Los reyes de España homenajean en Auschwitz a las víctimas del Holocausto

Los Reyes visitan el campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz y asisten a la ceremonia de conmemoración del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau
Los Reyes, en Polonia para asistir a la ceremonia de conmemoración del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau.

Casa SM el Rey  -   Los Reyes, en Polonia para asistir a la ceremonia de conmemoración del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau, atravesaron a pie la puerta de Auschwitz I, en la que se encuentra la inscripción en alemán "El trabajo os hace libres".

Los reyes de España rindieron homenaje en el campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz, en Polonia, a las víctimas del Holocausto con una ofrenda floral en el denominado Muro de la Muerte, ante el que fueron fusiladas miles de personas. Felipe VI y Letizia representaron a España en la ceremonia de inauguración que se celebró en este lugar con motivo del 75 aniversario de su liberación y que contó con la participación de varias decenas de jefes de Estado y de Gobierno.

Fue antes del acto central conjunto con todos ellos cuando los reyes de España quisieron rendir un homenaje particular a las víctimas. Tras aterrizar en el aeropuerto de Katowice el avión de la Fuerza Aérea Española en el que viajaron hasta Polonia, se trasladaron al campo de Auschwitz acompañados por la ministra de Asuntos Exteriores Española, Arancha González Laya. En nombre del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, la ministra se ha sumado a la campaña ‘We Remember’ (Nos Acordamos) para honrar la memoria de las víctimas del Holocausto.

Atalayar_Reyes España_Auschwitz
Casa SM el Rey - Los Reyes realizan una ofrenda floral ante el “muro de la muerte” del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau

Al llegar al campo, atravesaron a pie la puerta de Auschwitz I, en la que se encuentra la inscripción en alemán "El trabajo os hace libres". Auschwitz I fue la primera zona construida por los nazis y que fue ampliada después a otros dos campos, Auschwitz II-Birkenau y Auschwitz III.

Don Felipe y doña Letizia, vestidos totalmente de oscuro, saludaron a representantes de la Asociación Amical de Mauthausen, organización que agrupa a los exdeportados republicanos de todos los campos de concentración nazis, así como de la Red del Memorial.

A continuación, recorrieron algunos barracones del campo, entre ellos el número 7 y en el que se encuentra la foto de uno de los españoles que fueron asesinados en Auschwitz, el agricultor valenciano Joaquín Corteillo,

Fue después cuando se dirigieron hasta el Muro de la Muerte, situado en el patio entre los bloques 10 y 11 del campo y donde hubo fusilamientos masivos antes de que los nazis pusieran en funcionamiento las cámaras de gas. A los pies del muro, los reyes depositaron una corona de rosas rojas y amarillas y con una banda con los colores de la enseña nacional española, y tuvieron un momento de recogimiento.

Atalayar_Reyes España_Aniversario

En otro de los barracones firmaron en el libro de honor del campo, en el que Felipe VI escribió en inglés que "las palabras son poderosas si están seguidas de acciones" e instó a actuar con verdad y solidaridad para preservar la memoria de lo que allí ocurrió.

"La Humanidad no puede caer en tal horror de nuevo", añadió antes de expresar la emoción que les produce representar a España en el 75 aniversario de la liberación de este campo. Tras su homenaje particular a las víctimas, los reyes participarán en los actos previstos durante la jornada junto con otros líderes internacionales en conmemoración de ese aniversario.

Annette Cabelli, superviviente del campo, sigue manteniendo viva la memoria de lo que allí ocurrió y su testimonio se puede escuchar aquí.  vPor su parte, Adama Dieng, asesor especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Genocidio, ha asegurado con motivo del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau que "el genocidio es un proceso. El Holocausto no empezó con las cámaras de gas. Comenzó con discursos de odio". 

AUSCHWITZ 1940-1945 

El campo se creó en 1940 cerca de Oswiecim, en la Polonia ocupada. Inicialmente su cometido era el de prisión para los polacos detenidos durante las redadas masivas, pero terminó convirtiéndose en el mayor centro de exterminio de judíos europeos una vez que comenzaron las deportaciones al mismo en 1942.

Atalayar_Arancha_Holocausto

Del alrededor de 1,3 millones de personas que fueron deportadas a Auschwitz, unos 1,1 millones, de los que alrededor de un millón eran judíos, se cree que perecieron allí, según los datos del Memorial y Museo Auschwitz-Birkenau.

Unos 900.000 judíos fueron asesinados en las cámaras de gas inmediatamente después de llegar al campo y sus cuerpos quemados en el crematorio. Además, alrededor de la mitad de los 400.000 prisioneros registrados en el campo perecieron en él. Separados por etnias, la cifra incluía a unos 100.000 judíos, 70.000 polacos, más de 20.000 gitanos y unos 14.000 prisioneros de guerra soviéticos.

El campo estaba compuesto por dos partes. El llamado campo Auschwitz I, donde había unos 15.000 prisioneros, y el campo de Birkenau, situado a unos tres kilómetros de Oswiecim, donde fueron asesinadas la mayoría de las víctimas. Birkenau contaba con más de 90.000 prisioneros en 1944.

Varios días antes de su liberación, los alemanes obligaron a casi 60.000 exhaustos prisioneros a marchar hacia el oeste para trasladarlos a otros campos de concentración. Se estima que entre 9.000 y 15.000 de ellos perecieron en esa marcha de la muerte. Cuando el Ejército Rojo soviético liberó el campo el 27 de enero de 1945 tan solo se encontró a unos 7.000 prisioneros.