la agresividad con la que se hizo. No es descartable que el discurso estuviera “instruido” por el jefe del Ejército, Said Chengriha y el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, según afirmaban los periodistas allí presentes como Radouane El Ramdani, mencionado anteriormente. Los medios argelinos siguieron los dictados de la autoridad y celebraron el discurso de Mandla, expresando que “inflamó el entusiasmo de las masas” que asistieron a la ceremonia de apertura.

Los ataques a la nación alauí no terminaron ahí. En las gradas del recién inaugurado estadio Nelson Mandela se pudieron detectar varios cánticos racistas contra los marroquíes. Actos como estos no solo degradan las relaciones entre ambos Estados, sino que también perjudican a la imagen del fútbol argelino y sobre todo del fútbol africano. “Dales plátanos, ¡marroquí eres un animal!” es alguno de los bochornosos cánticos que se pudo escuchar entre los aficionados, durante el partido inaugural entre Argelia y Libia, de nuevo, en presencia de Gianni Infantino, presidente de la FIFA y de Patrice Motsepe, presidente de la CAF.

CAF-asamblea-presidente-Patrice-Motsepe
AFP/AHMED HASAN  -   El presidente de la CAF, Patrice Motesepe, y el secretario general, Veron Mosengo-Omba, ofrecen una rueda de prensa durante la asamblea general extraordinaria de la Confederación Africana de Fútbol, celebrada en El Cairo el 26 de noviembre de 2021

Ante estos ataques la FRFM se ha pronunciado ante la Comisión Disciplinaria de la FIFA para que le abra un expediente a la Federación Argelina de Fútbol (AFA) por la infracción del artículo 13 del Código Disciplinario por los cánticos racistas dados el 13 de enero en el encuentro que enfrentaba a Libia y Argelia. Dicho artículo trata sobre la discriminación especificando que “toda persona que atente contra la dignidad o la integridad de un país, una persona o un colectivo empleando palabras o acciones despectivas, discriminatorias o vejatorias”. A su vez, la FRFM lamenta que internautas marroquíes mediante Twitter contestaran a los cánticos racistas argelinos e hizo un llamado a la cordura.