El streaming se abre paso en España

Unos 43 millones de españoles se conectan a Internet de forma diaria en un aumento exponencial desde hace años
"netflix" (CC BY 2.0) by stockcatalog

 -   "netflix" (CC BY 2.0) by stockcatalog

El consumo de Internet se ha disparado en España a lo largo de las últimas dos décadas, sobre todo gracias a la expansión de las redes de telecomunicaciones y a la innovación tecnológica que han experimentado los dispositivos móviles desde entonces. De esta manera, cada vez hay más usuarios navegando por la red, lo que al mismo tiempo ha impulsado nuevos modelos de negocio que están transformando por completo las pautas de consumo que imperaban tradicionalmente.

El último estudio ‘Digital en 2020’ corrobora todo este proceso, demostrando que unos 43 millones de españoles se conectan a Internet de forma diaria en un aumento exponencial desde hace años. Esto convierte al ámbito digital en el medio favorito de nuestros ciudadanos, navegando más de cinco horas de media y convirtiéndose en una ventana perfecta para impulsar el crecimiento económico de las compañías que han apostado sin reparos por aumentar su penetración en la red.

Uno de los ejemplos más impactantes que hemos experimentado en los últimos años tiene que ver con los servicios de streaming, ya que se han convertido en modelos de negocio muy rentables que han entrado con fuerza en la industria del ocio y el entretenimiento. De este modo, compañías como Netflix, Twitch o Spotify se han convertido en gigantes multinacionales, que cuentan con millones de usuarios registrados en todo el planeta.

Una herramienta que han asimilado muchos sectores

Por otro lado, debemos destacar que los pronósticos de futuro son muy favorables para este tipo de compañías, debido al éxito que están teniendo los métodos de pago a través de suscripciones y el desarrollo de tecnologías como las redes 5G. Así, Netflix ha duplicado sus beneficios durante el primer semestre de este año, a pesar de que estamos hablando de uno de los sectores con más competencia del mercado.

Por supuesto, esto puede extrapolarse también a plataformas de casinos en vivo, que ofrecen una amplia variedad de juegos muy populares entre los usuarios como la ruleta europea online. Además, podemos conectarnos a través de cualquier dispositivo móvil, para disfrutar de una sala en directo que cuenta con la presencia de un crupier real que se comunica con nosotros a través de un chat. Eso sí, este tipo de salas también se pueden extrapolar a otros juegos como el blackjack o el póker, simulando perfectamente la realidad y logrando una gran acogida por parte de los clientes.

Otro factor que debemos tener en cuenta es que estos servicios de streaming están desarrollando e innovando otros modelos de negocio que seguían siendo tradicionales, y que no sabían adaptarse a las demandas de unos usuarios cada vez más exigentes. De hecho, el surgimiento de nuevas empresas especializadas en este ámbito es una gran ventaja para el consumidor, debido a que puede acceder a una relación calidad-precio que era impensable hace tan solo unos años.

"Tablet" (CC BY-SA 2.0) by clasesdeperiodismo
"Tablet" (CC BY-SA 2.0) by clasesdeperiodismo
Su influencia genera nuevos hábitos de consumo

Finalmente, no podemos pasar por alto que esta influencia genera nuevos hábitos de consumo que no se limitan tan solo a las preferencias dentro de la industria del ocio y el entretenimiento, sino que van mucho más allá. Así, dispositivos como los smartphones, las tablets o los ordenadores portátiles también se han adaptado a estas nuevas tendencias, fomentando pantallas más grandes o diseños más cómodos.

Sin embargo, las diferencias entre estos dispositivos son notables, por lo que nuestra experiencia de ocio podría variar en función de la decisión de compra que tomemos y los resultados que queremos obtener. Eso sí, los servicios de streaming están adaptados a cualquier pantalla desde hace tiempo y cuentan con interfaces muy sencillas para cualquier usuario, demostrando que estamos ante un sector que sabe anticiparse a los cambios del mercado y tomar buenas decisiones estratégicas.

Por consiguiente, el streaming seguirá abriéndose paso en España durante la próxima década, sobre todo conforme vaya llegando a nuevos perfiles de usuario que cada vez consumen más Internet. Por ejemplo, la reducción de la brecha digital permite que generaciones más mayores tengan confianza en el ámbito digital, algo que se traduce en comprar a través de este medio y un nuevo nicho de mercado a la hora de ofrecer contenidos audiovisuales, juegos que requieren de conexión a Internet, etc.