Turquía concede la ciudadanía a miembros de Hamás

Los militantes del grupo palestino ganan libertad de movimiento para realizar ataques terroristas gracias su nuevo estatus
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, derecha, estrecha la manos del dirigente de Hamás, Ismail Haniyeh, durante una reunión en Estambul en febrero

PHOTO/AP  -   El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, derecha, estrecha la manos del dirigente de Hamás, Ismail Haniyeh, durante una reunión en Estambul en febrero

Turquía está concediendo la ciudadanía a altos cargos de una célula terrorista de Hamás afincados en Estambul, según indican pruebas documentales a las que ha tenido acceso el diario británico The Telegraph. Los documentos de identidad turcos consultados por el periódico muestran que al menos uno de los 12 miembros principales de la organización palestina, que utilizan a Turquía como base para sus operaciones, ha recibido la ciudadanía turca y un número de identidad de 11 dígitos. Además, un fuente ha informado que al menos siete de estos doce militantes han recibido pasaportes turcos y otros cinco están realizando los trámites para recibirlos. Gracias a este nuevo estatus, los terroristas ganan libertad de movimiento para realizar ataques. 

Hamás está clasificado como una organización terroristas por parte de Estados Unidos y de la Unión Europea. En Gran Bretaña también ha sido prohibida. El objetivo de Hamás es acabar con Israel y establecer un Estado Islámico. A pesar de ello, Turquía insiste en que se trata de un movimiento político legítimo que ha sido elegido democráticamente en la Franja de Gaza.

Una fuente de seguridad de alto nivel consultada por The Telegraph alerta del peligro que supone la concesión de la ciudadanía a los miembros de Hamás afincados en Estambul. “Están activamente recaudando fondos y dirigiendo a los operativos para llevar a cabo nuevos ataques”, ha aseverado en declaraciones recogidas por el diario inglés. “El Gobierno turco ha cedido a las presiones de Hamás para que obtuvieran la nacionalidad turca. Ahora cuenta con mayor libertad de movimiento y eso compromete la seguridad de aquellos países que han incluido a Hamás en su lista de grupos terroristas”, ha asegurado esta misma fuente. 

Líder de Hamás
ZUMA/MAHMOUD AJJOUR - El jefe de Hamas palestino, Ismail Haniyeh, habla durante una conferencia de prensa en la ciudad de Gaza

Zacharia Najib, uno de los agentes que supervisó un complot para asesinar al alcalde de Jerusalén, es uno de los que ha recibido la ciudadanía turca. También Jihad Ya’amor y Hisham Hijaz, dos altos funcionarios de Hamás, podrían haber recibido la ciudadanía turca y pasaportes. En algunos casos, se ha concedido la ciudadanía a las familias de los operativos. Se considera que los operativos están "en activo" y no jubilados, y están trabajando para recaudar fondos para Hamás y dirigir sus operaciones, según han informado las fuentes consultadas por The Telegraph. 

Un portavoz del Gobierno turco se ha negado a comentar este asunto a preguntas formuladas por el corresponsal de The Telegraph y ha indicado que se trata de afirmaciones infundadas contra Turquía por parte de un ejecutivo extranjero. Un alto funcionario de Hamás también ha negado las acusaciones, insistiendo en que sus miembros no operan fuera de los territorios palestinos

Los aliados occidentales de Turquía han advertido al país en numerosas ocasiones sobre las actividades de Hamás en territorio turco. Los titulares de pasaportes turcos pueden viajar sin necesidad de solicitar un visado a Japón, Corea del Sur, Singapur y Serbia. Turquía quiere ampliar la lista de países para viajar sin visado a la Unión Europea, donde se teme que Hamás esté planeando ataques contra ciudadanos israelíes

Miembros de Hamás
AFP/SAID KHATIB - Combatientes de las Brigadas Ezzedine al-Qassam, el brazo armado del movimiento palestino Hamas

Israel ha advertido repetidamente a Turquía de que Hamas está utilizando su territorio para planear ataques, pero Ankara no ha tomado medidas, lo que ha dado lugar a acusaciones de que el presidente Recep Tayyip Erdogan está haciendo la vista gorda a la actividad terrorista. Turquía ha negado que hace la vista gorda ante el terrorismo. El apoyo turco a Hamás ha tensado las relaciones diplomáticas con Israel, que recientemente advirtió que estaba "sumamente preocupado" por las operaciones del grupo en Turquía

Esta nueva información sale a luz después de una investigación llevada a cabo por el diario The Telegraph en el que se informaba que Turquía está acogiendo en su territorio a importantes representantes de Hamás y les ha permitido planificar ataques desde Estambul, incluido un plan de asesinado contra el alcalde de Jerusalén. Turquía ha negado categóricamente estas informaciones y ha insistido en que no permite a los miembros de Hamás planear ataques en su país

Ismail Haniyeh, el líder de Hamás, está de visita actualmente en Turquía, donde está previsto que celebre una serie de reuniones con altas personalidades, entre las que podría estar el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Ambos se reunieron en diciembre del año pasado en Estambul. "Seguiremos apoyando a nuestros hermanos en Palestina", aseguró Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, en ese momento.