Un nuevo ataque hutí contra el aeropuerto saudí de Abha deja nueve heridos

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: Aeropuerto de Abha en el suroeste de Arabia Saudí. REUTERS/NAEL SHYOUKNI

Nueve personas han resultado heridas por el último ataque hutí perpetrado contra el aeropuerto de Abha, situado al suroeste de Arabia Saudí, en lo que ha significado una nueva ofensiva cometida por los rebeldes hutíes contra el aeródromo saudí; la acaecida hace en torno a un mes ya dejó una víctima mortal, un ciudadano sirio que acabó falleciendo por las lesiones sufridas. 

Para este último corto ataque se utilizó nuevamente la tecnología dron de avión no tripulado y el mismo tuvo lugar a medianoche. Según el medio de comunicación Al Arabiya, los hechos tuvieron lugar exactamente a las 00.35, hora local; en ese momento, un dron colisionó contra la instalación aeroportuaria ocasionando lesiones diversas a diferentes personas que se hallaban allí. Una infraestructura por la que diariamente pasan miles de pasajeros civiles de diferentes nacionalidades. Ocho de los principales afectados por el atentado hutí son ciudadanos originarios de Arabia Saudí y el restante procede de India. Todos los heridos fueron llevados a diversos hospitales, según informó SPA, la agencia oficial de noticias de Arabia Saudí. El estado de todas las víctimas es estable hasta el momento, pero se desconoce el alcance exacto de las lesiones de todos los implicados en el ataque. 

Continúa de esta manera el ‘modus operandi’ de los hutíes para hacer mella en su principal rival Arabia Saudí y la coalición árabe liderada por este país en Yemen (Coalición para el Apoyo de la Legitimidad en Yemen) que lucha sobre territorio yemení contra la milicia hutí, la cual, durante los más de cuatro años que dura ya la guerra en este territorio de Oriente Medio limítrofe con el sur del territorio saudí, ha tratado de socavar al Gobierno establecido, con el objetivo de imponer la preponderancia de la rama chií del islam ante la expansión del control saudí y de la influencia suní en toda la región. 

Tras los rebeldes hutíes está la alargada sombra de Irán, país al que se acusa de dar sustento a estos milicianos para oponer una mayor resistencia ante la coalición árabe comandada por Arabia Saudí y para profundizar en la estrategia de llevar la desestabilización y la inseguridad a toda la región de Oriente Medio dentro del marco de las tensiones que se viven en la zona, acrecentadas por el enfrentamiento que se vive entre Estados Unidos y el régimen de los ayatolás a cuenta de las sanciones políticas y económicas impuestas por el país norteamericano presidido por Donald Trump sobre el país persa tras el abandono por parte estadounidense del pacto nuclear (JCPOA, por sus siglas en inglés) alcanzado entre diversos países e Irán para controlar el programa nuclear iraní.

Un conflicto que ha derivado en desavenencias y altercados varios, sobre todo en forma de actos de sabotaje y ataques contra buques petroleros en la zona del golfo Pérsico y del golfo de Omán, de los que se ha acusado a Irán o a agentes proiraníes; principales culpables para el mundo árabe y la comunidad internacional de la inestabilidad e inseguridad marítima que se vive en todo el área. 

Una situación extrema que provocó incluso la llamada al orden llevada a cabo por la comunidad árabe dentro del marco de las cumbres de La Meca, auspiciadas por el rey de Arabia Saudí, Salmán bin Abdulaziz al-Saud, y organizadas dentro del ámbito del Consejo de Cooperación del Golfo y la Liga Árabe; después de las cuales se emitieron una serie de resoluciones de condena a los ataques cometidos contra el comercio marítimo en la zona de Oriente Medio y también de acusación a Irán por “amenazar la seguridad mundial”.

Por su parte, el coronel Turki al-Maliki, portavoz de la Coalición para el Apoyo de la Legitimidad en Yemen, informó sobre el atentado llevado a cabo contra el aeropuerto de Abha y dijo que el mismo está siendo investigado por las autoridades competentes, apuntando también que la instalación volvió a su funcionamiento normal. Además, Al-Maliki expresó que la lucha contra los hutíes continuará, a medida que estos rebeldes siguen infringiendo las leyes internacionales mediante el ataque a objetivos civiles. La propia milicia rebelde que opera en Yemen confirmó a través de sus propios medios propagandísticos su responsabilidad en la autoría de los hechos.

La ofensiva llevada a cabo recientemente constituye la quinta lanzada contra el aeropuerto de Abha en las últimas cuatro semanas, la primera de ellas realizada el 12 de junio y la última el pasado día 23. Precisamente, en el del día 23, una persona de procedencia siria resultó muerta tras las heridas sufridas en un ataque similar realizado por los hutíes y, en el del día 12, hasta 26 personas resultaron heridas por un ataque con misil llevado a cabo por estos rebeldes. Por otro lado, hasta 56 personas heridas se han contabilizado ya debido a estos atentados. 

Más de esta serie:

Cuatro ataques hutíes contra Arabia Saudí en cuatro días (18 de junio de 2019)

Un nuevo ataque hutí con misil deja 26 heridos en Arabia Saudí (12 de junio de 2019)

Arabia Saudí intercepta dos nuevos drones hutíes (11 de junio de 2019)

Siguen los ataques hutíes – EEUU espera llegar a un acuerdo con Irán para rebajar las tensiones en Oriente Medio (27 de mayo de 2019)

Los rebeldes hutíes atacan con drones un almacén de armas de Arabia Saudí (21 de mayo de 2019)

Arabia Saudí intercepta un misil hutí que se dirigía a La Meca (20 de mayo de 2019)

Los hutíes dejan Al Hudeida pero atacan instalaciones petrolíferas saudíes (14 de mayo de 2019)