Irán achaca a Estados Unidos estar convirtiendo el Golfo en un “polvorín listo para estallar”

La tensión en el estrecho de Ormuz se está acrecentando con el aumento de la presencia militar de Reino Unido y Estados Unidos en la región
Ormuz Irán

AFP  -   Soldados iraníes conmemorando el ‘Día Nacional del golfo Pérsico’ en el estrecho de Ormuz

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, ha achacado a Estados Unidos y a sus aliados de convertir el golfo Pérsico en un “polvorín listo para estallar”, así lo ha señalado en una entrevista este lunes en la cadena Al-Jazeera. “Si hablamos de amenazas que vienen de países de la región, las amenazas vienen de Estados Unidos y sus aliados, que están inundándola de armas”, añadía. 

El canciller iraní ha mantenido una reunión este lunes con el emir de Qatar, Tamin bin Hamad al-Thani, al que le trasladó también este mensaje, según han apuntado medios estatales iraníes. En el encuentro trataron, además, la crisis naval, con las capturas de petroleros, que se está viviendo en el estrecho de Ormuz desde que Estados Unidos se retirara el pasado año del acuerdo nuclear Pacto Integral de Acción Conjunta de 2015 (JCPOA, por sus siglas en inglés) e impusiera sanciones económicas a Teherán. El Gobierno persa informó este martes que ya ha superado entre 60 y 70 kilogramos el límite de reservas de uranio enriquecido permitidos por el JCPOA y ha repetido en varias ocasiones que seguirá desligándose de sus compromisos en la producción de materiales nucleares si no se consiguen nuevos compromisos con el acuerdo y se levantan las sanciones. “Ahora producimos con una buena capacidad y esta cantidad aumenta con rapidez”, ha informado este martes a la prensa el portavoz de la Agencia de Energía Atómica de Irán, Behruz Kamalvandí. 

Zarif se ha referido al estrecho de Ormuz como un lugar angosto y como un espacio que “se volverá menos seguro si los navíos extranjeros incrementan su presencia en él”. Reino Unido y EEUU han creado una misión naval en el estrecho de Ormuz para proteger los cargueros en su paso por el Golfo; y todavía ningún Estado de la Unión Europea ha mostrado su apoyo a la misión. Por su parte, Irán se ha mostrado capaz de detener a cualquier barco, aunque esté acompañado de navíos estadounidenses y británicos, según ha declarado el comandante de la Marina de Guerra del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés), Alireza Tangsiri, en una entrevista al canal libanés Al-Mayadeen. El comandante se mostró en contra de cualquier “presencia ilegal” en el estrecho de Ormuz y calificó de inaceptable la posición de Israel en el Golfo, lo que podría “desatar una guerra”. 

Javad Zarif, ministro Exteriores Irán
IRNA - El canciller persa, Mohammad Yavad Zarif

Reino Unido e Irán ya han vivido varios incidentes en el estratégico estrecho que han hecho que vaya aumentando la escalada de tensión y la presencia militar en la región, nunca antes vista desde la guerra de Irak. El pasado 4 de agosto la Marina iraní capturó a un nuevo petrolero extranjero en el Golfo y detuvo a sus siete tripulantes alegando que el navío estaba efectuando contrabando de combustible. Este se trata del tercer carguero apresado por la Guardia Revolucionaria de Irán después de la detención del barco británico Stena Imperio, bajo las mismas acusaciones de contrabando y el buque cisterna Riah. Además, por su parte, el Gobierno británico bloqueó al petrolero iraní Grace 1 en aguas de Gibraltar bajo la acusación de que se dirigía a llevar combustible a Siria no cumpliendo así con las normas del embargo de la Unión Europea decretado sobre Siria por el conflicto en territorio sirio. Ante esto, Tangsiri ha declarado que es injusto liberar un petrolero británico que “violó el derecho internacional” y no liberar el petrolero iraní detenido en Gibraltar. 

Por su parte, Irak, que guarda buenas relaciones con las dos partes del conflicto, ha declarado este lunes que el despliegue de fuerzas británicas y estadounidenses alimenta las tensiones en la región: “Los Estados del Golfo pueden asegurar juntos el tránsito naval”, ha señalado en su cuenta de Twitter el ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Mohammed al-Hakim. “Irak está tratando de reducir las tensiones a través de negociaciones discretas. La presencia de fuerzas estadounidenses en la región incrementará la tensión”, agregaba. Del mismo modo, Qatar, que cuenta con una de las mayores bases militares de EEUU en el Golfo, según ha afirmado el diario El Correo del Golfo, está tratando de no verse arrastrado por el creciente conflicto entre Washington y Teherán.